Aprende a limpiar tu portátil como un profesional

Última actualización: 02.07.20

 

Uno de los principales enemigos que tienen todos los productos informáticos que manejamos a diario es la suciedad. El polvo y los demás restos acumulados pueden causar fallos en el teclado, como ocurrió con el desastroso teclado mariposa de Apple, o bien sobrecalentar los componentes internos al dificultar el proceso de refrigeración de nuestro equipo. Un problema que si es grave en el PC aún lo es más en un ordenador portátil.

La razón es sencilla: el portátil tiene un espacio cerrado y pequeño en lo que a componentes se refiere, de modo que los problemas de falta de ventilación se intensifican a poco que el polvo empiece a hacer de las suyas. Por eso queremos enseñarte a limpiar tu portátil como un profesional, para que alargues la vida útil de tu equipo y no tengas que preocuparte a la hora de trabajar o jugar.

 

Qué vamos a necesitar

Para dejar nuestro portátil como recién sacado de la caja es necesario dispones de algunos productos que, seguramente, tengas ya por casa. En concreto, vamos a necesitar paños de microfibra, para la limpieza exterior, bastoncillos de algodón, para las zonas más complicadas, algún producto limpiador específico o bien alcohol isopropílico. Finalmente necesitaremos una fuente de aire, con la que expulsar o aspirar el polvo, en función de lo que prefiramos.

En este apartado son muchos los usuarios que recomiendan un spray de aire comprimido, por ser la opción más eficiente y segura, aunque tampoco es algo imprescindible. Podemos reemplazarlo por un secador para el polvo, pero siempre usándolo en frío, ya que si lo usamos en caliente podemos deteriorar los componentes del equipo. Como alternativa, también podemos usar un aspirador de mano para eliminar el polvo, aunque nuevamente extremando las precauciones.

 

 

 

 

El primer paso: retirar la batería

Para empezar con el proceso de limpieza es necesario retirar la batería. Este elemento tiene un gran tamaño. que nos dificulta la limpieza, además de tapar una zona que, por sus características, tiene una considerable tendencia a acumular polvo y suciedad. Una vez retirada del portátil no tenemos más que soplar o aspirar la zona donde la misma se coloca, para retirar el polvo y la suciedad acumulada en la misma. Aprovecha también para pasarle un trapo seco a la batería y retirar esos restos de suciedad acumulada. Eso sí, siempre sin mojar ni la batería ni los conectores.

 

Limpieza interior

El siguiente paso del proceso es ejecutar la limpieza del interior. Un punto en el que tenemos dos opciones, dependiendo de lo manitas que seamos.

Si tenemos los conocimientos necesarios para ello, lo más recomendable es retirar la tapa protectora del portátil y limpiar el interior, componente por componente y de forma efectiva. Esta limpieza lleva su tiempo, pero lo cierto es que ofrece mejores resultados que si lo hacemos desde fuera, como veremos más tarde.

Si es importante eliminar cualquier resto de polvo, soplando o aspirando el mismo, usando además los bastoncillos para eliminar los posibles restos de suciedad incrustados en los ventiladores del procesador y la tarjeta gráfica. Todo ello sin apretar ni forzar los componentes, para evitar dañarlos. Una vez que hemos terminado de eliminar toda esta suciedad no tenemos más que cerrar la tapa y seguir con la limpieza exterior.

Si no tenemos esta habilidad o preferimos no abrir el equipo, por ejemplo por estar en garantía, es posible realizar la limpieza del interior sin entrar al mismo. En este caso tendremos que usar el spray de aire comprimido o el secador (siempre en frío) sobre las ranuras de ventilación que tiene el portátil.

Esto provocará que el polvo se mueva y que salga por alguna de las otras ranuras del equipo. Como alternativa, también podemos empezar aspirando esas ranuras con el aspirador de mano, para eliminar el polvo que esté suelto, y proceder después a usar el soplador para mover el resto, repitiendo el proceso de aspirado.

 

 

Limpieza del teclado

El teclado es uno de los elementos que mayor cantidad de suciedad acumulan, debido tanto de su diseño como al propio uso del mismo. Por eso seguimos ahora con su limpieza. Para empezar, convendrá usar el spray de aire comprimido o el aspirador de mano para eliminar el polvo y los restos de suciedad que pueda haber en su superficie, siendo fundamental introducir bien el aire entre las ranuras para llegar al fondo de cada tecla.

Una vez eliminada esta suciedad no tenemos más que pasar el paño de microfibra ligeramente impregnado en alcohol para proceder a la limpieza. Si existen restos o suciedad entre las teclas usaremos el bastoncillo para eliminar la misma. Puedes impregnarlo también con un poco de este alcohol para proceder a su limpieza, aunque siempre sin que el líquido chorree o pueda colarse en el interior del equipo.

 

La pantalla y el resto del equipo

Para la limpieza de la pantalla utilizaremos el paño de microfibra, preferentemente uno dedicado solo a esta limpieza. Empaparemos ligeramente el paño con el alcohol o bien con la solución de limpieza correspondiente, pasando la misma con suavidad por la pantalla. Es clave que no apretemos el paño durante la limpieza, pues esto puede acabar dañando la pantalla y causando la aparición de pixeles muertos y otros problemas. Si después de la limpieza la pantalla queda demasiado húmeda se puede secar con papel, preferentemente que no deje polvo o partículas en la misma.

Para la limpieza de los puertos del equipo recurriremos nuevamente a los bastoncillos. Estos sirven, ligeramente humedecidos, para la limpieza de los puertos USB, HDMI o Ethernet que tenga el portátil. Para ello, pasaremos suavemente los bastoncillos tanto por dentro como por fuera de los puertos, siempre sin forzar los mismos para evitar dañarlos.

Remataremos la limpieza con la parte inferior del equipo así como la tapa superior y el resto de elementos que nos queden pendientes de limpiar. Estos se limpian igual que la pantalla, con un trapo de microfibra y un poco de alcohol o solución limpiadora. Procura no frotar demasiado ni apretar los componentes, especialmente en la parte de la tapa, para evitar el deterioro del portátil.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments