Aprovecha los cajones de madera y crea una práctica estantería para tu hogar

Última actualización: 02.04.20

 

Las estanterías son estructuras de gran ayuda al momento de organizar nuestro hogar. Además, son elementos que podemos aprovechar estéticamente, puesto que le aportan un toque rural, elegante o divertido a las distintas estancias, dependiendo del diseño seleccionado.

Los modelos de estos productos pueden variar en muchos aspectos, siendo el caso del formato y los materiales de fabricación. Lo importante es conseguir una estantería que se adapte correctamente al espacio que hemos destinado para su instalación, así como también a nuestras necesidades de uso. En este sentido, podríamos utilizarla para soportar cualquier tipo de objetos de mediano peso, logrando así tenerlos siempre a la mano.

Como es de suponer, el mercado tiene muchas alternativas de compra en lo que respecta a este tipo de productos, por lo que sólo deberás revisar algunos catálogos, identificar los indicadores de calidad y concretar la compra. Sin embargo, hay quienes disfrutan de realizar este tipo de estructuras por sí mismos. Recordemos que son estructuras sencillas, que no poseen ningún tipo de tecnología de avanzada que pueda limitarnos al momento de llevar a cabo nuestra propia creación.

 

¿Cómo diseñar una estantería con cajones de madera?

Si quieres incorporar una estantería a tu oficina, cocina, sala de estar o habitación, no tendrás que invertir exorbitantes sumas de dinero. Realizar este tipo de repisas no necesariamente es un proceso difícil. De hecho, es una tarea divertida que puedes llevar a cabo solo o acompañado y para la que no requerirás de mucho tiempo. Si observas a tu alrededor, seguramente encontrarás muchos materiales y objetos de reciclaje en el ático o la cochera. Así que pon en marcha tu imaginación y te sorprenderás de lo que podrás lograr.

A continuación, te enseñaremos paso a paso cómo diseñar la mejor estantería con algunos cajones de madera:

 

 

Paso uno

Lo primero que debes hacer es verificar el espacio en el que deseas colocar la estantería, siendo necesario que apuntes las medidas exactas referentes al ancho y alto. Una vez tengas esta información, podrás iniciar la búsqueda de los cajones de madera. Recuerda que no necesariamente todos los cajones tienen que tener el mismo tamaño.

Por el contrario, si consigues que todos tengan formatos diferentes será mucho mejor para lograr un efecto asimétrico en la estructura. Busca al menos cinco cajones de acuerdo a lo espacioso que deseas que sea el estante, sabiendo que estos pueden estar elaborados en madera lisa o en tablones rústicos. Claro está, todo dependerá del estilo que desees proyectar.

 

Paso dos

Para llevar a cabo este trabajo, necesitarás gestionar el buen estado de las estructuras de madera, darle un toque colorido, unir las partes e incluso montar la estantería sobre la superficie seleccionada. Por ello, es prudente que tengas a la mano algunas herramientas básicas de fácil manipulación.

Generalmente, puedes requerir unas láminas de lija con diferentes grosores para tratar la superficie, un barniz especial según el tipo de material, así como también tacos plásticos, tornillos, un juego de destornilladores y brocas de distintos calibres con su respectivo taladro, para el montaje en la pared. De igual manera, necesitarás pegamento blanco, clavos de acero inoxidable, un martillo, un par de brochas y recipientes para mezclar.

 

Paso tres

Para iniciar la remodelación de los cajones de madera, tendrás que lijar cuidadosamente tanto el interior como el exterior de la estructura. De esta manera, podrás deshacerte de la capa de esmalte envejecido, así como también lograrás desgastar cualquier tipo de imperfección existente en la superficie. Sin importar el caso, te convendría utilizar una lija gruesa y pasarla uniformemente hasta lograr el resultado esperado.

Después restaría repetir el procedimiento, pero en esta oportunidad con una lija delgada. ¿Cuál es la diferencia? Esta lámina permite suavizar la madera, eliminado cualquier tipo de irregularidad dejada tras el desgaste efectuado por la de mayor grosor. Así, obtendrás un acabado de calidad y con un tacto bastante suave, que agradecerás al momento de pintar cada cajón.

 

 

Paso cuatro

Al momento de seleccionar el color del esmalte a aplicar en los cajones, es necesario que evalúes el estilo existente en las distintas estancias. Por ejemplo, los tonos alegres o una combinación multicolor son buenas alternativas si la estructura es para la habitación de los niños. Por el contrario, emplear madera natural es bastante atinado para la sala de estar, cocina y pasillos. Asimismo, puedes optar por una paleta de colores como el beige, crema o blanco, que aportarán un toque delicado y minimalista. En todo caso, se trata de una decisión completamente personal.

Lo importante es que seas cuidadoso al barnizar las estructuras, pasando la brocha o spray de manera uniforme para lograr un total cubrimiento. Si es necesario, aplica dos capas de pintura y recuerda dejar reposar el producto sobre la madera el tiempo indicado por el fabricante en el envase.

 

Paso cinco

La unión de los cajones es el paso a seguir, por lo que necesitarás probar varias combinaciones, dependiendo del tamaño de cada uno de ellos. Por ejemplo, si una de las estructuras es rectangular y cubre parte del ancho total del área donde instalarás la estantería, podrías emplearla como la base. Así, se facilitaría la colocación de al menos dos de las cajas, complementando el diseño con un último cajón hacia uno de los laterales. Esta es sólo una de las tantas ideas que puedes aplicar.

De esta manera, sólo faltaría asegurar las partes entre sí, por lo que tendrás que hacer uso del pegamento e incluso de algunos clavos para generar mayor estabilidad y resistencia en las uniones. Una vez más, espera el tiempo que sea necesario hasta que el engrudo seque correctamente.

 

Paso seis

Finalizado el diseño de la estantería, tendrás que instalarla. Este es un proceso sencillo, para el que necesitarás marcar con ayuda de un lápiz el área exacta del montaje. De este modo, podrás perforar algunos orificios tanto en la pared como en la estantería, lo que te permitirá atravesarlos con los tornillos para fijar la estantería de forma segura.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de