El clásico Intellimouse de Microsoft vuelve al mercado

Última actualización: 03.04.20

 

Uno de los principales avances que se han producido en la historia de la informática de usuario es el lanzamiento del sistema operativo Windows. Un sistema operativo que elimina las complicadas interfaces de texto de los sistemas operativos basados en MS-DOS y dada los primeros pasos para cambiar la forma en la que íbamos a interactuar con nuestros ordenadores. Un cambio en el que hacían falta otros elementos fundamentales como el ratón.

Este producto fue presentado en sociedad en 1968, aunque su popularización no llegaría hasta la época de los 80, en que empezaría a incorporarse a los primeros equipos de Apple, Xerox o Amiga. Sin embargo, la llegada del Intellmouse no se produciría hasta 1996. Este modelo no venía a ser un producto nuevo sino que era una actualización del ratón que Microsoft había lanzado previamente en el año 1993, que es fácilmente reconocible por su diseño curvado y por una botonera asimétrica, así como por la inscripción de Microsoft en la parte inferior de la botonera.

El Intellimouse marcaría un antes y un después en la historia de los ratones, dado que incorporó entonces un elemento que hasta ese momento no existía: la rueda central de desplazamiento. Una rueda que hoy día está presente en cualquier ratón y que en un mundo conectado, donde hace falta moverse en páginas web o navegar cómodamente entre documentos, añade un extra comodidad y productividad a los usuarios. Así que no es extraño que este diseño pasase a convertirse en un estándar, tanto como para volver hoy día, 15 años después, con una imagen renovada y mejorada.

 

 

El nuevo Intellimouse, regreso al pasado

La primera sensación que tenemos al ver el nuevo diseño de este ratón es la de volver un poco al pasado. Y es que el producto recuerda al dispositivo de aquel primer modelo con un diseño asimétrico y pensado para acoger la mano de forma adecuada. Un modelo que carece de estridencias y otros elementos innecesarios, en un planteamiento que deja clara la voluntad de Microsoft de apostar por un planteamiento simplificado en lo que al diseño del dispositivo se refiere. Lo que sí es importante tener en cuenta es que el modelo cuenta con un diseño ergonómico, de modo que contamos con un producto pensado para ser utilizado con la mano derecha y un modelo equivalente para usuarios zurdos.

Tanto se ha simplificado el planteamiento que el producto incluso conserva los mismos interruptores que usaba el modelo del 2003, de modo que las sensaciones que se producen a cada golpe de click que demos van a ser las mismas que tendríamos con uno de estos ratones de antaño. No es una decisión casual, sino que responde a un principio que en Microsoft no siempre tienen tendencia a respetar: si funciona, no hay necesidad de cambiarlo. Además, cuando dichos interruptores siguen estando en el mercado casi 20 años después del lanzamiento inicial del producto, debe ser señal de que su calidad era considerable.

Dentro de los elementos más tradicionales, el nuevo IntelliMouuse también mantiene el cable de conexión de toda la vida. Por tanto, si quieres un modelo inalámbrico, tendrás que apostar por otro modelo. Algo que, por otra parte, aprecian muchos usuarios que emplean el equipo para jugar o aquellos que prefieren la seguridad en la transferencia de datos que ofrecen los modelos cableados de siempre.

 

Qué trae de nuevo

Aunque ya hemos visto que este producto viene siendo una reproducción altamente fiel al modelo original, también incluye algunas mejoras y novedades dentro de su planteamiento. Entre ellas, un nuevo diseño para la rueda central, que incluye ahora la función de pulsación propia de estos productos modernos al tiempo que hace más fácil el desplazamiento de la misma y la comodidad durante el proceso de uso del dispositivo.

Otro aspecto que mejora en este modelo es la resolución que ofrece el ratón. Esta resolución es ajustable y puede llegar a los 3.200 DPI, así que aquellos usuarios que necesiten de la máxima precisión en lo que al desplazamiento del cursor se refiere no tendrán problemas al respecto. Para conseguir estos ajustes no tienes más que recurrir a un programa específico, que el propio fabricante pone a tu disposición, donde puedes reprogramar los botones y ajustar esta sensibilidad conforme a tus preferencias.

 

 

Para que te sea más fácil mover el dispositivo de forma eficiente por cualquier tipo de superficie, este modelo incluye también la tecnología BluTrack. Este sistema permite usar el ratón sobre cualquier tipo de superficie, sin que los rayos emitidos sobre la misma se reflejen en ciertas superficies brillantes, como los espejos o el propio cristal, por citar un par de ejemplos. Es conocido que los ratones convencionales suelen tener problemas a la hora de moverse en estas superficies, así que este modelo no te dará problema alguno a la hora de desplazarse con calidad por las mismas.

Esta comodidad de desplazamiento también tiene que ver con el tacto del dispositivo. Hablamos de un tacto ligeramente rugoso en la parte superior, frente al tacto más liso situado en la parte en la que se ubica la palma mano. Esto combina una adecuada comodidad a la hora de mover el ratón, con una precisión mejorada y un mayor nivel de desplazamiento en la parte inferior, por el tacto rugoso que hemos comentado. Un complemento muy adecuado para el diseño ergonómico que preside el producto.

 

Precio y disponibilidad

Si te están entrando ganas de hacerte con este producto hay un detalles más que te interesa conocer: su precio. En concreto, estamos hablando que este modelo tiene un precio de 35 euros aproximadamente, por lo que no es uno de los modelos más económicos dentro del actual segmento de ratones con cable que tenemos en el mercado. De todos modos, tanto por durabilidad como por calidad de diseño es una opción interesante, sobre todo si necesitas de una resolución elevada y un control mejorado en lo que al proceso de uso se refiere.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de