6 características importantes que debes considerar antes de comprar una calculadora

Última actualización: 18.09.20

 

Las calculadoras son dispositivos mediante los que puedes realizar cálculos matemáticos de manera rápida y sencilla. Actualmente, los modelos avanzados podrían clasificarse en tres tipos: científicas, financieras y gráficas. En este espacio nos dedicaremos a profundizar y conocer un poco mejor estos tres tipos de calculadoras, así como también indicarte qué debes revisar antes de escoger cuál comprar, para complementar tus herramientas de estudio o trabajo.

 

Calculadora científica 

Una calculadora científica trabaja con una serie de componentes que le permiten resolver ecuaciones de diferentes tipos, entre las que se encuentran las de tipo trigonométrico y estadísticos como principales. Son muy utilizadas en las escuelas y universidades, así como también en un amplio rango de áreas de trabajo.

Las calculadoras científicas actuales pueden presentar diferentes características, así como también sus propias ventajas y desventajas. Para poder saber qué calculadora científica comprar (En este enlace puedes encontrar algunas opciones de compra), debes tener en cuenta diversos aspectos que te garantizarán una inversión mucho más satisfactoria y práctica.

Estos modelos son los más comunes después del estándar, debido a que su capacidad es suficiente para satisfacer los requerimientos de estudiantes de educación secundaria y universitaria, dependiendo de la carrera que se esté cursando, dado que materias específicas de ciencia y tecnología, pueden requerir de calculadoras de mayor capacidad.

 

Calculadora financiera

La calculadora financiera está diseñada para trabajar con cálculos matemáticos, estadísticos y económicos, siendo muy utilizadas por contadores, banqueros, economistas, empresarios, corredores de bolsa y más, por lo que su aplicación y utilidad es bastante amplia.

Las alternativas modernas tienen pantallas que pueden mostrar un determinado número de líneas, ya sea para manejar el menú y sus funciones, así como también navegar por las hojas de cálculo si el programa permite la creación de estas.

Puedes hallar modelos con tamaños compactos y cómodos de manejar o que también incluyen accesorios, tales como tapas protectoras o baterías recargables. También cabe mencionar que sus pesos suelen ser ligeros y puedes comprar modelos que trabajen con energía solar, para que no debas preocuparte por reemplazar o recargar baterías.

 

 

Calculadora gráfica

El modelo avanzado de calculadora gráfica moderna puede, tal como indica su nombre, representar gráficas en su pantalla, una función muy útil en la arquitectura y la ingeniería. Además de esto, el sistema y chip con el que trabajan este tipo de calculadoras, también les permite realizar cálculos de sistemas de ecuaciones completos, trabajar con variables, operaciones aritméticas básicas y mucho más.

Los primeros modelos fueron lanzados al mercado en la década de los años 80, por la reconocida marca japonesa Casio, a la que también se le atribuye el desarrollo e innovación de la calculadora como herramienta para estudiantes y profesionales, junto a otros grandes de industria como Hewlett-Packard o Texas Instruments.

Trabajan con microprocesadores, se pueden programar y tienen integrados teclados alfanuméricos, para facilitar la introducción de datos. Algunos modelos cuentan con chips de alta capacidad que le permiten resolver ecuaciones algebraicas y matemática financiera como complemento, añadiendo más practicidad y atractivo a estos dispositivos.

Calculadoras electrónicas: tipos - Laextension.es

 

Características que debes considerar antes de adquirir una calculadora

Ya sea que vayas a comprar un modelo científico, financiero o gráfico, existen algunas características básicas que puedes analizar antes de escoger el equipo en el que vas a invertir tu dinero. Dependiendo del tipo de calculadora y su capacidad, el precio puede ser considerable, razón por la que debes procurar realizar una compra inteligente y para ello, conocer a fondo todo lo que puede ofrecerte la calculadora de tu interés es justo y necesario.

 

Diseño

Uno de los primeros aspectos por considerar es el diseño de la calculadora. Ten en cuenta su tamaño y peso, para que puedas llevarla contigo cómodamente sin importar que sea para finalidades académicas o laborales. Algunas pueden tener carcasas texturizadas, las cuales son consideradas como ergonómicas, porque se sienten agradables al tacto y, además, son atractivas a la vista.

 

Accesorios

Otro detalle que suelen presentar las calculadoras avanzadas de este tipo es una tapa, la cual puede ser deslizante o plegable; sea como sea, es un accesorio muy útil para proteger el equipo y mantenerlo como nuevo por mucho más tiempo. Te aconsejamos considerar especialmente las calculadoras que presenten esta característica.

 

Materiales

No te olvides de revisar también los materiales de fabricación y acabados de la calculadora. Debido a que éste es un dispositivo que puede ser requerido para uso intenso, te aconsejamos invertir en un modelo que posea una carcasa protectora capaz de soportar el uso diario, caídas y golpes para alargar la vida útil de la calculadora. Puedes hallar opciones de plástico de diferente dureza, botones que pueden también ser de plástico, metal, acrílico o goma, etc.

 

Batería

Muchos usuarios aconsejan prestar especial atención a la batería y su capacidad. Como fue mencionado, algunas calculadoras avanzadas requieren de energía externa para funcionar debido al consumo de sus componentes, pero esto no siempre resulta práctico, dado que necesitarás tener un tomacorriente cerca cada vez que necesites usar el equipo. Para subsanar esto, tienes a disposición modelos con baterías desechables o recargables y en este último caso, es imprescindible que tengas en consideración la autonomía para que no debas cargar la batería a cada momento.

 

 

Funciones

Las funciones también son de vital importancia, sobre todo si se está invirtiendo en una calculadora para una finalidad en específico. Por ejemplo, un modelo estándar no será capaz de ofrecerte cálculos trigonométricos complejos, mientras que una científica sí. Por ello, para poder escoger un buen modelo, debes tener en cuenta para qué la vas a necesitas y si será capaz de trabajar con el tipo de ecuaciones que estudias o utilizas en tus labores diarias.

 

Precio

No obstante, debes tener en cuenta que los precios suelen ser más elevados en comparación con los modelos estándar debido a la capacidad de este tipo de calculadoras. Pero, si quieres disfrutar de las mejores herramientas para apoyarte al momento de hacer tu trabajo o estudiar, no te preocupes, si buscas con cuidado, puedes encontrar buenas ofertas o calculadoras con relación calidad – precio lo suficientemente atractivas, como para satisfacer tus necesidades sin gastar demasiado.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments