El mejor disco duro SSD

Última actualización: 19.11.19

Disco duro SSD – Opiniones, Análisis y Comparativa en 2019

 

Si quieres darle un empujón a la capacidad de procesamiento de tu ordenador o portátil, el disco duro SSD puede serte de gran ayuda. Este producto utiliza una tecnología de almacenamiento sin platos ni brazos, que sustituye por un sistema de almacenamiento similar al de las tarjetas de memoria o los pendrives. Algo que acelera la velocidad de acceso a datos de forma notable. Para aprovechar esta tecnología, es importante buscar el mejor disco duro SSD del momento según tus necesidades concretas. Si necesitas velocidad y espacio, el disco duro SSD Samsung MU-PA500BEU es una solución eficiente y con un espacio adecuado, procedente además de una marca de confianza. También de confianza es el modelo Crucial MX500, que amplía esa capacidad a 1TB y puede servirte para controlar todo el almacenamiento de tu equipo.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo Bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Los mejores discos duros SSD del mercado

 

El almacenamiento SSD es la última novedad que ha llegado a nuestros ordenadores para acelerar su rendimiento. Una tecnología moderna y eficiente que cambia el disco duro mecánico de siempre por un disco duro totalmente electrónico, a la manera de los modernos dispositivos de memoria. Así que si quieres saber cuál es el mejor disco duro SSD que puedes montar en tu PC, échale un vistazo a nuestra selección de los mejores discos duros SSD del 2019 y seguramente encuentres la respuesta.

 

Disco duro SSD portátil

 

Samsung MU-PA500BEU

 

El disco duro SSD portátil Samsung MU-PA500BEU es un producto de tipo externo con el que puedes llevar a donde quieras hasta 500 GB de espacio y aprovechar al máximo a la hora de realizar todo tipo de tareas. Un disco capaz de ofrecer las altas velocidades de rendimiento de estos discos, llegando a los 540 MB por segundo.

Para aprovechar esta velocidad adecuadamente, el producto dispone de un puerto USB 3.0 con el que acelerar también este rendimiento respecto de los modelos 2.0. Tal como corresponde a un disco duro SSD portátil de calidad.

Y para que llevarlo contigo no sea un problema, este disco tiene un peso de apenas 51 gramos, así como unas medidas de 7,4 centímetros de largo por 5,7 de ancho y 1 centímetro de grosor, así que casi ni te enterarás de lo que llevas encima.

Acelera tu equipo con este modelo, que analizamos en detalle a continuación.

 

Pros

Velocidad: Este modelo alcanza velocidades de 540 Mbps con conectividad USB 3.0.

Portable: El disco tiene el tamaño de una tarjeta de crédito, para llevarlo a donde quieras cómodamente.

Fabricante: Dado que el disco procede de un fabricante de primer nivel, no tendrás que preocuparte por su calidad.

 

Contras

Disco de arranque: El proceso para configurar el equipo como disco de arranque es algo complejo.

Cable: El cable tiene una rigidez más elevada de la deseable a la hora de utilizar el disco.

Comprar en Amazon - Precio (€81,69)

 

 

 

Disco duro SSD 1 TB

 

Crucial MX500

 

Mientras pelea con Samsung por hacerse con el puesto de mejor fabricante de discos duros del mercado, Crucial sigue ofreciendo modelos de alta calidad, como el Crucial MX500.

Este disco duro SSD 1 TB tiene espacio suficiente incluso para reemplazar el disco duro convencional de tu equipo. Algo a lo que ayuda su velocidad, que llega a los 560 MB/s en modo de lectura y 510 en modo de escritura, casi por encima de los modelos de Samsung que hemos analizado. Para ello, este disco cuenta con la tecnología NAND Micrón 3D, que mejora el rendimiento y da mayor estabilidad al flujo de datos.

