El origen de las teclas más particulares de nuestro teclado

Última actualización: 03.04.20

 

Si tienes un teclado entre las manos y le echas un vistazo, seguramente ya habrás visto algunas de las teclas de función que salen un poco de lo convencional. Hablamos de teclas como  ‘Alt’, ‘Ctrl’, ‘Shift’ o las tecla ‘Comando’ propia de Apple, por citar las principales. Teclas que nos sirven para recurrir a los atajos del teclado en nuestra aplicación favorita o bien para llenarse de polvo porque no las usamos.

Así que si te pica la curiosidad por conocer el origen de estas teclas, vamos a bucear un poco en la historia de los mejores teclados. Y como aperitivo, podemos adelantarte que muchas de estas teclas han perdido su razón de ser, aunque afortunadamente los programadores han sabido reconvertirlas para que sigan teniendo utilidad.

 

El origen

Para meternos en contexto, veamos cuál es el origen del teclado que actualmente utilizamos, aunque lógicamente evolucionado. Un origen que se remonta al año 1874, en que la compañía Remington lanza su primera máquina de escribir. Esta máquina estaba basada en el diseño del ingeniero estadounidense Christopher Sholes, que es el primero que incluye una distribución diferente a la del teclado por orden alfabético que se había venido usando hasta entonces.

Este diseño respondía a la necesidad de separar las teclas de uso más común, a fin de evitar que los martillos que golpeaban el papel y la cinta se bloqueasen, debido a lo rápido que escribían los mecanógrafos. Posteriormente, esta distribución iría cambiando con diferentes propuestas, como el teclado Dvorak de 1936, aunque al final se acabaría imponiendo la distribución QWERTY, la misma que seguimos utilizando actualmente.

 

 

El nacimiento de la tecla ‘Shift’

Volvemos al modelo inicial de Remington para hablar una de estas teclas particulares de nuestro teclado. Y es que la tecla ‘Shift’ tiene la misma antigüedad que este teclado original, dado que por aquel entonces la misma servía ya para escribir letras mayúsculas. Dado que la máquina de escribir es un producto íntegramente mecánico, lo que se conseguía con la tecla ‘Shift’ era mover ligeramente la posición del carro, de modo que en vez de golpear con la tecla en minúscula se golpeaba con la mayúscula.

En la actualidad, esta tecla sigue manteniendo ese uso original a la hora de escribir una sola mayúscula. También es una tecla que se emplea ocasionalmente para escribir diversos atajos de teclado, aunque no tanto como otras teclas que veremos a continuación.

 

La tecla Ctrl, ligada al teletipo

Para conocer el origen de la ‘Ctrl’ es necesario avanzar unos cuantos años hacia adelante, aunque su origen inicial es casi tan viejo como esta máquina de escribir. Y es que la tecla ‘Ctrl’ está íntimamente relacionada al mundo del telégrafo y el envió de teletipos. Estos mensajes reemplazaron al telégrafo a finales del siglo XIX y han sido utilizados aproximadamente hasta mediados del siglo XX. La ventaja es que este producto permitía enviar mensajes mecanografiados punto a punto a través de un teclado que, en los principios, era bastante limitado.

Con el paso del tiempo, este teclado fue incrementando la disponibilidad de teclas, incluyendo también el ‘Shift’ para el uso de mayúsculas. Sin embargo, la tecla ‘Ctrl’ tenía un objetivo diferente. Y es que esta tecla se utilizaba para mandar una señal al dispositivo receptor que lo situaba en modo de acción.

Esto es, la tecla ‘Ctrl’ servía para enviar instrucciones y no texto al dispositivo que estaba recibiendo en mensaje. A diferencia de ‘Shift’, cuyo uso ha decaído bastante, esta tecla sí sigue siendo de uso habitual en los teclados modernos, siendo la base con la que se combinan las teclas para acceder a todo tipo de atajos de nuestro teclado.

 

 

La tecla ‘Alt’, la heredera de la tecla ‘Meta’

El origen de la tecla ‘Alt’ es algo más moderno que el de sus homónimas. Esta tecla es la derivación de la tecla ‘Meta’, que figuraba en los primeros teclados que se fabricaron por los técnicos del MIT. Dicha tecla se utilizaba para modificar los bits que se enviaban al equipo, lo que daba lugar a que la codificación del mensaje mostrase un resultado diferente. Su compañera de teclado, la ‘Atl Gr’, llegaría de la mano de IBM en 1981, empleándose para insertar grafías y elementos complejos de algunos lenguajes, tales como la ‘Ñ’ del alfabeto español.

En la actualidad, además de su utilidad para los atajos del teclado, tanto ‘Alt’ como ‘Alt Gr’ tienen una utilidad adicional a la hora de insertar símbolos o de escribir elementos adicionales de ciertas teclas, tales como los corchetes o la arroba. También puedes escribir cualquier símbolo, si conoces su código ASCII, escribiendo ese código mientras pulsas la tecla ‘Alt’. Algo que no usamos normalmente pero que sí puede ser de utilidad cuando necesitamos recurrir a estos elementos.

 

Tecla ‘Windows’ y ‘Comando’

Como último apartado de este artículo dedicado al origen de las teclas más particulares de nuestro teclado, es el momento de hablar de la tecla ‘Windows’ y la tecla ‘Comando’. Dos teclas que son distintivas de los equipos basados en Windows y en Mac respectivamente.

La tecla de ‘Windows’ fue lanzada por primera vez en un teclado de 1994, obviamente de Microsoft, y ya funcionaba en el primitivo Windows 95. Una tecla que sirve para abrir el menú de inicio, así como para moverse entre algunas opciones de la zona de notificación. También, en las versiones que lo incluyen, sirve para activar el modo de vista Aero, combinando esta tecla con el tabulador para ir pasando ventanas. Por cierto, si tu teclado no tiene esta tecla, puedes reproducir algunas de sus funciones con la combinación ‘Ctrl’ + ‘Esc’.

En cuanto a la tecla ‘Comando’, ‘Command’ o ‘Cmd’, la misma tiene bastante más antigüedad y utilidad. De hecho, la tecla ya estaba presente en los primeros Macs lanzados en 1980. Esta tecla viene a reemplazar la tecla ‘Ctrl’ en los modelos de Mac y tiene como símbolo el nudo de Bowen. Un símbolo heráldico con más de 1.000 años de antigüedad que ahuyentaba a los malos espíritus y por el que Jobs apostó para no quemar tanto la imagen de su conocida manzana.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de