El timo del router pirateado sigue vigente

Última actualización: 23.08.19

 

Dentro de los muchos timos que los consumidores tenemos que enfrentar a diario, muchos están relacionados con las llamadas telefónicas no deseadas. Más aún en unos tiempos en los que casi nadie usa el teléfono fijo y en el que una llamada a través de nuestro número de siempre ya debería mosquearnos.

Entre ellos, hay un fraude o timo que lleva ya varios años vigentes aunque con épocas de mayor apogeo, como el que estamos viendo actualmente. Hablamos del que se ha venido en llamar fraude Microsoft, que utiliza el nombre de este gigante del software para que le abramos literalmente la puerta de nuestro ordenador, con la falsa excusa de que nuestro router tiene un problema.

 

La llamada

El timo comienza cuando recibimos una llamada telefónica en la que el interlocutor se identifica como trabajador de Microsoft y nos indica que nuestro router presenta un funcionamiento erróneo, provocando que ataque a los servidores de Microsoft. Según varios afectados por este fraude, la llamada suele provenir desde un número de Francia, aún cuando el comunicante dice llamar desde Reino Unido. No obstante, es muy probable que el número sea tan falso como la llamada.

Lo mejor del caso, a los efectos de detectar el fraude, es que la persona que nos llama no se expresa en español sino que lo hace directamente en inglés, teniendo además un marcado acento indio, según estos mismos comentarios. En algún caso si ha habido suerte como para encontrar a alguien que hable español, aunque el citado acento indio sigue siendo más que palpable.

Esto hace más fácil detectar lo que ocurre, dado que al pedir hablar con alguien en español lo más probable es que nuestro interlocutor nos cuelgue. Como detalle adicional, suele ser frecuente que la llamada esté caracterizada por un tono de alarma y urgencia considerable, para no darnos tiempo a pensar mucho.

 

 

El fraude

Si tenemos un nivel de inglés adecuado como para entendernos con este “técnico” de Microsoft y hemos tenido la paciencia suficiente como para seguir con la llamada, en este punto nos pedirán que instalemos en nuestro ordenador una aplicación de acceso remoto, como TeamViewer por ejemplo, con la que “resolver” el problema que está causando que nuestro router ataque los servidores de Microsoft.

Con esta herramienta, lo que estamos haciendo es concederle pleno acceso y control de nuestro PC a la persona que nos llama, por lo que puede hacer literalmente lo que quiera con él. Lo más habitual es que instale alguna herramienta destinada a secuestrar nuestro PC y pedirnos después un rescate (camuflando el trabajo como un servicio de limpieza de virus o de la amenaza que los hackers habían colado en nuestro equipo) o bien acceder a toda nuestra información personal, tales como contraseñas, correos electrónicos y demás, para ver qué pueden sacar de provecho con el uso de la misma. Como postre, también es probable que dejen algún programa espía instalado en el equipo, para espiarnos mientras usemos el mismo.

Adicionalmente a lo planteado, a algunos de los usuarios que han recibido esta llamada también les han pedido dinero como parte del servicio para impedir que su router o su equipo siga causando problemas. Un motivo más para desconfiar, dado que aparte de los problemas de seguridad que hemos comentado también perderemos el dinero que podamos darle a esta gente. Y si hemos cometido el error de darles nuestro número de tarjeta de crédito, aún peor.

 

Como defenderse

La defensa frente a este fraude es bastante sencilla. En primer lugar, nadie nos va a llamar nunca por teléfono ni desde Microsoft ni desde ninguna otra empresa para decirnos que nuestro router o nuestro PC están atacando servidores o haciendo cosas raras. A lo sumo, podría llegarnos una comunicación escrita por email o bien alguna denuncia de las autoridades, que tampoco es lo habitual. Así que la primera línea de defensa contra el fraude es tan sencilla como colgar el teléfono y mandar bien lejos a quien nos llama. Aunque esto último es opcional, la verdad.

 

 

El problema grave empieza en caso de que hayamos caído en la trampa, dado que nuestro equipo estará, literalmente, en manos de los atacantes. Así que lo primero que tendremos que hacer es revocar todos los permisos que hayamos dado en TeamViewer, o la aplicación que hayamos instalado, cerrar la sesión si tenemos la aplicación abierta y borrar la misma directamente. Tampoco es mala idea mantener el ordenador desconectado de Internet en tanto que seamos capaces de analizar el dispositivo y tratar de revertir las posibles amenazas que tengamos en el equipo.

Por eso, también es imprescindible que usemos alguna herramienta antivirus en nuestro ordenador, a fin de detectar las posibles amenazas, virus y demás malwares que los atacantes hayan podido instalar en nuestro sistema operativo. Una cuestión que también nos obliga a estar atentos a los diferentes comportamientos anómalos que el equipo pueda tener, con problemas como una lentitud excesiva, aplicaciones o sitios web que no se abren, cambios en las páginas de búsqueda o de inicio del navegador y otros elementos similares. Todos estos elementos son pruebas tangibles tanto de la presencia de elementos no deseados en nuestro equipo como de la actividad de los hackers que han penetrado en su interior.

Si todo esto no sirve, o la cantidad de amenazas es muy elevada, la solución al problema pasa por restaurar sistema. Esta opción nos permite devolver el equipo al estado que tenía hace unos días, dependiendo de la fecha que elijamos para ejecutar dicha restauración. Lo bueno de este proceso es que revierte todo aquello que hayan podido colocarnos en el equipo, aunque también es cierto que a veces, los menos, esta opción falla. Si esta restauración no nos da un resultado adecuado será momento de formatear el ordenador e instalar Windows de nuevo.

Por cierto, al hilo de lo comentado, resulta sorpréndete cómo hoy día Microsoft sigue lavándose las manos respecto de este fraude y cómo se limita a poco más que ofrecer a los usuarios una página web, en la que se incluyen algunos consejos genéricos para evitar el fraude pero sin implicarse mucho más para luchar contra el mismo.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...