Este disco duro SSD de 1 TB también cuenta con otras ventajas, como el sistema de cifrado AES de 256 bits con el que mantener la seguridad de tus datos. De postre, su instalación resulta tan sencilla como la del resto de discos de este tipo, para que no pierdas tiempo ni siquiera en su montaje.

Si aún no te has decidido por un disco duro SSD, veamos algunos detalles más sobre este modelo, por si pueda ser justo lo que estás buscando.

 

Pros

Capacidad: Este modelo te ofrece un espacio de almacenamiento de 1 TB, pudiendo servirte el disco como reemplazo de un disco duro convencional.

Velocidad: La velocidad de este disco duro SSD llega a los 560 MB/s de lectura y 510 de escritura, de las más elevadas del mercado.

Alta calidad: Gracias a su tecnología NAND Micrón 3D, el disco tiene una alta resistencia y es capaz de gestionar tus datos de forma eficiente.

 

Contras

Software incluido: Algún usuario comenta que el software incluido para transferir datos es mejorable, aunque hay por suerte muchas alternativas disponibles.

Cable SATA: Tal como ocurre con otros modelos, en caso de que necesites el cable SATA para conectar el disco tendrás que comprarlo por separado, pues no viene incluido.

Comprar en Amazon - Precio (€113,56)

 

 

 

Disco duro externo SSD

 

SanDisk Extreme

 

Puesto que no todo son unidades internas, también hemos decidido incluir un disco duro externo SSD en esta selección. El elegido es el modelo SanDisk Extreme, que nos ofrece una capacidad de almacenamiento de 500 GB, con velocidades de lectura que llegan a los 550 MB/s.

Un producto muy adecuado tanto para hacer copias de seguridad como para usarlo ocasionalmente como unidad de almacenamiento, contando con la velocidad necesaria para que no tengas que esperar demasiado en el proceso.

Adicionalmente, este disco duro externo SSD cuenta con protección IP55, de modo que no le afecta ni el polvo ni el agua, pudiendo llevarlo a donde quieras sin riesgos. Algo que pone fácil su peso y su diseño, con unas medidas similares a las de una tarjeta de crédito. Algo que evita molestias a la hora de transportarlo o colocarlo en tu mesa de trabajo.

Si aún quieres saber más sobre este modelo, te dejamos algunas de sus características más particulares.

 

Pros

Velocidad: El disco tiene una velocidad que llega a los 550 MB/s en modo de lectura, al nivel de los discos convencionales de mayor renombre.

Medidas: Este producto tiene unas medidas similares a las de una tarjeta de crédito, con un peso reducido, para que lo lleves a donde quieras fácilmente.

Resistente: El disco duro cuenta con una protección IP55, siendo capaz de soportar el polvo, el agua o caídas de hasta dos metros, por ejemplo.

 

Contras

Conectividad USB 3.0: Para obtener el mayor rendimiento del disco duro es necesario que el mismo esté conectado mediante un puerto USB 3.0.

Medidas del cable: El cable de datos es algo más corto de lo que sería deseable, aunque esto tampoco supone un problema puesto que puedes cambiarlo en caso necesario.

Comprar en Amazon - Precio (€106,99)

 

 

 

Disco duro SSD 500 GB

 

Samsung 850 EVO

 

Pensado para darle un buen empujón al procesamiento de cualquier PC, el disco duro Samsung 850 EVO te ofrece una capacidad de 500 GB y una alta velocidad de acceso con la que notar una buena aceleración en el procesamiento de tu equipo. En concreto, este modelo te ofrece una velocidad de lectura de hasta 540 MB/s, impulsada con la tecnología TurboWrite que aumenta la velocidad de escritura a los 520 MB/s.

Este disco duro SSD de 500 GB es un producto de alto nivel, con una resistencia mejorada en lo físico, que se remata con una protección adicional de 256 bits y que protege tus datos mediante encriptación, evitando así el acceso no deseado a tus datos.

Un conjunto de tecnologías entre las que tampoco falta el sistema de protección térmico Thermal Guard, que evita que el disco se sobrecaliente incluso en los momentos de mayor intensidad de uso.

Si no sabes qué disco duro SSD comprar, descubre algunos detalles sobre este modelo de Samsung y todo lo que puede hacer por tu PC.

 

Pros

Velocidad del disco: Es uno de los discos más rápidos del mercado, con una velocidad de lectura que alcanza los 540 MB/s.

Encriptado: El motor de encriptado se encarga de mantener tus datos a salvo en caso de que el disco caiga en manos ajenas.

Interfaz SATA: La interfaz SATA tiene una velocidad de acceso de hasta 6 GB/s, siendo compatible con las interfaces de menor velocidad.

Espacio: El disco te ofrece espacio suficiente para almacenar una buena cantidad de aplicaciones. Y si se te queda corto, cuentas con modelos de aún mayor capacidad.

Garantía: Para tu tranquilidad, Samsung te ofrece 5 años de garantía, como corresponde al que muchos consideran como el mejor disco duro SSD actualmente a la venta.

 

Contras

Cable: En caso de que necesites utilizar un cable SATA para conectar este disco duro, tendrás que comprarlo por separado, dado que el mismo no está incluido entre los accesorios del equipo.

Comprar en Amazon - Precio (€98,99)

 

 

 

Disco duro SSD interno

 

Sandisk SDSSDA-240G Plus

 

Si prefieres un disco duro SSD interno para tu equipo, puedes recurrir al modelo Sandisk SDSSDA-240G Plus. Un disco duro de 240 GB de capacidad en el que es posible almacenar tanto tu sistema operativo como las principales aplicaciones de tu PC de forma sencilla. El modelo alcanza velocidades de hasta 530 Mbps en modo de escritura, ajustando las mismas a velocidades de 445 Mbps en modo escritura.

De todos modos, no tendrás que preocuparte por la velocidad a la hora de acceder a los datos, manteniéndose también en un entorno seguro como corresponde a un fabricante reconocido en el sector. El disco se remata con una compatibilidad SATA III que hace fácil su instalación física. En cuanto a la instalación en tu PC, dispondrás de una completa suite de programas para instalar, controlar y mantener tu disco en mejor estado.

Veamos más detalles sobre este modelo, que te ayudarán a tomar una decisión correcta al equipar tu equipo.

 

Pros

Velocidad: El producto alcanza velocidades de 535 MB por segundo, 20 veces mayor que un disco convencional.

Resistente: Por su calidad, el disco soporta impactos de hasta 1500G. Así que la seguridad de tus datos está garantizada.

Suite de software: El disco duro se acompaña de numerosos programas que facilitan su uso y mantenimiento.

 

Contras

Kit de actualización: En caso de que necesites el kit de actualización para portátiles, deberás comprarlo por separado.

Velocidad de escritura: La velocidad de escritura se queda en los 445 MB por segundos. Elevada pero menor a la de otros dispositivos.

Comprar en Amazon - Precio (€39,99)

 

 

 

Disco duro SSD 240GB

 

Kingston SSD A400

 

El disco duro externo Kingston SSD A400 es un modelo interesante para quienes no quieren gastar demasiado en almacenamiento y tampoco quieren conformarse con los modelos más pequeños.

En concreto, hablamos de un disco duro SSD de 240 GB de capacidad, en los que resulta fácil almacenar aplicaciones y el sistema operativo de tu equipo sin demasiados problemas de espacio. Un producto que mantiene, pese a su coste ajustado, las buenas velocidades de acceso de estos discos, que llegan a los 500 MB/s en modo lectura y 450 en modo escritura. Así que no tendrás problemas para sacarle el máximo partido al disco y acelerar tu equipo de modo eficiente.

Algo a lo que también ayuda el contar con un tamaño compacto, que facilita su montaje. De hecho, este disco duro SSD puede instalarse tanto en equipos de sobremesa como portátiles que dispongan del espacio y los conectores necesarios para ello.

Para que tengas más claro si este es el disco duro SSD que te conviene, veamos algunos detalles más sobre sus características.

 

Pros

Capacidad: La capacidad de 240 GB es muy adecuada para acelerar tanto el sistema operativo como aplicaciones de cierto tamaño, siendo muy adecuado para gamers y profesionales.

Resistencia: Además de la mejora que supone prescindir de las piezas móviles, este modelo cuenta con una construcción que soporta las vibraciones y los impactos.

Polivalente: Este disco duro SSD puede instalarse en ordenadores de sobremesa y portátiles que dispongan de espacio y conectores adecuados para ello.

Vida útil mejorada: Gracias a las nuevas tecnologías empleadas en este modelo la vida útil del mismo se incrementa, para que amortices mejor tu inversión.

 

Contras

Velocidad: Este modelo es “algo” más lento que otros que hemos valorado, con velocidades de 500 MB/s en modo lectura y 450 en modo escritura. Aun así, la diferencia es reducida.

Presentación: Se echa de menos que la presentación del producto sea algo mejor, dado que el mismo se vende en un simple blister de plástico.

Comprar en Amazon - Precio (€28,15)

 

 

 

Disco duro SSD 120 GB

 

OYUNKEY E PRO-120G

 

Si no quieres gastar demasiado en la compra de tu nuevo disco duro SSD y tampoco necesitas demasiado espacio, es posible que el modelo OYUNKEY E PRO-120G sea de tu interés. Un producto que, por sus características y coste, está cerca de ser el mejor disco duro SSD de relación calidad precio de los que hemos analizado.

Este disco duro SSD de 120 GB tiene una capacidad ajustada pero suficiente para mover el sistema operativo y tus aplicaciones favoritas, que al final es lo que interesa acelerar. Un disco duro con un alto rendimiento, gracias a la tecnología NAND o su sistema 3D, logrando velocidades de lectura de hasta 520 MB/s.

Un modelo eficiente que también resiste de forma adecuada los golpes, las vibraciones o el calor, para que tus datos estén siempre seguros. Así que no echarás de menos casi nada de los modelos convencionales.

Si no quieres gastar demasiado en actualizar tu PC, este modelo es uno de los más eficientes dentro del segmento de los más baratos del mercado. Veamos qué tiene para ofrecerte.

 

Pros

Velocidad de lectura: El disco duro dispone de una velocidad de lectura que puede llegar a los 520 MB/s, al nivel de los discos más destacados del mercado.

Resistencia: Este disco duro SSD cuenta con una alta resistencia y te ofrece toda la seguridad que tus datos necesitan.

Tecnología 3D Nand: La tecnología 3D Nand aumenta el rendimiento del producto, con un tamaño de compacto y apto para su uso en portátiles u ordenadores de sobremesa.

 

Contras

Velocidad de escritura: La velocidad de escritura de este disco es algo más limitada, de “solo” 400 MB/s frente a los 450 o 500 de otros modelos del mercado.

Espacio disponible: Dado que solo tiene 120 GB disponibles puede que se quede corto si tienes aplicaciones de gran tamaño. Por suerte, el fabricante ofrece discos más grandes, si lo necesitas.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Disco duro SSD M2

 

Crucial MX500

 

A menos que estés muy metido en el mundo de la tecnología, quizá no sepas de qué hablamos al referirnos a un disco duro SSD M2. Y es que este tipo de discos, que se pinchan directamente en placa y tienen formato de tarjeta, no llevan mucho tiempo entre nosotros. Un segmento en el que encontramos modelos como el disco duro SSD Crucial MX500.

Este producto cuenta con este tamaño compacto y velocidades de 560 y 510 MB por segundo en modo lectura y escritura. Un alto rendimiento que además va directamente a la placa, reduciendo el tiempo de acceso a esos datos. Lo mejor es que como vemos en este modelo, el precio del disco se reduce, así como el espacio que ocupa en tu equipo. Así que si quieres estar a la última, este modelo es todo lo que necesitas.

Analizamos algún detalle más de este modelo y todo lo que puede hacer para acelerar el rendimiento de tu equipo.

 

Pros

Tecnología M2: La nueva tecnología M2 libera el puerto SATA y mejora el rendimiento.

Velocidad: La velocidad del disco llega a niveles de 560 Mbps de lectura y 510 en escritura.

Instalación: El proceso de instalación en la placa es muy sencillo, a la par que eficiente.

 

Contras

Ventilación: Es conveniente mantener una adecuada ventilación en la torre, para evitar su sobrecalentamiento.

Drivers: Es clave actualizar drivers y controladores para sacarle el máximo partido.

Comprar en Amazon - Precio (€68,73)

 

 

 

Disco duro SSD 256 GB

 

Samsung MZ-76P256B/EU

 

El disco duro SSD 256 GB tiene la medida más habitual para mudar el sistema operativo y las aplicaciones que usemos con frecuencia. Algo que permite acelerar el rendimiento del equipo tal como conseguirás con el modelo Samsung MZ-76P256B/EU.

Un disco duro de alta tecnología con velocidades de hasta 560 MB por segundo en modo lectura, así como 520 en modo escritura. Suficiente pues para lograr una aceleración notable del procesamiento de tu equipo.

El producto dispone también del tamaño compacto que corresponde al formato de 2,5 pulgadas, lo que facilita su instalación. También hablamos de un disco fácil de configurar, dado que casi cualquier ordenador lo detecta al momento. Algo que facilita su gestión, igual que ocurre con las aplicaciones que el fabricante te ofrece.

Para que conozcas en detalle el producto, te damos algún dato más sobre sus características.

 

Pros

Versión mejorada: Esta versión actualizada del 850 Pro mejora la velocidad y estabilidad del funcionamiento del disco.

Escritura: La velocidad de escritura llega a los 520 MB por segundo, de las más elevadas del sector.

Garantía: Con este disco se incluye una garantía de 5 años, para tu tranquilidad.

 

Contras

Espacio: Si tienes en tu equipo aplicaciones de gran tamaño, te convendrá más el modelo de 512 GB.

Portatil: Ciertos montajes en portátiles pueden requerir de una caja adaptadora.

Comprar en Amazon - Precio (€86,85)

 

 

 

Guía para comprar discos duros SSD

 

El disco duro SSD es un dispositivo de alta tecnología con el que disfrutar de una alta velocidad de transferencia de datos y que te ayuda a disfrutar de mayor rendimiento en cualquier equipo informático. Dado lo novedoso de su planteamiento, es recomendable recurrir a una buena guía para comprar el mejor disco duro SSD y tener claro qué es lo que debes considerar en su compra. Cuestiones que encontramos a continuación.

Guía de compra

 

Capacidad de almacenamiento

El elemento más importante en cualquier comparativa de discos duros SSD es la capacidad de almacenamiento que ofrece cada uno. El almacenamiento, actualmente, presenta unos costes superiores al del almacenamiento tradicional, teniendo una notable importancia en cuánto cuesta un producto determinado. Por eso es necesario tener claro cuánta capacidad de disco vamos a necesitar y ver si la misma encaja en nuestro presupuesto.

Dentro de los discos duros SSD actuales, la capacidad de los mismos parte de unos 120 GB. Este espacio es suficiente para quienes necesiten acelerar el sistema operativo y alguna aplicación que no sea demasiado grande. Si necesitamos el disco para acelerar más aplicaciones o de mayor tamaño, podemos recurrir a los modelos de 250 o 500 GB, siendo estos los más habituales en lo que a oferta de mercado se refiere.

Por otra parte, la actual capacidad de los discos SSD alcanza los 4 teras de capacidad. Aunque es cierto que, a partir de los discos de un tera, los precios de estos productos empiezan a dispararse. Así que a menos que quieras tener prácticamente todos tus archivos acelerados, seguramente un modelo de 512 gigas sea suficiente para equipar tu PC o portátil.

 

Velocidad del disco

Otro aspecto importante a la hora de comprar un disco duro SSD es la velocidad que nos ofrecen estos dispositivos. Sin embargo, en este caso, la variedad no es tan elevada, dado que la mayor parte de los discos SSD del mercado suelen trabajar a velocidades similares, en torno a 10 veces la velocidad de lectura de un disco convencional.

En concreto, un disco duro SSD convencional alcanza una velocidad de lectura en torno a unos 550 o 560 MB por segundo. Este viene siendo el estándar habitual, aunque en algunos modelos puede quedarse en torno a unos 525. Lo que sí deberíamos hacer es desechar cualquier disco duro que no llegue a los 500 megabit de transferencia, por muy económico que sea.

En el lado de la escritura, esta generalmente suele ser inferior a la velocidad de lectura, por motivos obvios. En este caso, las velocidades de lectura habituales andan en los 520 megabit, reduciéndose hasta los 450 megabit por segundo de los modelos más sencillos. Esa velocidad sería aceptable aunque, obviamente, cuanto mayor sea esa velocidad de escritura, mucho mejor será para acelerar el rendimiento del dispositivo.

Formato del disco SSD

El último aspecto en el que nos vamos a fijar a la hora de hablar de este tipo de discos tiene que ver con el formato del mismo. Y es que este tipo de disco se presenta en diferentes planteamientos adaptados a todo tipo de uso, tal como vamos a ver a continuación.

Si nos fijamos en el lugar de su instalación, podemos hablar de discos duros internos y externos. Los discos duros SSD internos tienen unas medidas similares a las de un disco duro convencional, o incluso algo menores. El estándar habitual es de un modelo de 2,5 pulgadas de tamaño. Sin embargo, este tamaño se reduce especialmente en los discos duros SSD M2.

Estos discos tienen el mismo aspecto de una tarjeta y se pinchan directamente en el puerto PCI de la placa base, ahorrando espacio y complicaciones. De hecho, este último sistema es el estándar que acabará por imponerse en poco tiempo.

En cuanto a los discos duros externos, estos funcionan igual que cualquier disco duro externo convencional que no sea de este tipo. Por tanto, basta con conectarlos a un puerto USB de nuestro ordenador portátil o de sobremesa para acceder a los datos.

En este caso, es fundamental que el disco duro tenga puerto USB 3.0 a fin de acelerar al máximo esa transferencia de datos y no crear un cuello de botella durante el uso del producto. Obviamente que también deberemos buscar el dispositivo al que lo conectemos, ya que si se usa un puerto USB 2.0 convencional perderemos velocidad de transferencia.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Qué es mejor, disco duro SSD o HDD?

Todo depende de lo que necesitemos. Si lo que necesitas es un disco duro veloz sobre el que ejecutar aplicaciones para acelerar el rendimiento del equipo, la opción SSD es la más conveniente.

Pero si lo que necesitas es un amplio espacio de almacenamiento a precio razonable y sin necesidad de altas velocidades, entonces la opción HD sería la más adecuada. De todos modos, hoy día son muchos los equipos que combinan ambos elementos para dar al equipo tanto velocidad como espacio.

 

Q2: ¿Puedo usar un disco duro SSD para juegos?

Se puede usar un disco duro SSD para tus juegos y, de hecho, es uno de los usos más habituales que suelen darle los gamers. Y es que la alta velocidad a la que giran estos discos duros permite acelerar de forma notable el rendimiento de cualquier juego, de modo que se reducen parámetros indeseados como el lag que tanto nos molesta.

 

Q3: ¿Cómo formatear un disco duro SSD?

A la hora de formatear un disco duro SSD, es importante hacerlo de forma adecuada. Y es que si ejecutamos un formateo convencional, es probable que podamos deteriorar el disco. Por eso, conviene hacerlo con la herramienta de formateo que incluya el propio disco, dado que esta incorpora en el mismo todos los datos necesarios para que la gestión y el rendimiento del disco sean los adecuados.

 

Q4: ¿Cuál es el consumo de un disco duro frente al SSD?

Aunque no hay resultados claros al respecto, son varios los estudios realizados que cifran en torno a un 60% la reducción de energía que podemos conseguir con un disco duro SSD respecto de un disco duro tradicional. Y es que el consumo promedio de un disco duro convencional es de unos 6,5, vatios mientras que el de un modelo SSD está en torno a los 2,5 vatios. Algo que se traduce en una media hora más de autonomía en un modelo portátil, aproximadamente.

 

Q5: ¿Cómo inicializar un disco duro SSD?

El proceso de inicialización de un disco duro SSD es un paso necesario para poder utilizar el dispositivo bajo Windows. Y es que pese a ser plug and play, puede ser necesario este procedimiento para que el sistema operativo se dé cuenta de que el disco está ahí y que debe utilizarlo. Para proceder, no tenemos más que abrir el administrador de discos de Windows, en donde veremos la unidad marcada en color negro.

Basta con elegir entonces la opción Inicializar para que Windows inicie el proceso de formateo y activación del espacio y la unidad SSD. Un proceso que conviene realizar previamente a instalar algo en el disco duro, lo que por otra parte tampoco será posible, la verdad.

 

Q6: ¿Qué es mejor, un disco duro SSD o flash?

Pues lo cierto es que da lo mismo apostar por una tecnología Flash o por un disco duro SSD, dado que en esencia son lo mismo. Y es que el almacenamiento Flash presente en algunos equipos, llamado también eMMC en otros modelos, sigue el mismo planteamiento de escritura electrónica y sin partes móviles de un disco duro SSD. Así que, como decimos, es la misma tecnología, pero con un nombre diferente y rendimientos similares.

 

Q7: ¿Cómo particionar un disco duro SSD?

El proceso de crear y gestionar particiones en un disco duro SSD no requiere de herramientas específicas o diferentes a las que vienen siendo habituales para gestionar un disco duro convencional. Por tanto, puedes recurrir al administrador de discos de Windows o bien a cualquier otra aplicación similar de cara a particionar y gestionar adecuadamente las diferentes unidades dentro de tu disco SSD.

 

Q8: ¿Puedo usar un disco duro SSD para arranque?

No hay problema en usar un disco duro SSD para arrancar tu ordenador siempre que lo configures correctamente. Esto es, configurando en la BIOS que la opción de arranque sea este disco duro SSD e instalando en el mismo el sistema operativo que quieras utilizar para el arranque. Un proceso que es fácil de realizar gracias a las aplicaciones de gestión existentes hoy día para estos dispositivos.

 

Q9: ¿Cómo clonar disco duro SSD?

Prácticamente, todos los discos duros SSD que se venden hoy día se acompañan de una aplicación con la que es posible realizar la clonación del mismo. Para ejecutar esta clonación, es necesario que el disco duro esté particionado, así que por aquí deberíamos empezar. De todos modos, es algo que puede ejecutar adecuadamente la propia aplicación de clonado, así que puedes ahorrarte el paso.

Antes de proceder, es necesario preparar el disco que queramos clonar, eliminando aplicaciones y elementos no deseados para que el espacio sea suficiente. Y tampoco está de más hacer una copia de seguridad al respecto. Con todo esto completo, será el momento de activar la clonación y esperar que se complete. Una vez que se acabe, no te olvides de cambiar el orden de arranque de las unidades, para que el equipo arranque desde el SSD.

 

Q10: ¿Cómo es un disco duro SSD por dentro?

A diferencia de los discos duros convencionales, en el interior de un disco duro SSD no hay discos ni brazos de lectura. Estos se han reemplazado por una serie de chips en los que se almacenan los datos, similares a los que podríamos encontrar dentro de una tarjeta SD, aunque con ciertas diferencias.

Unas piezas que se acompañan de los componentes necesarios tanto para alimentar de energía todo el conjunto como para organizar adecuadamente el almacenamiento y transferir datos.

 

Q11: ¿Por qué mi equipo no reconoce el disco duro SSD externo?

Un disco duro SSD no es más que un dispositivo de almacenamiento más, así que no debería haber problemas de reconocimiento a la hora de conectarlo. Pero si esto ocurre, conviene verificar algunos elementos. Empieza cambiando el disco de puerto para ver si el mismo funciona correctamente o no.

Si esto no solventa el problema, quizá sea momento de cambiar de cable. Y si sigue el fallo, conviene ver si el problema viene del PC, probando el disco con otro equipo. Si en este nuevo equipo el disco sigue sin ser reconocido, probablemente esté averiado.

 

 

 

Cómo utilizar un disco duro SSD

 

El disco duro SSD es un dispositivo SSD que requiere de ciertos cuidados y del cambio de nuestros hábitos respecto a lo que viene siendo un disco duro convencional. Unos aspectos que permiten mantener a velocidad adecuada el dispositivo y evitar que su vida útil se acorte. Veamos algunos de estos detalles en nuestra guía para utilizar un disco duro SSD.

 

 

Instalación

La instalación de un disco duro SSD es tan fácil como la de un disco convencional. Basta abrir la caja del ordenador o retirar la cubierta del portátil, pinchar en el disco los puertos de alimentación y datos, ver que todo está bien y cerrar la caja. Una vez encendido el equipo, deberemos activar el disco duro mediante el Administrador de Archivos de Windows, particionar el mismo y empezar a usarlo.

 

Clonación

El proceso de clonación nos permite mover al disco duro SSD el contenido de nuestro disco duro convencional. Un proceso en el que es recomendable hacer copia de seguridad de esos datos, reducir el tamaño al mismo, según lo que necesitemos y utilizar una app adecuada para dicha clonación. Un proceso que debemos seguir correctamente para evitar la pérdida de datos durante el mismo.

 

Formateo

A diferencia de los discos duros convencionales, el formateo de un disco duro SSD debe realizarse empleando para ello la aplicación incluida con el disco o una herramienta específica. Y es que el formateo con las aplicación de Windows u otra que no sea específica para este tipo de discos puede causar daños en el mismo y acortar la vida útil del dispositivo. Por eso debemos hacerlo siempre con estas aplicaciones específicas para discos SSD, que evitan estos riesgos.

 

Evitar el mantenimiento convencional

Aunque lo parezca, no nos hemos vuelto locos. Y es que el mantenimiento convencional de los discos duros, como desfragmentar el mismo o borrar y limpiar el espacio libre, es algo que puede perjudicar la vida de tu disco SSD. Hablamos de operaciones que realizan una gran cantidad de escrituras y lecturas del disco, lo que acorta su vida útil.

Y por otra parte, son tareas que tampoco son necesarias, dado que la fragmentación apenas afecta a la velocidad de un SSD, mientras que el borrado de sectores en el espacio libre tampoco aporta nada positivo más allá de gastar esos sectores sin necesidad.

 

 

Desactivar funciones

En línea con lo anterior, hay ciertas funciones y servicios que no deberíamos usar en este tipo de discos. Entre ellos están la indexación de archivos, el servicio de hibernación o el archivo de paginación. Respecto de los puntos de restauración, conviene ajustar el espacio a unos 2 o 3 GB, que es más que suficiente para tener un par de puntos y salvar el equipo en caso de problemas.

 

Gestión del espacio

Como último consejo, es necesario que no uses al máximo el espacio disponible en el disco. Conviene dejar en torno a un 10% del mismo libre, ya que este espacio es el que utiliza el SSD para mover archivos y gestionar adecuadamente el rendimiento del dispositivo. Si no lo haces, es posible que notes como el disco pierde velocidad, tanto más cuanto más lleno esté.

 

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...