8 trucos para personalizar tu escritorio

Última actualización: 23.07.19

 

Si tu escritorio es demasiado soso, aburrido o simplemente te está pidiendo un cambio, son muchas las cosas que podemos hacer para cambiar su imagen y hacerlo más divertido. No obstante, estas ideas también tienen que ser capaces de mantener un adecuado equilibrio con el entorno, al tiempo que debieran ser ideas útiles o prácticas, para hacer más fácil el proceso de uso y trabajo durante tu jornada. Con los trucos que te damos a continuación, vas a disponer de ideas con las que cumplir con ambas premisas de forma sencilla y sin gastar demasiado.

 

#1 Usa un tablón de corcho

El tablón de corcho es una herramienta polivalente que tiene una doble utilidad. Por un lado, este tablón te permite tener a mano aquellos documentos importantes que no quieras perder de vista o que te convenga tener cerca. Pero también es una idea interesante para cuando quieras personalizar tu entorno, pues aquí podrás colgar fotos, dibujos de tus pequeños o cualquier otro objeto que ayude a hacer más divertido y animado tu entorno de trabajo. Además, dispones de diferentes medidas y diseños en lo que al corcho se refiere, así que no te costará trabajo dar con el producto más adecuado a tus preferencias.

 

#2 Un lapicero diferente

Otra opción interesante es crear un lapicero diferente y personalizado conforme a lo que más te guste. Una labor para la que solo necesitas una caja o una botella de agua. En ambos casos, no tienes más que cortar la botella o la caja a la altura deseada, procurando no dejar filos vivos que puedan ser un peligro. Una vez cortado, puedes usar lo que desees para revestir el exterior. Deja volar tu imaginación a la hora de elegir, puesto que puedes escoger entre tela, cuerda, fieltro, papel o cualquier otro material. Incluso puedes añadirle botones, tiras de otros materiales y otros elementos, conforme a tu preferencia.

 

 

#3 La pizarra borrable sigue de moda

Las pizarras borrables son otra solución interesante, que combina la decoración con la comodidad que tienes a la hora de apuntar tus citas y todo aquello que necesites. Estas pizarras ofrecen un espacio amplio, según el modelo que elijas, donde poder escribir cómodamente todo lo que necesites e ir borrando aquello que ya no te haga falta con solo pasar la mano. Un producto polivalente que incluso puede servirte puntualmente para colocar tus notas, en caso de que tengas una pizarra de fondo metálico y que permita la colocación de imagen para fijar las mismas.

Por cierto, en este mismo contexto encontramos también las pizarras convencionales, que no usan rotuladores sino tizas de siempre para las notas. El único inconveniente que tienen estos productos es el polvo que levantan durante el uso, frente a la mayor higiene ambiental de los modelos convencionales.

 

#4 Las alfombrillas de gran tamaño visten y ayudan

Con la llegada del mundo gaming se han puesto de moda las alfombrillas de gran tamaño. Como producto derivado de estas alfombrillas, hoy día podemos encontrar productos con unas medidas considerables, en la que no solo tenemos espacio para el ratón sino también para el teclado e incluso para trabajar cómodamente. Lo mejor es que estas alfombrillas tienen decoraciones y estampados muy diversos, en los que podemos contar con un mapamundi o diferentes ilustraciones, por lo que no es difícil darle un toque distinto a tu lugar de trabajo al tiempo que ganas en comodidad.

 

#5 Verde que quiero verde

Las plantas en la oficina siempre son una fuente de alegría. Así que añadir un par de pequeñas macetas a nuestro entorno de trabajo es otra de las ideas que queremos ofrecerte. La buena noticia es que en cualquier floristería o tienda de barrio resulta fácil encontrar pequeñas plantas, cactus y flores pensados para su instalación en su oficina. Y si además eliges plantas que encajen bien en tu entorno de trabajo, el resultado final para alegar esta zona será mucho mejor. Por si fuera poco, algunas de estas plantas pueden purificar el aire de tu entorno. Es lo que conseguimos con plantas como el Ficus Robusta, la Dracaena o el Helecho de Boston, por citar algunos ejemplos.

 

 

#6 Añade nuevas alturas

Dejando de lado las paredes que tengas a tu alrededor, si la superficie de tu escritorio es amplia y tienes sitio de sobra no es mala idea pensar en añadir nuevas alturas al escritorio. Una idea que incluso puede servirte en caso de que el espacio no sea excesivo y necesites algo más de almacenamiento. Para incrementar estas alturas puedes recurrir a soluciones convencionales, como los elevadores de monitor, los cajones y estanterías de sobremesa. Y si te animas, siempre puedes crear tus propios estantes o elementos, dependiendo de tus preferencias.

 

#7 Dejar volar tu imaginación

Aunque lo hemos comentado antes en algún consejo, la imaginación es uno de los grandes aliados a la hora de disfrutar del mejor escritorio personalizado y diferente. Así que no tengas miedo a la hora de dejar volar tu imaginación y de disfrutar dándole a tu entorno de trabajo el toque que más te guste. No tengas miedo de incluir colores que rompan la tendencia de un escritorio demasiado serio o de añadir objetos poco vistos sobre su superficie. A fin de cuentas, este va a ser tu escritorio y, como tal, lo suyo es que represente lo mejor posible lo que quieres tener cerca de ti, sin que nada te corte a la hora de montarlo.

 

Y como último consejo….

Hemos visto ya muchas ideas para darle un toque diferente a cualquier escritorio. Sin embargo, queremos concluir estos consejos con una idea que debe ser clave y no deberías olvidar en ningún momento: la funcionalidad. Un escritorio es, al final, un espacio de trabajo. Por tanto, es imprescindible que la decoración que añadamos mantenga una adecuada comodidad a la zona de trabajo, prescindiendo de elementos que puedan ser peligrosos, que ocupen más espacio del necesario o que supongan un problema a la hora de desarrollar tus tareas diarias.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...