Conoce qué es el Trashing y cómo podría afectar tu vida

Última actualización: 05.07.20

 

El trashing es una actividad ilegal que forma parte de los delitos informáticos. Aunque es un hecho desconocido por muchos, se trata de un acto criminal relacionado con el hurto, robo y falsificación de documentos, a través del acceso a información privada contentiva en la papelera del ordenador o equipo informático.

 

Hoy en día internet se ha convertido en una herramienta prácticamente indispensable para el ser humano. Tanto la comunicación, como los negocios e incluso la vida social, depende muchas veces del internet; el ordenador, la tableta o el Smartphone son elementos fundamentales para estar conectados. Dado el extendido uso y enorme éxito del ciberespacio en todos los ámbitos de la vida, así como la creciente cantidad de usuarios que cada día navegan en la red, un gran número de criminales se han sentido atraídos y quieren sacar el mejor provecho de esta plataforma; por lo que han logrado expandir sus actos delictivos a esta dimensión.

 

Conoce qué es y cuáles son los delitos informáticos más comunes

El delito informático, también llamado ciberdelito o delito cibernético, es toda acción delictiva realizada en internet o en el espacio digital. Con las nuevas tecnologías y servicios que ofrece internet, los delitos informáticos han avanzado vertiginosamente y hoy en día se conocen los siguientes:

1. El carding, un delito que atenta contra la seguridad de las tarjetas de crédito. El ciberdelincuente una vez que ha obtenido las credenciales, robando base de datos, realiza operaciones fraudulentas. Así mismo, estas credenciales también pueden ser facilitadas por la propia víctima, la cual actúa en la red bajo engaño.

2. El phishing es otra actividad delictiva, en la que los criminales suplantan la identidad de una empresa u organismo para engañar a sus víctimas. Por medio de correos electrónicos, los delincuentes presentan una página web con apariencia legal y la persona confiada suministra todos los datos que allí le solicitan; para luego proceder a realizar la estafa o el fraude.

3. El pharming por su parte, no es otra cosa que la suplantación de una página legal en el nombre del dominio (DNS), con el fin de redirigir a la víctima a la página falsa; una vez allí, proceden a tomar todos los datos que la persona proporciona bajo engaño.

4. El spamming es la remisión masiva de mensajes provenientes de usuarios desconocidos, con ofertas de cualquier tipo, cupones, avisos falsos y publicidad engañosa y atractiva, para enganchar a las personas incautas.

5. Así mismo, existe el Vishing y el SMishing, los cuales son variantes del phishing. En el caso del Vishing la trampa se produce cuando se induce a la víctima a llamar a un número de atención al cliente, el cual resulta falso. Por otro lado, en el SMishing el engaño se realiza a través de mensajes de texto.

6. Por último tenemos el Trashing, una modalidad de delito cibernético que está causando graves daños a las personas y que tiene que ver generalmente con los archivos que la víctima desecha en la papelera del ordenador. Esta nueva variante de robo o hurto tiene como objetivo obtener sin autorización, información privada buscando archivos recuperados, directorios, documentos, e incluso las contraseñas que se han “eliminado”. En base a la información importante que ha logrado robar, el ciberdelincuente podrá cometer sus fraudes.

 

 

¿En qué consiste el Trashing?

El trashing es un delito relativamente nuevo en el ámbito informático, pero no por ello es menos importante y preocupante. Básicamente se trata de la obtención (robo) de documentos para luego recopilarlos y utilizarlos en actos delictivos como fraude o acciones de espionaje. Los datos que roba el ciberdelincuente los encuentra en los archivos que hemos eliminado o descartado y los cuales se encuentran almacenados en la papelera del equipo. Aunque estas acciones delictivas se desarrollan usualmente en contra de una empresa o de organismos, las personas físicas no están exentas de estos ataques.

 

Lo que dice la AEPD

Según la Agencia Española de Protección de Datos, el trashing es una técnica delictiva en la cual se obtienen datos privados y de gran valor para el delincuente, a través de la recuperación de los archivos que se encuentran en la papelera del equipo o del ordenador de sus víctimas.

Lo más usual es que la información sea conseguida al revisar los archivos presentes en el ordenador. De hecho, el trashing busca además de la papelera de reciclaje, también en el historial de navegación por Internet o en los archivos que almacenan cookies. Con esta información personal en sus manos, los criminales lanzan su ciberataque, que puede ser en la modalidad de una extorsión, el robo de contraseñas de las tarjetas de crédito, un chantaje, acoso o cualquier otro tipo de fraude.

No obstante, este ciberdelito también puede llegar a presentarse en el plano físico, y aplica en los casos de que el criminal recolecte de la basura de sus víctimas documentos físicos o discos duros; por lo que se trataría de un trashing físico. Cuando esto sucede, los delincuentes a fin de deshacerse de los documentos y discos que han robado, utilizan una destructora de papel, con la cual borran toda la evidencia de sus crímenes informáticos.

Así mismo, también pueden llegar a utilizar los depósitos de papel para eliminar los archivos robados; en estos depósitos se garantiza que el material no podrá ser recuperado, ya que será destruido por empresas especializadas para su posterior reciclaje y uso.

 

 

Cómo protegernos de los ciberataques

A fin de evitar el robo de información personal en nuestros equipos, debemos contar con aplicaciones que generen claves seguras y utilizar gestores de contraseñas. Así mismo, ingresar siempre a sitios oficiales y no usar links de terceros; de igual modo, no es aconsejable proporcionar datos a páginas de dudosa procedencia, ya que podríamos entregar en bandeja a los ciberdelincuentes, información valiosa.

En el caso del trashing, es recomendable mantener bloqueado tu equipo u ordenador cada vez que te levantes de tu puesto de trabajo. Así mismo, si es posible, podrías vaciar la papelera de reciclaje cada vez que sea necesario; de esta manera, si el delincuente logra entrar en tu ordenador, no encontraría nada valioso que robar. En los casos del trashing físico, contar con la mejor destructora de papel es una medida que favorece la seguridad y protección de todo lo que se desecha.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments