Disco duro externo

Cómo particionar tu disco duro y recuperar espacio no utilizado

0

 

El proceso de particionado de un disco duro, tanto interno como externo, es algo imprescindible para aprovechar mejor el espacio que nos ofrece y ajustarlo a nuestras necesidades específicas. Y es que a través de este proceso de particionado vamos a poder elegir cuántas unidades lógicas queremos crear en nuestro disco duro, así como el tamaño de cada una de ellas. Algo que facilita organizar mejor los archivos dependiendo de lo que necesitemos.

No obstante, sí es importante recordar que si lo que queremos es hacer copias de seguridad siempre debemos recurrir a un disco duro diferente al que contenga los archivos originales. Y es que, en caso de fallo catastrófico de la unidad, más allá de un fallo de una unidad lógica, si tenemos en el mismo disco duro externo tanto los originales como las copias, seguramente no podamos acceder a ninguno de los dos elementos.

 

Particionar un disco duro en Windows

Durante mucho tiempo fue necesario disponer de aplicaciones externas para particionar un disco duro de forma correcta. Pero desde Windows 7 se incluye una práctica herramienta propia del sistema, con la que es fácil ejecutar este procedimiento. La ventaja adicional es que la herramienta es muy fácil de utilizar y tiene una interfaz muy visual, de modo que el uso es aún más simple.

El primer paso para particionar un disco duro es vaciarlo de su contenido y hacer copias de aquello que queramos conservar. Y es que es posible que los contenidos que tengamos almacenados en nuestro disco duro, externo o interno o bien en la partición o particiones afectadas, se pierdan durante el proceso. Una vez que hemos hecho estas copias, es el momento de abrir el administrador de discos de Windows escribiendo el comando diskmgmt.msc en el cuadro de búsqueda que aparece al pulsar el botón inicio.

 

 

Una vez abierta la aplicación, nos aparecerán las diferentes unidades que tengamos creadas en nuestro PC. Hablamos tanto de unidades físicas, los discos duros físicos que tengamos instalados, como las lógicas, que son las diferentes particiones de esos discos. Estas últimas aparecen junto al disco duro en que las mismas se encuentran físicamente. En caso de que tengamos espacio libre en alguna de estas unidades, el mismo se marca en color verde, siendo espacio que podemos emplear en todo o en parte para crear esa nueva unidad.

En este caso, no tendremos más que elegir ese espacio libre y crear la nueva unidad, eligiendo la opción de Nuevo Volumen Simple. Este mismo proceso puede hacerse sobre una unidad existente que tenga espacio libre, eligiendo la opción de reducir el volumen. Este volumen se reduce tanto como el tamaño de los archivos que contenga permita. Una vez liberado el espacio, será necesario elegir el mismo y proceder a la creación de esa nueva unidad, tal como hemos dicho. Una vez completado el proceso, se nos presentará una imagen resumen del proceso y ya tendremos nuestra nueva unidad disponible y lista para ser utilizada.

 

Recuperar espacio perdido en un disco duro externo

Siguiendo un proceso similar al que hemos comentado anteriormente, es posible recuperar el espacio no asignado o perdido en dispositivos de almacenamiento como discos duros externos o dispositivos de almacenamiento USB. Para proceder, no tenemos más que abrir de nuevo el gesto de discos que ya hemos comentado y elegir la letra de la unidad de disco duro externo o el pendrive que hayamos conectado.

Una vez que estemos en la misma, veremos que existe una partición primaria de pequeño tamaño, que es la que almacena los datos del sistema del dispositivo, y una segunda partición que ocupa casi todo el espacio, que es donde almacenaremos los datos. En caso de que la unidad tenga espacio perdido, veremos un espacio adicional, que estará marcado como no ubicado. Este es el espacio que podemos recuperar.

Para ello, no tenemos más que seleccionar este espacio disponible y combinarlo con el espacio existente de la partición principal del dispositivo. Si en este disco duro externo o memoria USB existen diversas unidades, podremos añadirlo a la que más nos convenga. Y en caso de que no aparezca espacio sin localizar, esto se deberá a que el mismo no existe como tal, al menos que Windows lo pueda reconocer. De todos modos, si siguen sin salirte las cuentas, siempre puedes hacer copia de seguridad de los archivos y formatear la unidad para recuperar su espacio original o usar una herramienta que busque errores en la unidad.

 

 

Particionar un disco duro en Mac

Aunque hasta ahora hemos hablado de equipos basados en Windows, también los usuarios de Mac tendrán interés en saber cómo pueden particionar un disco duro en Windows. Algo recomendable tanto según nuestras preferencias como a partir de ciertos tamaños, en los que ajustar el tamaño de las unidades nos da mayor eficiencia en el proceso.

En este caso, a la hora de particionar un disco duro externo o interno deberemos acceder a la utilidad de discos que incluye el sistema operativo Mac OS. Una vez arrancada la misma, deberemos escoger la unidad que sea necesario particionar y elegir el cuadro de Particiones. En este cuadro veremos cuál es el estado actual del dispositivo y, pulsando en el botón + de la parte inferior, se añadirá una partición al mismo.

En general, las particiones se realizan tomando como base el espacio libre disponible y dividiéndolo por la mitad entre la unidad nueva y la actual. Si esto no nos interesa, siempre podemos mover la barra que aparece en el cuadro donde se distribuye el espacio y colocar la misma en la zona que más nos convenga según la cantidad de espacio que queramos que tenga cada una de ellas. No te olvides de ponerle nombre a cada unidad.

Así pues, ya tenemos planteado el formato pero hasta ahora no hemos hecho nada más. Para ejecutar los cambios, será necesario pulsar sobre el botón Aplicar y confirmar el mismo en el cuadro de diálogo que nos aparece. Una vez que lo confirmemos, entonces sí empezará a trabajar en el disco duro para crear las unidades correspondientes, apareciendo las mismas una vez que el proceso se complete.

 

Qué hacer si tu PC no reconoce un disco duro externo

0

 

Pongámonos en situación. Hemos tenido un problema con nuestro ordenador, hemos perdido los datos de nuestro disco duro interno y recurrimos a nuestra copia de seguridad para recuperar nuestro trabajo. Sin embargo, después de conectar ese disco duro externo, vemos como el mismo no aparece de ninguna manera en nuestro equipo. Antes de que cunda el pánico, es necesario realizar algunos pasos para resolver lo que probablemente sea un problema puntual.

Y es que la mayor parte de estos problemas suelen tener una fácil solución, pues suelen deberse a fallos de comunicación entre el disco duro externo y el ordenador al que estemos conectando el dispositivo o, en menor medida, a errores de software. Así que con unos pequeños remedios podremos recuperar nuestros datos y volver a la normalidad en poco tiempo

 

Revisando las conexiones

Entre estos consejos, el primero sería revisar la parte física, es decir las conexiones entre el disco duro externo y nuestro ordenador. Para ello, es imprescindible que apretemos adecuadamente todas las conexiones para verificar que no hay ningún cable que se haya quedado suelto o mal conectado. Algo que muchas veces puede pasar y que no siempre se nota a simple vista.

Sí este cableado está bien conectado, es posible que exista un problema en el mismo. Así que deberemos recurrir a un cable diferente al que estemos utilizando y conectarlo tanto al disco duro externo como al puerto USB al que pretendamos conectar el disco duro externo. De nuevo, es necesario comprobar que el cable está correctamente conectado. Y como alternativa, también podemos probar ese cable “defectuoso” con otro dispositivo, para ver si el mismo es reconocido o no.

Si esto no resuelve el problema, quizá el problema tenga que ver con el puerto USB que estemos utilizando. A veces, estos puertos USB se ponen algo caprichosos y no siempre funcionan todo lo bien que deberían. Por tanto, bastará con cambiar el cable a otro puerto USB diferente del equipo, preferentemente los traseros si es posible, para verificar si desde aquí se produce la correspondiente conexión.

 

 

Verificar el funcionamiento del disco duro

Sí tras ejecutar estos procedimientos vemos que el disco duro sigue sin aparecer en nuestro PC, sería conveniente ver si el mismo realmente está funcionando. Muchos discos duros externos incluyen una luz LED o algún otro tipo de indicador que nos informa de que el producto efectivamente está en funcionamiento.

Adicionalmente, algún disco duro todavía conserva el interruptor de encendido, por lo que también será recomendable verificar si el mismo está activado o no. Porque puede que estemos dándole vueltas a un problema inexistente que se resuelva con solo encender el disco duro externo. En caso de que después de cambiar cableado y puerto, el disco duro no se encienda o no dé señales de vida, entonces podemos estar ante un disco duro averiado. De todas maneras, sigue leyendo nuestros consejos, por si lo pudiéramos salvar de alguna otra manera.

 

Instalar los controladores

Y es que a veces los problemas para que nuestro ordenador no reconozca un disco duro externo no tienen que ver tanto con la parte de la conexión física sino con la parte lógica del proceso. En primer lugar, todos los discos duros externo actuales, tal como pasa con las memorias USB por ejemplo, están preparados para instalarse y conectarse automáticamente en el momento en que se establece la conexión mediante USB. Este procedimiento se denomina conectividad plug and play y elimina la necesidad de utilizar drivers o controladores para utilizar estos dispositivos en cualquier PC o en cualquier ordenador Mac.

Sin embargo, esta tecnología no es una ciencia exacta y, a veces, también puede fallar. Por eso, en caso de que no seamos capaces de encontrar nuestro disco duro en nuestro ordenador, sería conveniente que procedamos a instalar manualmente los drivers o controladores de mismo.

Estos drivers pueden encontrarse fácilmente por internet, en caso de que el producto sea de un fabricante conocido, o bien vendrían en algún CD o similar junto con el disco duro externo. En cualquier caso, es fundamental que procedamos a la instalación de estos controladores para darle al disco duro todo el soporte necesario de cara a funcionar correctamente en caso de que el mismo no cumpla con este proceso de forma automática.

 

 

Buscando errores de software

La última opción a la que podemos recurrir en caso de que nuestro ordenador siga sin reconocer nuestro disco duro externo es comprobar que la letra de la unidad está disponible y que no existe ningún problema de incompatibilidades. Y es que cada vez que conectamos un dispositivo de almacenamiento externo a nuestro ordenador, al mismo se le asigna una letra, tal como ocurre con los discos duros o las lectoras de DVD que tengamos instaladas.

La diferencia es que esta letra puede variar en el caso de los productos externos. De manera que si el disco duro externo no es detectado, sería necesario verificar que no exista un conflicto en el Administrador de unidades que esté causando que esa letra esté ocupada y no pueda utilizarse.

Para resolver este problema, tendremos que acceder al panel de control, siempre en una cuenta con permisos administrativos, y dentro de las herramientas administrativas seleccionar la opción de administración de equipos. A continuación, debemos conectar el dispositivo que queramos verificar y, dentro de ese listado de unidades, nos debería figurar como conectado.

En este listado es donde podremos ver si la unidad está siendo reconocida por el ordenador y si existe o no algún conflicto de unidades o simplemente la unidad no tiene una letra asignada. En tal caso, podremos resolver el problema directamente desde ese listado de unidades, bien resolviendo el conflicto existente entre ellas o bien añadiéndole a la unidad huérfana la letra necesaria de unidad necesaria para que funcione correctamente.

 

Cómo proteger tu disco duro externo frente a los intrusos

0

 

Uno de los mayores miedos que están vinculados al uso de discos duros externos tiene que ver con la protección de ese disco duro externo y su contenido respecto del acceso que puedan tener personas que no deberían de tenerlo. Da igual que sea por un robo o un descuido, pero lo cierto es que, aún siendo uno de los mejores discos duros externos, en manos ajenas es un riesgo de privacidad y seguridad considerable.

Por suerte, el tamaño físico de los discos duros es algo más grande que el de los pendrives, que no pocas veces se quedan olvidados conectados al PC hasta que nos damos cuenta, pero también es verdad que cuando tenemos la cabeza en otros asuntos, podemos olvidar este disco sin notarlo. Así que como siempre, la prevención es la mejor herramienta.

 

Herramientas para proteger tu disco duro externo

En la actualidad, son muchas las aplicaciones que tenemos en el mercado para cifrar el contenido de nuestros discos duros externos e impedir ese acceso no deseado a nuestros datos. Estas aplicaciones blindan el contenido empleando diferentes tecnologías, de modo que solo la persona que tenga la clave correspondiente para acceder al mismo pueda ver su contenido. Veamos qué programas tenemos disponibles pues para lograr esa protección.

 

BitLocker

Si no quieres tener que recurrir a programas externos, a partir de Windows 7 y Vista se incluye la aplicación BitLocker. Una sencilla herramienta con la que cifrar el contenido de cualquier dispositivo basado en Windows. Esta encriptación puede ejecutarse sobre cualquier unidad, protegiendo el contenido fácilmente de accesos no deseados tanto mediante contraseña como empleando la propia configuración del PC.

Este sistema permite desbloquear el disco duro externo con solo conectarlo al ordenador y sin necesidad de hacer nada más. No obstante, es cierto que la encriptación es algo más débil de lo que es esperable, pues el sistema de encriptación AES de 128 bits que incluye no es precisamente de los más potentes.

Aunque para almacenar datos no excesivamente peligrosos puede ser suficiente. De todos modos, también puedes recurrir a otras aplicaciones externas a Windows, más potentes en su planteamiento e igual de fáciles de usar.

 

 

VeraCrypt

Entre estas aplicaciones tenemos VeraCrypt. Una app que es compatible con Windows, Mac Os o Linux, precisando no más de 10 minutos para proceder al encriptado seguro de nuestros archivos. En concreto, no tenemos más que conectar el disco duro externo al PC o al portátil y arrancar la aplicación. Es clave que ese disco esté vacío, pues se formateará durante el proceso. A continuación, deberemos seleccionar crear volumen y cifrar la partición.

Para ello, deberemos elegir tanto la contraseña del volumen como el estándar de cifrado que queramos utilizar, aunque lo recomendable es dejar la configuración que se incluye por defecto. Una vez completado el proceso, ya solo tendremos que cargar los archivos en el dispositivo para que los mismos se cifren correctamente. No te olvides de que deberás tener la aplicación instalada en aquellos equipos en que quieras usar el dispositivo.

 

DiskCryptor

Como alternativa, podemos recurrir a DiskCryptor. Esta aplicación nos ofrece la posibilidad de encriptar todo tipo de unidades, tanto mediante contraseña como con una protección adicional en forma de archivos llave o de claves. Estos archivos pueden tener forma de carpetas o archivos y, en caso de no estar disponibles, no será posible acceder al contenido.

Entre sus mejoras, este programa no desencripta todo el disco para acceder a los archivos, sino que estos pueden verse y modificarse mientras se monta la unidad. Igualmente, cuenta con un tiempo breve en lo que a lograr ese acceso se refiere, desmontándose también con rapidez y dejando los datos inutilizables hasta que se vuelva a montar y autorizar la unidad.

 

 

Un proceso que también se ejecuta de forma automática en caso de reinicio del dispositivo, de modo que será necesario volver a desencriptar el dispositivo conforme al procedimiento habitual para tener acceso a los datos. Además, la creación de unidades encriptadas es tan fácil como seleccionar la unidad en su gestor y pulsar el botón de encriptado. Una vez elegidas las opciones correspondientes, según lo comentado, tendremos ya la unidad segura y lista para su traslado.

Podríamos seguir hablando de muchas aplicaciones más, aunque con estas tres consideramos cubiertas las necesidades de los diferentes perfiles y necesidades que puedas tener. En caso de que quieras buscar alguna alternativa más, no te olvides de apostar por aplicaciones que sean fáciles de usar y que te ofrezcan un nivel de encriptación adecuado a lo que necesites, mayor cuanto más sensibles o peligrosos sean los datos almacenados en el disco duro.

 

Precauciones adicionales

Ya hemos hablado de las medidas de seguridad con las que podemos evitar el acceso no autorizado al contenido de un disco duro externo. Pero no queremos cerrar este artículo sin hablar de los riesgos que pueden tener estas herramientas en caso de que nos olvidemos las claves o formateemos el ordenador, por ejemplo.

Y es que tal como hemos comentado antes, el sistema de protección de estos discos duros provoca que solo la persona que haya creado el cifrado pueda desencriptarlo. En ocasiones, basta con una contraseña para ello, pero en algunos casos es posible que la herramienta deje algún archivo en el equipo o requiera de un archivo llave. Y si perdemos ese archivo llave, es muy posible que no podamos recuperar el contenido. Así que tanto la contraseña como ese archivo llave deben almacenarse con la máxima seguridad, a fin de evitar perder el acceso al contenido de ese disco duro.

Precisamente por ese motivo también es altamente recomendable recurrir siempre a sistemas que nos ofrezcan el uso de contraseña o de otros elementos, como huella digital o una tarjeta física para el acceso a ese disco duro externo. Estas opciones siempre son más convenientes que las basadas en el equipo, pues cuando el equipo falla, muchas veces nos encontramos con un disco duro convertido en un ladrillo, ya que no tenemos la opción de acceder a su contenido.

 

Los 5 Mejores Discos Duros Externos de 2TB de 2020

0

Disco duro externo de 2 TB – Opiniones, Análisis y Comparativa en 2020

 

A la hora de almacenar esos datos tan importantes para nuestra empresa, es preciso disponer de herramientas que nos den la seguridad y capacidad necesarias. Así que contar con un disco duro externo de 2 TB, en el que guardar todos estos datos sin complicaciones, no resulta una mala idea. Especialmente ante la oferta actual, que en su mayoría ya es compatible con la conectividad USB 3.0 y mejora así los tiempos de acceso y copia de datos. Una tecnología mejorada que podemos encontrar en productos como el disco duro Toshiba Canvio Basics. Un modelo muy reconocido por los usuarios tanto por su eficiencia a la hora de mover datos como por la seguridad que ofrece, especialmente si tienes que mover el disco. Otra opción interesante es el modelo WD Elements Portable, compatible con esa conectividad 3.0 con la que obtener velocidades de unos 120 MB/s en modo escritura, para que todo sea aún más rápido.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo Bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Los 5 Mejores Discos Duros Externos de 2TB – Opiniones 2020

 

A la hora de mantener seguros los datos de nuestra empresa o nuestro hogar es fundamental no escatimar ni en gastos ni en calidad. Por eso queremos ayudarte a que encuentres el mejor disco duro externo de 2 TB en el que almacenar esos datos sin riesgos. Una labor en la que puedes utilizar nuestra selección de los mejores discos duros externos de 2 TB del 2020, en la que incluimos modelos de diferentes fabricantes para que sepas qué se mueve en el mercado actual.

 

1. Toshiba Canvio Basics 2 TB

 

A la hora de decidir cuál es el mejor disco duro externo de 2 TB, el modelo Toshiba Canvio Basics es uno de los que siempre están presentes. Y es que este fabricante está considerado por muchos usuarios como la mejor marca de discos duros externos de 2 TB del momento. Algo que podemos percibir fácilmente en detalles como la conectividad USB 3.0 de este modelo, lo que acelera de forma notable la transferencia de datos con dispositivos compatibles.

También en la resistencia del disco duro, que añade un extra de tranquilidad a la hora de almacenar tus datos o su tamaño compacto que hace fácil llevarlo contigo a donde quieras así como a la hora de colocarlo en tu oficina. Un producto situado entre nuestros modelos baratos, así que para buena parte del mercado el mejor disco duro externo de 2 TB por relación calidad precio de los que hemos analizado.

Si no sabes qué disco duro externo de 2 TB comprar, este modelo es uno de los más baratos y eficientes a la hora de guardar tus datos.

 

Pros

Conectividad: Gracias a su conectividad USB 3.0 este dispositivo genera velocidades de transferencia hasta 10 veces mayores a los modelos 2.0.

Compacto: El disco cuenta con unas medidas de 13, 8 centímetros de largo por 12,5 de ancho y 3,8 de fondo, completado con un peso de 149 gramos. Todo ello facilita llevarlo contigo donde quieras.

Elegante: El acabado exterior en negro mate le da un extra de elegancia al producto, que no llama la atención una vez que lo hemos colocado.

Garantía: El producto cuenta con la garantía de proceder de uno de los fabricantes más conocidos y afamados del sector como es Toshiba.

Instalación: El proceso de instalación es tan sencillo como conectar el dispositivo a tu equipo y esperar a que se configure automáticamente.

 

Contras

Cable: El cable USB incluido es algo corto, así que si los puertos del dispositivo quedan lejos seguramente necesites un cable algo más largo.

Comprar en Amazon - Precio (€64,99)

 

 

 

2. WD Elements Portable 2 TB USB 3.0

 

La gama WD Elements Portable es otro de los productos clásicos dentro de los discos duros externos del mercado. Un disco duro de 2 TB de capacidad y que se ha mejorado con la moderna conectividad 3.0 para que no tengas problemas a la hora de acelerar la transferencia de tus archivos. Un dispositivo sencillo que no necesita de alimentación externa dado que la misma procede directamente del puerto USB para hacer más fácil su uso.

Este dispositivo tiene la ventaja de ser compatible con sistemas operativos Windows o Mac, bastando con formatear el disco para usarlo bajo Mac OS X. Y tal como ocurre con los modelos de esta marca, el tamaño es compacto, entrando casi en la palma de la mano contando además con un peso de unos 231 gramos aproximadamente. Funciones que llevan a este modelo a acercarse al título de mejor disco duro externo de 2 TB del momento.

Para quien no sepa qué disco duro externo de 2 TB comprar, este modelo es una solución polivalente apta para todo tipo de usos.

 

Pros

Conectividad 3.0: La conectividad USB 3.0 acelera de forma notable la transferencia de datos en aquellos dispositivos compatibles con esta tecnología.

Patas de goma: La carcasa incluye unas pequeñas patas de goma que absorben las vibraciones en funcionamiento.

Sin alimentación: Gracias a su diseño, el producto toma la energía directamente del puerto USB, sin necesidad de alimentación adicional.

 

Contras

Resistencia del puerto: Algún usuario comenta que el puerto USB tiene una cierta fragilidad, siendo recomendable tratarlo con cuidado.

Carcasa: La carcasa tiene una resistencia mejorable según ciertos comentarios, por lo que se recomienda tener cuidado en lo que a proteger el dispositivo se refiere.

Comprar en Amazon - Precio (€69,99)

 

 

 

3. Seagate Expansion Portable 2TB USB 3.0

 

Dado que Seagate es una de las marcas más conocidas en lo que a discos duros se refiere, no podía faltar un modelo de la marca. Hablamos de productos como el disco duro externo de 2 TB Seagate STEA2000400. Este disco cuenta con todos los detalles ya habituales, como la conectividad USB 3.0 y la alimentación directa mediante USB que simplifica el proceso de instalación. Todo ello manteniendo la conectividad 2.0 para los dispositivos más antiguos, aunque, obviamente, funcionando a una menor velocidad.

De todos modos, su capacidad de giro a 5.400 rpm ayuda a que esta velocidad se mantenga. Un producto completo que también incluye el software con el que hacer fácil el proceso de copias de seguridad así como usar funciones básicas como las de arrastrar y soltar archivos como harías con cualquier otro dispositivo.

Descubramos algunos detalles más de este modelo y todo lo que puede hacer para cuidar adecuadamente de tus preciados datos.

 

Pros

Exterior: El acabado exterior no solo es resistente sino que también es elegante, para que luzcas estilo a la hora de mover tus datos.

Uso sencillo: El dispositivo no necesita de instalación compleja, pudiendo usar las funciones de arrastrar y soltar para ahorrar molestias en el proceso.

Software propio: El software de copias de seguridad incluido y propio de la marca te hace más fácil la tarea de mantener tus datos a salvo cuando sea necesario.

 

Contras

Espacio total: Tal como ocurre con otros modelos, este pierde en torno al 7% de su capacidad nominal, siendo algo más de lo que se reduce en otros modelos.

Patas de goma: Otro problema común que encontramos en este modelo es el no contar con patas de goma con las que podamos mantener la estabilidad del dispositivo.

Comprar en Amazon - Precio (€71)

 

 

 

4. Maxtor HX-M201TCB/GM 2 TB USB 3.0

 

Dentro de nuestra selección también hay espacio para opciones baratas o de coste ajustado. En este caso, el elegido es el modelo Maxtor STSHX-M201TCBM, que cuenta con la ya mencionada capacidad de 2 GB sin dejar de lado los detalles propios de los dispositivos de mayor coste. Detalles como el puerto USB 3.0 con el que acelerar el rendimiento a la hora de transferir archivos o una cubierta resistente a los arañazos y los pequeños golpes.

Todo ello en un dispositivo que, en parte, cuenta con tecnología y elementos fabricados de Seagate, lo que da un extra de tranquilidad a la hora de confiar en el dispositivo y sus funciones. Así que si buscas el mejor disco duro externo de 2 TB, en este modelo encontrarás un buen candidato sin dejar de lado la calidad del dispositivo.

Si aún no sabes qué disco duro externo de 2 TB comprar y prefieres conocer las propuestas más baratas del mercado, este modelo tiene prácticamente todo lo que necesitas.

 

Pros

Compatibilidad USB: El modelo cuenta con conectividad USB 3.0 de alta velocidad, siendo también compatible con los equipos que usen conexiones USB 2.0

Resistencia: La cubierta exterior tiene una buena resistencia frente a los golpes y los arañazos, evitando así daños al dispositivo.

Tecnología Seagate: Para que tengas más tranquilidad a la hora de almacenar tus datos, este modelo cuenta con muchos elementos fabricados por Seagate, incluido el software de backup.

 

Contras

Uso en Mac: Para usar el producto en equipos Mac es necesario formatear el producto o bien utilizar los drivers incluidos, frente al uso Plug & Play que tiene en Windows.

Velocidad: Aunque el rendimiento cumple con conectividad USB 3.0, en conectividad USB 2.0 la misma es algo más lenta de lo esperable.

Comprar en Amazon - Precio (€85)

 

 

 

5. Transcend StoreJet 25M3S 2 TB USB 3.1

 

A la hora de llevar nuestros datos con nosotros a la hora de trabajar, a veces tenemos problemas con la resistencia del producto. Algo que podemos solventar con el modelo Transcend StoreJet 25M3S. Este disco duro es uno de los pocos que cuentan con una carcasa exterior de tipo militar, lo que otorga al dispositivo una alta resistencia a la hora de ser utilizado.

Esto no le impide rendir como los modelos convencionales, dado que cuenta con detalles como la alta velocidad de transferencia de los productos basados en conectividad USB 3.0. o el sistema de instalación sin drivers ni controladores que es habitual en estos discos. Un modelo completo con el que almacenar hasta 2 TB de datos, hacer copias de seguridad y mantenerlos seguros incluso en las condiciones más complicadas.

Si necesitas un disco duro de alta resistencia, este modelo cuenta con ese extra de protección que tus datos necesitan.

 

Pros

Resistente: Este disco duro cuenta con una carcasa con resistencia de tipo militar, para soportar adecuadamente los usos más duros que quieras darle.

Botón multifuncional: Este botón sirve para reconectar el dispositivo o realizar copias de seguridad con solo pulsarlo.

Velocidad: Siguiendo con el planteamiento de los discos duros modernos, este modelo también cuenta con conectividad USB 3.1 para acelerar aún más el rendimiento del equipo.

 

Contras

Software de copia: Algún usuario comenta que el software de copia incluido es mejorable, aunque su uso no es obligatorio.

Dimensiones: Debido a la protección de la carcasa el producto es algo más voluminoso y pesado que los discos convencionales.

Comprar en Amazon - Precio (€82,6)

 

 

 

Los 12 Mejores Discos Duros Externos de 2020

0

Disco duro externo – Opiniones, Análisis y Comparativa

 

Cuando los discos duros internos se llenan o cuando tu televisor, tu Smart TV Box o tu red corporativa necesitan espacio adicional, contar con un disco duro externo es la mejor solución. Estos discos duros externos se presentan en una amplia variedad de capacidades y diseños, con precios interesantes y funciones de todo tipo, según lo que necesites. Es lo que encontramos en el disco duro externo Maxtor HX-M201TCB/GM, que te ofrece 2 TB de espacio y una conectividad USB 3.0 en un producto que apenas pesa 168 gramos y que tiene un tamaño similar al de un smartphone. Si prefieres un modelo de 2 TB y alta resistencia, confía en el disco Silicon Power Rugged Armor A65, con un diseño resistente al agua, a los golpes y a cualquier amenaza externa.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo Bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Los 12 Mejores Discos Duros Externos – Opiniones 2020

 

El disco duro externo se ha convertido actualmente en una herramienta de calidad con la que hacer copias de nuestros documentos, así como llevarlos con nosotros a donde queramos. Un producto polivalente que nos ayuda de forma notable en nuestra tarea diaria y que, gracias a los consejos de nuestra guía para comprar el mejor disco duro externo, podrás seleccionar sin muchas preocupaciones y sin tener que gastar de más en el proceso.

 

Disco duro externo 1 TB

 

1. Maxtor STSHX-M101TCBM 1 TB

 

Si para ti un disco duro externo de 1 TB es suficiente, el modelo Maxtor STSHX- puede ser justo lo que estabas buscando. Este disco duro externo de 1 TB y USB 3.0 acelera aún más el proceso de transferencia de datos, ahorrándote tiempo en el acceso a los mismos. Por tanto, no tendrás que esperar para guardar o acceder a tus datos cuando trabajes con equipos compatibles con esta nueva interfaz USB 3.0.

Un disco duro externo de 1 TB que también es compacto, con unas dimensiones de 11,8 centímetros de largo por 8,2 de ancho y 2 de alto, en un peso de apenas 168 gramos. Por eso, también es la mejor propuesta para utilizarlo en movilidad.

Y por si fuera poco, dado que el modelo se encuentra entre los discos duros externos más baratos que hemos analizado, bien podría optar a ser el mejor disco duro externo de relación calidad precio del momento.

Descubramos algunos detalles más sobre este disco duro externo, situado entre los modelos baratos, aunque con una adecuada eficiencia a la hora de proteger tus datos.

 

Pros

USB 3.0: La conectividad 3.0 que incluye el disco duro te permite acelerar aún más la transferencia de datos y ahorrar tiempo en estos procesos.

Portabilidad: Es uno de los dispositivos más compactos y ligeros que hemos analizado, así que podrás llevarlo contigo a donde quieras.

Acabado: El acabado externo del disco, que simula tela en diferentes tonos de negro, le da un aspecto al dispositivo que no desentona en casi ninguna parte.

 

Contras

Cable USB: El cable USB incluido con el dispositivo puede ser algo corto para aquellos usuarios que tengan que conectar el disco a puertos USB algo apartados o de difícil acceso.

Calor: En entornos calurosos, es posible que el rendimiento del disco duro no sea el adecuado, por lo que se recomienda mantener la ventilación correcta en la estancia y el dispositivo.

Comprar en Amazon - Precio (€52,3)

 

 

 

2. Verbatim 53023 1TB USB 3.0

 

El modelo Verbatim 53023 es otro disco duro externo de 1 TB interesante y con una capacidad adecuada para quienes no requieran de más espacio en disco. Un modelo sencillo y de un fabricante de calidad, para que no tengas que preocuparte por la seguridad de tus datos a la hora de hacer copias de seguridad o de llevar todos tus datos siempre a mano.

Un modelo que, pese a ser un disco duro externo barato, cuenta con detalles de calidad como conectividad USB 3.0, que acelera la transferencia de archivos y te ahorra tiempo en este proceso. El disco también es muy compacto, con unas medidas similares a las de un teléfono móvil y con un peso de unos 180 gramos, así que no te será difícil llevarlo contigo a donde quieras.

Conoce más datos sobre este producto y lo que te ofrece a la hora de gestionar mejor tus datos.

 

Pros

Tamaño: Este disco duro prácticamente cabe en tu bolsillo, sin problemas de espacio.

USB 3.0: Su velocidad 3.0 te da un alto rendimiento a la hora de transferir datos.

Marca reconocida: Hablamos de un modelo de una marca reconocida, lo que te da un extra de seguridad al usar tus datos.

 

Contras

Cable: El cable incluido puede ser algo más corto de lo deseable, según algún comentario.

Potencia: Si lo usas para un TDT o Smart TV, puede que la potencia suministrada no sea suficiente.

Comprar en Amazon - Precio (€64,96)

 

 

 

Disco duro externo 2 TB

 

3. Silicon Power Rugged Armor A65 2 TB

 

Si buscas un disco duro externo de 2 TB y alta resistencia, el Silicon Power Rugged Armor A65 tiene todo lo que necesitas. Y es que este modelo ha sido pensado justo para quienes necesitan de productos que soporten golpes, humedad o polvo sin deteriorarse. Para ello, cuenta con una cubierta exterior en silicona de alta calidad, que cumple con la norma IP67. Suficiente pues para proteger al modelo adecuadamente y cumplir con los estándares de pruebas del ejército americano de forma eficiente.

En su interior encontramos esos 2 TB de almacenamiento con un rendimiento notable en lo que a velocidad se refiere, gracias a su conectividad USB 3.0. Un disco duro que es compatible tanto con ordenadores Windows como Mac, no precisando además de alimentación externa para funcionar adecuadamente.

Este disco te da toda la seguridad necesaria para que el dispositivo no se deteriore, como verás a continuación.

 

Pros

Protección: Este disco soporta golpes, humedad y todo tipo de riesgos durante el uso.

Velocidad: La conectividad USB 3.0 da un extra de velocidad a la hora de mover tus datos.

Compatible: El disco duro es compatible tanto con equipos Windows como Mac.

 

Contras

Dimensiones: Aún siendo compacto, hablamos de un disco algo más voluminoso por su carcasa.

Almacenamiento del cable: El almacenamiento del cable es complicado, por lo que puede enrollarse durante el uso.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

4. Seagate Backup Plus Slim 2 TB

 

Si buscas un disco duro externo barato dentro de la línea de los 2 TB, el modelo Seagate Backup Plus Slim tiene tanto la capacidad como la calidad y el diseño necesario para rendir adecuadamente en lo que a gestionar sus datos se refiere. Este disco te ofrece un diseño de corte slim, así que te será fácil llevarlo a donde quieras. Y es que este disco duro tiene unas medidas similares a las de un móvil, con un peso de solo 159 gramos.

Este disco duro externo de 2 TB también dispone de conectividad USB 3.0, acelerando así el proceso de transferencia de datos frente a otros modelos similares. Una funcionalidad que se remata con la calidad de este fabricante, que le da un extra de seguridad a los datos que almacenes en el dispositivo por mucho que lo muevas o uses.

Analizamos a continuación este modelo, para que tengas claro qué puedes encontrar a la hora de utilizarlo.

 

Pros

Slim: El diseño slim ofrece un tamaño realmente compacto y con un peso de unos 159 gramos.

Calidad: Seagate siempre es una garantía de calidad en lo que al producto se refiere.

Copia de seguridad: El disco ha sido optimizado para la realización de copias de seguridad.

 

Contras

Velocidad: Aun contando con un puerto USB 3.0, el modelo solo transfiere 220 MB de datos por segundo.

Protección: Se echa de menos que no tenga protección por contraseña o software propio.

Comprar en Amazon - Precio (€150,73)

 

 

 

Disco duro externo PS4

 

5. Seagate STGD2000400 Game Drive 2 TB

 

Si necesitas un disco duro externo para PS4 existen modelos especialmente diseñados para este tipo de productos, tales como el Seagate STGD2000400. Este disco duro externo para PS4 tiene una capacidad nominal de 2 GB y, como decimos, ha sido especialmente diseñado para esta videoconsola. Algo que te permite almacenar hasta 50 juegos en su interior, contando además con una configuración que te permite acceder a tu biblioteca de juegos en apenas unos segundos.

Un modelo que también es compatible tanto con la PS4 original como con sus versiones Slim o Pro y, por si esto fuera poco, el producto mantiene la calidad de Seagate, de modo que no tendrás que preocuparte por problemas en la transferencia de archivos o bien en la seguridad de los datos que tienes almacenados en su interior.

Completa el almacenamiento de tu PS4 con este disco duro diseñado para esta consola, que analizamos a continuación.

 

Pros

Compatibilidad: Al ser un producto específico, no tendrás problemas de conectividad del dispositivo.

Espacio: En su interior vas a poder almacenar hasta 50 juegos de PS4 sin complicaciones.

Arranque rápido: El disco duro apenas necesita de unos segundos para darte acceso a tus juegos.

 

Contras

Capacidad real: Debido al sistema del disco, la capacidad real del mismo es de 3,6 TB.

Cable: El cable tiende a ser algo débil, así que conviene tratarlo con cuidado.

Comprar en Amazon - Precio (€185,92)

 

 

 

Disco duro externo 4 TB

 

6. WD My Passport 4TB USB 3.0

 

El disco duro externo de 4 TB WD My Passport Black es uno de los modelos más interesantes del mercado para quienes necesiten de una buena capacidad de almacenamiento. Y es que este disco duro es capaz de almacenar gran cantidad de datos con una buena velocidad de transferencia basada en el nuevo sistema USB 3.0.

Este disco duro externo de 4 TB es altamente eficiente, por lo que está recomendado tanto para hacer copias de seguridad como para usarlo como centro de entretenimiento en tu hogar. Un modelo resistente y que también dispone de un diseño elegante, así que no desentona en ninguna parte en que lo coloques.

Y para que todo sea más fácil, el software propio de WD hace más fácil el proceso de copia de seguridad, tanto de tu PC como a la hora de importar datos desde redes sociales o servicios en la nube.

Considerada por muchos usuarios como la mejor marca de discos duros externos, veamos algunos detalles más de uno de sus representantes más reconocidos.

 

Pros

Capacidad: Situado en la gama media por capacidad de almacenamiento, los 4 TB que tiene este disco duro externo son más que adecuados tanto en entornos profesionales como domésticos.

Velocidad de transferencia: La velocidad de transferencia del disco es considerable, llegando a unos 125 MBps en modo lectura según las pruebas realizadas por algunos usuarios.

Software: El software de copia de seguridad de WD es muy eficiente y cuenta con gran fama entre los usuarios, por lo que te ayudará a hacer más fácil este proceso.

 

Contras

Cable de conexión: El cable de conexión tiene un conector propio del fabricante, por lo que si se te rompe o lo pierdes deberás comprar otro cable obligatoriamente.

Particiones: Es posible que tengas que particionar el espacio interior dependiendo del uso que vayas a darle al equipo y de la capacidad de disco que el dispositivo conectado pueda gestionar.

Comprar en Amazon - Precio (€128,56)

 

 

 

Disco duro externo SSD

 

7. Seagate STEB4000200 Expansion Desktop 4 TB

 

Una de las mayores novedades que tenemos en el mercado es el disco duro externo SSD. Una tecnología que podemos disfrutar con modelos como el disco duro externo Seagate STEB4000200.

Esta tecnología permite que el disco duro pueda alcanzar velocidades de hasta 550 Mbps si se conecta vía USB 3.0 a productos compatibles. Un sistema eficiente que, además, es más seguro que los modelos convencionales, ya que este disco no necesita de partes móviles para funcionar. Algo que se remata con una certificación IP55 con la que el producto soporta caídas de hasta 2 metros en suelo duro.

Y para que lo lleves a donde quieras, este disco duro externo SSD tiene un tamaño similar al de una tarjeta de crédito, así que no te ocupará apenas espacio siquiera en el bolsillo. Por cierto, aunque este modelo tiene 500 GB de capacidad, Sandisk ofrece discos de este tipo con hasta 2 TB de capacidad de almacenamiento.

Diseñado especialmente para cuando tienes que trabajar en movilidad, analicemos algunos aspectos más sobre este modelo y sus características.

 

Pros

Sistema SSD: El sistema SSD acelera de forma notable la velocidad de transferencia de datos frente a los discos convencionales, ahorrándote tiempo en el proceso.

Tamaño: Es uno de los productos más pequeños y compactos del mercado, así que es mucho más fácil llevarlo contigo a donde quieras.

Seguridad: Dado que el producto no incluye partes mecánicas, es posible moverlo en funcionamiento sin riesgo de averías.

 

Contras

Conectividad USB 3.0: Es necesario disponer de dispositivos con puerto USB 3.0 para acelerar al máximo el proceso de transferencia de datos.

Tamaño del cable: El tamaño del cable de conexión es algo ajustado, aunque en caso de que lo necesites siempre puedes cambiarlo por otro cable más largo.

Comprar en Amazon - Precio (€93,99)

 

 

 

Disco duro externo 500 GB

 

8. Toshiba Canvio Basics 500 GB USB 3.0

 

Aunque cada vez son menos demandados, todavía es posible encontrar un disco duro externo de 500 GB, como nos demuestra el modelo Toshiba Canvio Basics. Este disco duro de capacidad ajustada es interesante para quienes no necesiten de mayor cantidad de almacenamiento y no quieran gastar de más.

Esto no supone renunciar a nada, dado que este disco duro externo de 500 GB cuenta con la tecnología de alta velocidad basada en el puerto USB 3.0, la alimentación exclusiva por USB y un acabado de calidad.

Lo mismo ocurre con sus medidas, de 13,8 centímetros de largo por 12,5 de ancho y apenas 3,8 centímetros de altura. En cuanto al peso, este es de solo 149 gramos, lo que garantiza su adecuada portabilidad.

Si no tienes claro lo que este modelo te ofrece, te damos algunos detalles más del producto.

 

Pros

USB 3.0: El puerto USB 3.0 acelera el rendimiento del disco para darte mayor velocidad.

Versión: Esta versión del producto ha sido lanzada en 2018, para una mayor calidad y seguridad.

Portable: El disco apenas pesa 150 gramos y tiene un tamaño similar al de un smartphone.

 

Contras

Calidad: Algún usuario comenta que el producto tiende a fallar con el tiempo si se usa de manera intensiva.

Carcasa: La carcasa no es firme y se desliza, lo que puede perjudicar el dispositivo interior.

Comprar en Amazon - Precio (€54,5)

 

 

 

Disco duro externo 3 TB

 

9. Transcend StoreJet 25H3 3 TB USB 3.0

 

El modelo Transcend StoreJet 25H3 es un interesante disco duro de 3 TB de capacidad, combinados con un diseño exterior que evita daños o deterioro del mismo. Y es que este modelo alcanza el exigente grado militar en lo que a resistencia se refiere, contando para ello con una cubierta exterior que absorbe los golpes y evita que la humedad haga de las suyas al utilizar el dispositivo.

Un disco duro fuerte por fuera y potente por dentro, gracias a su compatibilidad con la conectividad USB 3.1. Algo que acelera el rendimiento y la transferencia de datos, ahorrándote tiempo en todas tus tareas. También te ahorra tiempo el software incluido en el disco duro, que te permite tanto organizar mejor tus copias de seguridad y copiar tus archivos como recuperar archivos borrados o que puedan perderse del disco.

Diseñado para quienes más capacidad de datos precise, conozcamos algún detalle más de este producto y sus características.

 

Pros

Capacidad: Su capacidad es adecuada para usuarios de gran demanda de almacenamiento.

Protección: La protección externa de tipo militar da gran resistencia al dispositivo, incluso en las condiciones más duras.

Software: El software incluido facilita la gestión integral del dispositivo, así como la ejecución de copias de seguridad y otras tareas similares.

 

Contras

Potencia: Dependiendo de a dónde se conecte, es posible que no obtenga energía suficiente para funcionar vía USB.

Dimensiones y peso: La carcasa exterior incrementa ligeramente el tamaño y peso de este dispositivo.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Otros productos

 

10. Maxtor HX-M201TCB/GM 2 TB

 

Si para ti un disco duro externo de 1 TB se queda corto, el Maxtor HX-M201TCB/GM puede ser justo lo que estabas buscando. Este disco duro externo de 2 TB y USB 3.0 acelera aún más el proceso de transferencia de datos, ahorrándote tiempo en el acceso a los mismos. Por tanto, no tendrás que esperar para guardar o acceder a tus datos cuando trabajes con equipos compatibles con esta nueva interfaz USB 3.0.

Todo ello en un producto realmente compacto, con unas dimensiones de 11,8 centímetros de largo por 8,2 de ancho y 2 de alto, en un peso de apenas 168 gramos. Por eso también es la mejor propuesta para utilizarlo en movilidad.

Y por si fuera poco, dado que el modelo se encuentra entre los discos duros externos más baratos que hemos analizado, bien podría optar a ser el mejor disco duro externo por relación calidad precio del momento.

Descubramos algunos detalles más sobre este disco duro externo, situado entre los modelos baratos, aunque con una adecuada eficiencia a la hora de proteger tus datos.

 

Pros

USB 3.0: La conectividad 3.0 que incluye el disco duro te permite acelerar aún más la transferencia de datos y ahorrar tiempo en estos procesos.

Portabilidad: Es uno de los dispositivos más compactos y ligeros que hemos analizado, así que podrás llevarlo contigo a donde quieras.

Acabado: El acabado externo del disco, que simula tela en diferentes tonos de negro le da un aspecto al dispositivo que no desentona en casi ninguna parte.

 

Contras

Cable USB: El cable USB incluido con el dispositivo puede ser algo corto para aquellos usuarios que tengan que conectar el disco a puertos USB algo apartados o de difícil acceso.

Calor: En entornos calurosos es posible que el rendimiento del disco duro no sea el adecuado, por lo que se recomienda mantener la ventilación correcta en la estancia.

Comprar en Amazon - Precio (€85)

 

 

 

11. Lacie LAC9000604 Porsche Design 3TB

 

Si a la hora de decidir cuál es el mejor disco duro externo para ti el espacio es clave, el modelo Lacie LAC9000604 seguramente te interese. Y es que este disco duro externo tiene capacidad de hasta 8 TB de datos, de modo que es adecuado para almacenar todo lo que necesites, tanto en casa como en tu oficina.

Un producto de gran capacidad que es compatible con la moderna interfaz USB 3.0, acelerando así el proceso de tráfico de datos cuando trabajes con volúmenes considerables. Algo a lo que ayuda el software de copia de seguridad automática que incluye, lo que simplifica los procedimientos y evita problemas.

En cuanto a su exterior, el equipo se protege con una carcasa de aluminio de 3 milímetros, que absorbe los posibles golpes durante el transporte y la colocación del dispositivo, para una mayor seguridad.

Si aún no tienes claro qué disco duro externo comprar, conoce en profundidad este modelo por si sus características pudieran ser de tu interés.

 

Pros

Capacidad: Sus 8 TB de capacidad generan una de las capacidades más elevadas de todos los modelos que hemos analizado.

Compatibilidad: El producto puede utilizarse con equipos MAC o PC, así como utilizar puertos USB 2.0 y 3.0, en función de lo que necesites en cada momento.

Carcasa de aluminio: La carcasa de aluminio combina una alta resistencia a la hora de proteger tus datos con un elegante diseño exterior.

 

Contras

Velocidad de transferencia: Algunos usuarios comentan que la velocidad de transferencia puede ser menor de lo esperable, aunque con un formateo del disco puede solventarse.

Ruido: El nivel de ruido generado por el dispositivo, sin ser especialmente molesto, es algo más elevado de lo que vienen generando otros modelos del mercado.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

12. SanDisk Extreme SSD Portatil 500 GB

 

Una de las mayores novedades que tenemos en el mercado de discos duros portátiles es la tecnología SSD. Una tecnología que podemos disfrutar con modelos como el disco duro externo SanDisk Extreme. 

Esta tecnología permite que el disco duro pueda alcanzar velocidades de hasta 550 MBs si se conecta vía USB 3.0 a productos compatibles. Un sistema eficiente que, además, es más seguro que los modelos convencionales, ya que este disco no necesita de partes móviles para funcionar. Algo que se remata con una certificación IP55 con la que el producto soporta caídas de hasta 2 metros en suelo duro. 

Y para que lo lleves a donde quieras, este disco duro externo tiene un tamaño similar al de una tarjeta de crédito, así que no te ocupará apenas espacio siquiera en el bolsillo. Por cierto, aunque este modelo tiene 500 GB de capacidad, Sandisk ofrece discos de este tipo con  hasta 2 TB de capacidad de almacenamiento.

Diseñado especialmente para cuando tienes que trabajar en movilidad, analicemos algunos aspectos más sobre este modelo y sus características.

 

Pros

Sistema SSD: El sistema SSD acelera de forma notable la velocidad de transferencia de datos frente a los discos convencionales, ahorrándote tiempo en el proceso.

Tamaño: Es uno de los productos más pequeños y compactos del mercado, así que es mucho más fácil llevarlo contigo a donde quieras.

Seguridad: Dado que el producto no incluye partes mecánicas, es posible moverlo en funcionamiento sin riesgo de averías.

 

Contras

Conectividad USB 3.0: Es necesario disponer de dispositivos con puerto USB 3.0 para acelerar al máximo el proceso de transferencia de datos.

Tamaño del cable: El tamaño del cable de conexión es algo ajustado, aunque en caso de que lo necesites siempre puedes cambiarlo por otro cable más largo.

Comprar en Amazon - Precio (€93,39)

 

 

 

Guia de compra

 

El disco duro externo se ha convertido actualmente en una herramienta de calidad con la que hacer copias de nuestros documentos, así como llevarlos con nosotros a donde queramos. Un producto polivalente que nos ayuda de forma notable en nuestra tarea diaria y que, gracias a los consejos de nuestra guía para comprar el mejor disco duro externo, podrás seleccionar sin muchas preocupaciones y sin tener que gastar de más en el proceso.

Tipo de disco duro externo

Si hubiéramos hecho esta guía hace algún tiempo, el primer apartado al que nos hubiéramos dedicado sería a la capacidad del disco. Pero la actualidad del mercado nos lleva actualmente a tener que plantearnos qué tipo de disco duro nos conviene, más allá de esa capacidad. Y es que basta echarle un vistazo a cualquier comparativa de discos duros externos para ver que existen hoy día dos grandes grupos de productos.

Uno de estos grupos sería el formado por los discos duros convencionales, que actualmente resultan los más adecuados para copias de seguridad y almacenamiento de datos masivo, siempre que el mismo no se vaya a usar con frecuencia. El coste por GB de almacenamiento es más barato y, generalmente, los discos tienen calidad como para soportar el paso del tiempo sin deterioro. Aunque sí es cierto que son algo más sensibles a los golpes que los productos SSD.

El otro grupo es de los nuevos modelos que han llegado al mercado, como son los discos duros externos SSD. Estos cuentan con una velocidad de lectura que puede multiplicar por 10 la velocidad de los discos convencionales, prescindiendo además de partes mecánicas en el proceso. Por tanto, estos discos son más rápidos y eficientes, aunque a cambio de un coste mayor por GB de almacenamiento. Así que son adecuados para discos que se usen con frecuencia y que requieran de una alta velocidad de transferencia.

 

Capacidad de almacenamiento

Ahora sí es el momento de hablar de la capacidad de almacenamiento del disco duro externo que estemos valorando. Algo que influye de forma notable en cuánto cuesta el producto y que también depende del tipo de disco duro que estemos valorando comprar, tal como comprobaremos a continuación.

En el caso de los discos duros convencionales, actualmente no conviene comprar ningún modelo que sea inferior a los 500 GB de capacidad, siendo estos los discos duros externos más baratos que encontramos. Una capacidad que se incrementa hasta los 4 TB de los discos duros externos convencionales. No obstante, la medida se incrementa hasta los 8 o 10 TB, bien mediante sistemas NAS y otras opciones más avanzadas para aprovechar ese espacio.

En cuanto a los discos duros externos de tipo SSD, la capacidad es hoy día bastante más ajustada. En concreto, los discos más habituales están entre los 128 y los 512 GB de almacenamiento. Una capacidad ajustada, aunque conviene recordar que la misma se dedicará normalmente a usos frecuentes, así que no necesitarás quizá tanto espacio como un disco convencional. De todos modos, aunque su coste no es precisamente económico, es posible encontrar modelos de hasta 2 TB de capacidad, por si los necesitas.

Portabilidad y conectividad del producto

Para finalizar nuestros consejos, es el momento de hablar de la conectividad y portabilidad del modelo que estemos valorando. Empezando por el final, sería necesario que el disco duro cuente con un peso ajustado, así como unas medidas adecuadas, para que no te sea difícil llevarlo contigo a donde quieras, tanto dentro como fuera de tu oficina.

Respecto de la conectividad, es fundamental que el producto que escojamos cuente ya con la moderna conectividad USB 3.0. Algo clave para que la transferencia de datos alcance un nivel elevado y, por tanto, no tengas que esperar demasiado para mover grandes cantidades de datos, al contar con buenas velocidades de transferencia. Algo que no incrementa en exceso el coste del producto y que te ahorrará tiempo en esas transferencias.

Un proceso en el que también conviene verificar que el producto disponga de un sistema que no precise de alimentación externa, como ocurre con los discos duros más antiguos. Así que solo será necesario proceder a conectar el disco a tu equipo mediante esa toma USB, para que el disco duro empiece a funcionar, sin más complicaciones.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Por qué mi equipo no reconoce mi disco duro externo?

Uno de los principales motivos por los que un ordenador no reconoce un disco duro externo tiene que ver con el cable de conexión. Estos cables tienden a deteriorarse con el paso del tiempo, especialmente si se doblan o se conectan y desconectan con frecuencia. Así que, como primer paso, deberemos verificar la correcta conexión del cable y su estado.

Si este es adecuado, quizá nos convenga cambiar tanto ese cable de conexión como el puerto al cual estamos conectando el disco duro. Y si ambos elementos funcionan correctamente pero seguimos sin ver el disco duro en otro ordenador, quizá pueda haberse dañado el puerto del propio disco, lo cual tiene mal arreglo.

 

Q2: ¿Cómo formatear un disco duro externo para MAC?

El proceso de formateo de un disco duro es el primer paso que debemos dar para utilizarlo en un ordenador con Mac. Para hacerlo, accederemos a la utilidad de discos que ofrece Mac y elegiremos el tipo de disco duro que queremos, según dónde queramos que el mismo puede leerse. En este caso, el más conveniente sería sistema Mac OS plus, que es el sistema que usa Apple en sus ordenadores. Le añadiremos un nombre al disco duro y le daremos a aplicar para que comience el proceso de formateo. Una vez finalizado el mismo, podremos usar el disco duro sin ningún problema con nuestro ordenador Mac.

 

Q3: ¿Cómo expulsar un disco duro externo?

El proceso de expulsión de un disco duro externo, al igual que pasa con las demás unidades de almacenamiento externo, es fundamental para evitar daños en la unidad y pérdida de datos. Para proceder a esa expulsión, nos dirigiremos a la zona del reloj de Windows, buscaremos el icono correspondiente a expulsar elementos con seguridad y seleccionaremos la letra del disco duro que queramos expulsar.

Una vez que se finalice el proceso, veremos un aviso en pantalla, pudiendo a partir de ese momento desconectar físicamente el disco duro del ordenador sin riesgos. Es importante cumplir con este procedimiento cada vez que queramos desconectar el disco de un PC o portátil, pues de no hacerlo reduciremos notablemente su vida útil y su capacidad de almacenar datos.

 

Q4: ¿Por qué mi disco duro externo hace ruido?

En líneas generales, los discos duros externos realizan el ruido propio del funcionamiento del producto. Esto es, el ruido del plato al girar y de la aguja que se encarga de leer los datos. No obstante, este ruido es muy reducido y casi cuesta trabajo escucharlo a menos que estemos casi literalmente con la oreja pegada al disco.

No obstante, si el ruido generado por el disco es mayor al que hemos indicado, cuando el mismo empieza a ser escandaloso o molesto, puede ser señal de una avería del producto. En este caso, conviene hacer copia de seguridad de los datos que tengas almacenados en esa unidad, a fin de evitar perderlos. Una vez hecha esta copia, será momento de enviar el disco a un servicio técnico especializado, por ver si tiene solución la posible avería o no.

 

 

 

Cómo utilizar un disco duro externo

 

El uso de un disco duro externo no parece algo para lo que sea necesario disponer de una guía de usuario. Simplemente bastará con conectarlo y usarlo. Sin embargo, sí es necesario tener ciertas cuestiones presentes tanto para alargar la vida útil del producto como para proteger tus datos. Y a esto es a lo que nos vamos a dedicar en esta pequeña guía.

 

 

Conexión y desconexión

A la hora de conectar el disco duro, es necesario garantizarle un suministro de energía adecuado. Los discos duros actuales no usan un cable adicional para el suministro de energía, sino que la obtienen del propio cable USB. Pero en ciertos dispositivos ese suministro puede no ser suficiente, por lo que puede que precises de un cable doble para aumentar la cantidad de energía que recibe el equipo.

En cuanto a la desconexión, es fundamental que la misma se realice siempre después de desconectar la unidad en Windows mediante la opción para desconectar software de forma segura. Si no lo hacemos, podemos dañar los datos almacenados en su interior, así como la propia unidad.

 

Mantenimiento básico

Como unidad de almacenamiento al uso, el disco duro externo debe tener los mismos cuidados que un disco duro convencional. Así que deberemos revisar la unidad cada cierto tiempo en busca de errores en su distribución de archivos. Algo especialmente importante en caso de que el producto se conecte y se desconecte con frecuencia. También conviene desfragmentar el disco de vez en cuando para acelerar su rendimiento. Y tampoco está de más pasarle el antivirus cuando sea necesario, evitando así que visitantes no deseados se alojen en su interior.

 

 

Colocando el disco duro

Aunque pueda parecer que cualquier sitio nos sirve, es fundamental que el disco duro se coloque de forma correcta. De no hacerlo, se pueden producir vibraciones, desplazamientos y otros problemas que deterioren el disco duro. La ubicación ideal del disco duro es una superficie plana y que preferentemente no sea deslizante.

Las patas de goma deben colocarse en la parte de abajo y el cable de conexión debe estar siempre libre, sin torceduras ni otros elementos que supongan su deterioro. Y de paso, comprueba que la ubicación es fresca y está debidamente ventilada, para que el dispositivo trabaje sin problemas.

 

Limpieza

Como último aspecto, vamos a hablar de la limpieza del disco. En general, la misma solo debe hacerse cuando la carcasa exterior presente polvo o suciedad, ya que la misma puede colarse en el interior y provocar un deterioro prematuro de la unidad. Para esta limpieza basta usar un trapo con un limpiador suave.

En cuanto a los puertos de conexión, si estos alojan polvo, no hay nada mejor que los sprays de aire comprimido para sacarlo. Si no tienes, siempre puedes recurrir a un aspirador de mano para absorber el polvo y la suciedad. De todos modos, si el polvo es un problema, hay discos duros especialmente diseñados para trabajar en estos entornos sin riesgos de avería.

 

 

 

-->