Auriculares y puertos USB C, diálogo de sordos

Última actualización: 05.07.20

 

Aunque parezca mentira, en pleno año 2020 nos encontramos con que uno de los últimos estándares en llegar a nuestros dispositivos, y especialmente a nuestros smartphones, tiene un grave problema de entendimiento. Y es que son muchos los usuarios que comentan problemas a la hora de conectar ciertos auriculares basados en este nuevo conector de tipo C con diferentes marcas de móviles.

Entre estos problemas, tenemos desde un sonido no tan bueno como debería ser, en el mejor de los casos, a directamente la incapacidad de poder escucharlo porque los auriculares y el terminal sean incapaces de entenderse. Una falta de entendimiento que puede causarnos más de un problema, aunque, por suerte, el mismo tiende a resolverse. Mientras tanto, conozcamos más en detalle cómo hemos llegado a este punto.

 

Cómo funciona un puerto USB C

En un mundo casi dominado por el puerto micro USB, con su conocido conector central que siempre acaba rompiendo las conexiones y su posición única de conexión que nos obliga a ir dándoles vueltas a los cables, el conector USB C venía a resolver parte de los problemas que este cable tenía anteriormente.

En concreto, los primeros cables USB se desarrollaron en el año 2014 y posteriormente empezarían a aplicarse progresivamente en todo tipo de dispositivos. Entre los fabricantes que apostaron claramente por este conector tenemos a Apple, cuyos dispositivos prácticamente cuentan todos con este tipo de puerto. Algo razonable si tenemos en cuenta que esta marca forma parte de la organización que gestiona los estándares USB, denominados USB-IF. De hecho, en los modelos de mayor potencia de este fabricante, encontramos los conocidos puertos Thunderbolt, con los que obtener mayores velocidades de transferencia de datos.

 

 

 

Así pues, si nos ceñimos al diseño específico del cable, este resolvía problemas de los conectores anteriores, tales como el posicionamiento. Ya no es necesario darle la vuelta al cable, pues el USB C entra en cualquier posición. Además, al contar con 24 pines, es posible obtener un rendimiento mejorado tanto en el suministro de energía como en lo que tiene que ver con la transferencia de datos. Algo que le ha valido a este estándar formar parte de productos de fabricantes como LG, Huawei o Samsung, especialmente en sus gamas más altas de productos.

 

Empiezan los problemas

Sin embargo, cuando se trata de reproducir sonido, empiezan los problemas. No obstante, es importante destacar que este problema tiene que ver sobre todo con los cruces de productos de diferentes fabricantes. Esto es, en caso de que utilicemos los auriculares que vienen con nuestro Huawei en un producto de Samsung, por ejemplo. Y es que parece que cada fabricante planteó una solución diferente para un problema común, como era el de transferir este audio.

Una de las soluciones existentes era emitir esta señal en digital, lo que implicaba disponer de un chip de audio USB 2.0 bien en el cable o bien en los auriculares. Una solución que ofrecería mejor sonido a la hora de conectar estos dispositivos y al tiempo evitaría tener que disponer de un códec de audio concreto en el dispositivo.

Sin embargo, había una segunda opción que se basaba en el diseño del conector, resolviendo el problema de forma analógica. Así que en este caso lo que se usaban eran dos pines semi-reservados del conector, diseñados solo para enviar señal, junto a los pines USB con los que transferir una señal de audio analógica al dispositivo. Una especie de puerto Jack de 3.5 mm de toda la vida integrado en el cable y que resulta una solución más bien particular. No solo por el procedimiento, sino que para esta solución deberíamos contar con terminales que incluyan un convertidor DAC integrado, que transforme la señal digital en analógica en digital.

 

Modo de accesorio

Así las cosas, si nos encontramos con unos auriculares que funcionan empleando un tipo de procedimiento y los conectamos a otro dispositivo que requiera de un modo diferente, ya tenemos el conflicto montado. Algo especialmente importante en un contexto en el que muchos de los fabricantes que incluyen este tipo de puertos C han aprovechado para eliminar los puertos Jack convencionales, así que la conexión de los auriculares debe pasar forzosamente por este puerto.

 

 

 

En este punto, podemos pensar en utilizar un conector USB C a Jack convencional y resolver, en parte, el problema que estamos comentando. Pero nos sigue un nuevo inconveniente. Y es que para que este elemento funcione correctamente, es necesario que el teléfono sea capaz de reconocer lo que estamos conectando y actuar en consecuencia, mediante el llamado modo de Adaptador de Audio o Audio Accessory Mode en su versión original. Y es que, en caso de no hacerlo, los auriculares simplemente reciben la señal sin más. Pero de nuevo, más problemas… porque no todos los móviles son capaces de soportar este modo.

 

Por suerte, hay soluciones

A estas alturas, es posible que, además de preguntarte como un estándar puede ser tan poco “estándar”, quieras algunas soluciones a este problema. Afortunadamente las hay, aunque alguna seguramente nos cueste dinero.

La primera solución pasa por recurrir a los accesorios de la marca. Es decir, si mi móvil es de Huawei, tendré que usar auriculares de Huawei. Y lo mismo pasa con Samsung o Apple. Esto tiene el inconveniente de tener que pasar por caja y pagar un accesorio más caro de lo que puede ser un producto convencional o sin marca. Y es que para rematar, ahora los diferentes fabricantes permiten usar algunos elementos del cable, en lo que a sonido se refiere, para mejorar su calidad. Pero si no hay entendimiento entre auriculares y conector, volvemos a la casilla de salida.

La otra alternativa pasa por recurrir a los auriculares Bluetooth. Dado que el estándar Bluetooth no requiere de cables y conexiones y que, afortunadamente, es algo que se mantiene igual para cada dispositivo, no tendremos que preocuparnos por perder calidad o encontrarnos con un producto incompatible. Y de regalo, evitaremos los cables a la hora de conectar móvil y auriculares, lo que en este caso es una fuente menos de dolores de cabeza. Y puedes revisar este listado de auriculares donde hay modelos con diversos tipos de conexión, para que elijas un producto compatible con tus dispositivos.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments