Calculadora científica

6 características importantes que debes considerar antes de comprar una calculadora

 

Las calculadoras son dispositivos mediante los que puedes realizar cálculos matemáticos de manera rápida y sencilla. Actualmente, los modelos avanzados podrían clasificarse en tres tipos: científicas, financieras y gráficas. En este espacio nos dedicaremos a profundizar y conocer un poco mejor estos tres tipos de calculadoras, así como también indicarte qué debes revisar antes de escoger cuál comprar, para complementar tus herramientas de estudio o trabajo.

 

Calculadora científica 

Una calculadora científica trabaja con una serie de componentes que le permiten resolver ecuaciones de diferentes tipos, entre las que se encuentran las de tipo trigonométrico y estadísticos como principales. Son muy utilizadas en las escuelas y universidades, así como también en un amplio rango de áreas de trabajo.

Las calculadoras científicas actuales pueden presentar diferentes características, así como también sus propias ventajas y desventajas. Para poder saber qué calculadora científica comprar (En este enlace puedes encontrar algunas opciones de compra), debes tener en cuenta diversos aspectos que te garantizarán una inversión mucho más satisfactoria y práctica.

Estos modelos son los más comunes después del estándar, debido a que su capacidad es suficiente para satisfacer los requerimientos de estudiantes de educación secundaria y universitaria, dependiendo de la carrera que se esté cursando, dado que materias específicas de ciencia y tecnología, pueden requerir de calculadoras de mayor capacidad.

 

Calculadora financiera

La calculadora financiera está diseñada para trabajar con cálculos matemáticos, estadísticos y económicos, siendo muy utilizadas por contadores, banqueros, economistas, empresarios, corredores de bolsa y más, por lo que su aplicación y utilidad es bastante amplia.

Las alternativas modernas tienen pantallas que pueden mostrar un determinado número de líneas, ya sea para manejar el menú y sus funciones, así como también navegar por las hojas de cálculo si el programa permite la creación de estas.

Puedes hallar modelos con tamaños compactos y cómodos de manejar o que también incluyen accesorios, tales como tapas protectoras o baterías recargables. También cabe mencionar que sus pesos suelen ser ligeros y puedes comprar modelos que trabajen con energía solar, para que no debas preocuparte por reemplazar o recargar baterías.

 

 

Calculadora gráfica

El modelo avanzado de calculadora gráfica moderna puede, tal como indica su nombre, representar gráficas en su pantalla, una función muy útil en la arquitectura y la ingeniería. Además de esto, el sistema y chip con el que trabajan este tipo de calculadoras, también les permite realizar cálculos de sistemas de ecuaciones completos, trabajar con variables, operaciones aritméticas básicas y mucho más.

Los primeros modelos fueron lanzados al mercado en la década de los años 80, por la reconocida marca japonesa Casio, a la que también se le atribuye el desarrollo e innovación de la calculadora como herramienta para estudiantes y profesionales, junto a otros grandes de industria como Hewlett-Packard o Texas Instruments.

Trabajan con microprocesadores, se pueden programar y tienen integrados teclados alfanuméricos, para facilitar la introducción de datos. Algunos modelos cuentan con chips de alta capacidad que le permiten resolver ecuaciones algebraicas y matemática financiera como complemento, añadiendo más practicidad y atractivo a estos dispositivos.

Calculadoras electrónicas: tipos - Laextension.es

 

Características que debes considerar antes de adquirir una calculadora

Ya sea que vayas a comprar un modelo científico, financiero o gráfico, existen algunas características básicas que puedes analizar antes de escoger el equipo en el que vas a invertir tu dinero. Dependiendo del tipo de calculadora y su capacidad, el precio puede ser considerable, razón por la que debes procurar realizar una compra inteligente y para ello, conocer a fondo todo lo que puede ofrecerte la calculadora de tu interés es justo y necesario.

 

Diseño

Uno de los primeros aspectos por considerar es el diseño de la calculadora. Ten en cuenta su tamaño y peso, para que puedas llevarla contigo cómodamente sin importar que sea para finalidades académicas o laborales. Algunas pueden tener carcasas texturizadas, las cuales son consideradas como ergonómicas, porque se sienten agradables al tacto y, además, son atractivas a la vista.

 

Accesorios

Otro detalle que suelen presentar las calculadoras avanzadas de este tipo es una tapa, la cual puede ser deslizante o plegable; sea como sea, es un accesorio muy útil para proteger el equipo y mantenerlo como nuevo por mucho más tiempo. Te aconsejamos considerar especialmente las calculadoras que presenten esta característica.

 

Materiales

No te olvides de revisar también los materiales de fabricación y acabados de la calculadora. Debido a que éste es un dispositivo que puede ser requerido para uso intenso, te aconsejamos invertir en un modelo que posea una carcasa protectora capaz de soportar el uso diario, caídas y golpes para alargar la vida útil de la calculadora. Puedes hallar opciones de plástico de diferente dureza, botones que pueden también ser de plástico, metal, acrílico o goma, etc.

 

Batería

Muchos usuarios aconsejan prestar especial atención a la batería y su capacidad. Como fue mencionado, algunas calculadoras avanzadas requieren de energía externa para funcionar debido al consumo de sus componentes, pero esto no siempre resulta práctico, dado que necesitarás tener un tomacorriente cerca cada vez que necesites usar el equipo. Para subsanar esto, tienes a disposición modelos con baterías desechables o recargables y en este último caso, es imprescindible que tengas en consideración la autonomía para que no debas cargar la batería a cada momento.

 

 

Funciones

Las funciones también son de vital importancia, sobre todo si se está invirtiendo en una calculadora para una finalidad en específico. Por ejemplo, un modelo estándar no será capaz de ofrecerte cálculos trigonométricos complejos, mientras que una científica sí. Por ello, para poder escoger un buen modelo, debes tener en cuenta para qué la vas a necesitas y si será capaz de trabajar con el tipo de ecuaciones que estudias o utilizas en tus labores diarias.

 

Precio

No obstante, debes tener en cuenta que los precios suelen ser más elevados en comparación con los modelos estándar debido a la capacidad de este tipo de calculadoras. Pero, si quieres disfrutar de las mejores herramientas para apoyarte al momento de hacer tu trabajo o estudiar, no te preocupes, si buscas con cuidado, puedes encontrar buenas ofertas o calculadoras con relación calidad – precio lo suficientemente atractivas, como para satisfacer tus necesidades sin gastar demasiado.

 

El antes y el después del cálculo moderno

 

Para poder fabricar la mejor calculadora científica del momento, han transcurrido cientos de años, algunos incluso indican que miles, desde las primeras herramientas diseñadas para cálculos aritméticos. En este espacio profundizaremos en la historia de la calculadora científica y su impacto en la sociedad, como herramienta de apoyo en diferentes ámbitos educativos y profesionales.

 

Historia de la calculadora

Aunque las primeras señales de lo que podría considerarse una herramienta para realizar cálculos matemáticos se remonta a miles de años atrás, no fue sino hasta la década de los 60, cuando un grupo liderado por inventores y emprendedores de la compañía Texas Instruments desarrollaran la que sería considerada la primera calculadora electrónica portátil del mundo, ya que no requería de corriente externa como los modelos de esa época, sino que empleaba una batería.

No obstante, esta calculadora portátil tenía un peso de 1,5 kilogramos, razón por la que seguía siendo un poco engorrosa de utilizar, y además, su sistema no estaba desarrollado a fondo y solamente se podían realizar cálculos simples como sumar, restar, dividir y multiplicar.

Para esos años, el uso de las calculadoras como herramienta en el día a día no era algo que se acostumbraba en la sociedad. Las primeras calculadoras eran empleadas principalmente para fines científicos y de investigación, tenían tamaños considerables e incluso algunas debían transportarse en carretillas especiales. Por ende, el lanzamiento de la calculadora de Texas Instruments, que salió al mercado bajó el nombre Pocketronic, no tuvo mucho éxito.

Sin embargo, el hecho de que este grupo de ingenieros e inventores hayan logrado minimizar a tal punto los componentes electrónicos necesarios para hacer funcionar una calculadora, ha sido considerado como uno de los pilares de la tecnología moderna, dado que sirvieron como inspiración para el desarrollo de conceptos de ordenadores y circuitos de todo tipo.

 

 

La calculadora científica y su aplicación

La calculadora científica se destaca del modelo estándar, porque trabaja con un sistema capaz de realizar cálculos mucho más complejos, que pueden incluir funciones trigonométricas, estadísticas, gráficos, notación científica, factores, entre muchas cosas más.

El uso de la calculadora científica tanto en el ámbito educativo como profesional, tiene un gran impacto, dado que muchos consideran que es una herramienta que permite agilizar los cálculos de lo que se consideran como ecuaciones constantes y, aunque una calculadora puede ofrecer el resultado de una ecuación en un instante, el usuario debe ser capaz de manejar sus funciones, presionar las teclas adecuadas en el orden correcto y ordenar tanto los números como los símbolos, para que el dispositivo pueda calcular el resultado.

 

Hewlett-Packard desarrolla la primera calculadora científica

Hewlett-Packard es una empresa de origen estadounidense que fabrica y comercializa todo tipo de software y hardware. Es actualmente considerada como una de las más importantes compañías tecnológicas e innovadoras del mundo y también se le atribuye el diseño y desarrollo de la primera calculadora científica para uso común.

El modelo fue lanzado al mercado el 4 de enero de 1972 con un precio de 395 dólares, estuvo disponible para el público durante un período de tres años, y se calcula que se vendieron más de 300.000 calculadoras.

Era un dispositivo innovador y que ofrecía la resolución de cálculos complejos en pocos segundos. Podía trabajar con funciones trigonométricas, logarítmicas y exponenciales, lo que abría todo un mundo de posibilidades para los estudiantes, ingenieros, científicos, arquitectos, diseñadores y más.

Antes de ella, solamente se podían adquirir calculadoras portátiles con las funciones básicas: sumar, restar, dividir y multiplicar. Por esta razón, el lanzamiento de una calculadora de unas dimensiones tan compactas y capaz de realizar cálculos complejos, fue toda una noticia.

 

Hewlett-Packard 35

HP 35 fue el nombre que recibió la primera calculadora científica de bolsillo. Sus dimensiones eran de 14,7 centímetros de largo con 8,1 centímetros de ancho.

Un detalle muy llamativo de esta calculadora es que estaba equipada con una batería recargable, no obstante, contaba con una pantalla LED capaz de mostrar hasta quince caracteres al mismo tiempo, pero esta consumía mucha energía y debías cargar la calculadora cada 3 horas de uso.

Esta pantalla estaba conformada por diodos LED con caracteres y punto decimal flotante, dado que era el símbolo usual en las convenciones de Estados Unidos. Sin embargo, el mismo equipo era capaz de cambiar el formato de muestra a notación científica automáticamente, cuando detectaba que se había excedido la cantidad de números.

En cuanto a la batería, el modelo HP 35 requería de tres unidades AA de NiCd. Estas estaban integradas en un paquete que podía retirarse de la calculadora. Hoy en día, los usuarios que aún posean esta calculadora, tienen la alternativa de reconstruir por sí mismos el paquete original reemplazando las baterías o utilizar el equipo conectado a la corriente externa.

 

 

El impacto y legado de la HP 35

Con el lanzamiento de este modelo y otras alternativas producidas por marcas que serían revolucionarias en el desarrollo de la tecnología como Texas Instruments, Casio, Canon, etc., el público tuvo acceso a diferentes opciones para satisfacer sus necesidades, pero los productos de Hewlett-Packard siempre han gozado de gran popularidad debido a la calidad, desempeño, diseño, funciones y practicidad.

Además de esto, el empleo de la calculadora científica fue considerado como el fin del uso de la regla de cálculo, dado que era mucho más sencilla de manejar, transportar y su desempeño era bastante fluido para la tecnología de la época.

Luego de este modelo, HP lanzó la calculadora científica HP 45, HP 65, HP 55, HP 67, HP 80 y HP 70, cada una con funciones ampliadas en programación y capacidad.

Hoy en día, las calculadoras científicas son capaces de realizar decenas de funciones, cálculos, ecuaciones, métodos y más. Así como también se han impulsado otras líneas pensadas para consumidores más exigentes, capaces de mostrar gráficos, crear hojas de cálculo, imprimir documentos y muchísimas cosas más, por lo que son una herramienta que muchos, tanto trabajadores como estudiantes, consideran como imprescindible para llevar a cabo las tareas del día a día.

 

La revolución de las calculadoras

 

En este artículo informativo daremos un paseo por la historia de las calculadoras, desde su invención, el impacto que tuvieron para su época, así como también la evolución que han tenido desde los primeros ábacos chinos, inventados varios siglos atrás hasta los avanzados modelos de hoy en día.

 

Del ábaco a la calculadora moderna

No se tiene una fecha aproximada de la invención del ábaco para cálculos simples de aritmética, dado que se han hallado documentos chinos del siglo II A.C., por lo que pudieron venir siendo empleados por matemáticos y eruditos desde hace miles de años atrás.

Esta herramienta simplificaba la resolución de ecuaciones y permitía realizar cálculos, pero no sería sino hasta el año de 1623 cuando el inventor Wilhelm Schickard desarrolló la primera calculadora automática. A este modelo, le precedió uno mecánico creado por el científico y filósofo de origen francés, Pascal. Este último modelo, sería fuente de inspiración para la invención de los equipos que darían vida a los que son utilizados hoy en día.

Para que te hagas una mejor idea de cuánto se ha avanzado en el desarrollo de las que podrían ser las mejores calculadoras científicas del 2020, ten en cuenta el dato de que, en 1878, le tomó 20 segundos a una calculadora mecánica realizar una multiplicación de nueve dígitos por seis dígitos, mientras que hoy el resultado se puede visualizar al instante.

No obstante, las primeras calculadoras eran equipos bastante pesados, grandes e incómodos de usar, por lo que no serían realmente prácticas sino hasta varias décadas después.

 

La primera calculadora de mano

En el año de 1965, un grupo de inventores y trabajadores de Texas Instruments, desarrollarían la primera calculadora de mano. Esto fue considerado toda una hazaña, dado que apenas cuatro años antes se había lanzado al mercado una calculadora de sobremesa como novedad, debido a que nadie había podido lograr la reducción de los componentes de una calculadora común a un tamaño portátil.

El objetivo del grupo era simple: elaborar una calculadora que funcionara con una batería y cupiera en la palma de la mano. Con ello, se pusieron manos a la obra y tan solo 18 meses después, presentarían la que sería la primera calculadora de mano: la CAL-TECH, sin embargo, este modelo tenía un peso de 1,5 kilogramos, lo que hacía que fuese incómoda de llevar consigo aun con su tamaño “compacto” para la época.

 

 

CAL-TECH llega al mercado

No sería sino hasta la década de 1970 cuando la calculadora de mano CAL-TECH fuese puesta en venta al público bajo el nombre de Pocketronic y, aunque no tuvo mucho éxito comercial debido a que no se conocía la importancia de este tipo de herramientas, sí que fue un paso importante para la ingeniería en el desarrollo de las calculadoras modernas que se utilizan hoy en día.

Todo el grupo incluido su líder Jerry Merryman, son considerados legendarios en el ámbito del desarrollo tecnológico de las calculadoras.

 

El impacto del invento en el desarrollo de las calculadoras modernas

Luego de analizar el producto, empresas de origen estadounidense y japonés, unieron esfuerzos para desarrollar calculadoras mucho más prácticas y livianas que la Pocketronic. Pronto salió al mercado el modelo Sharp QT-8B, una calculadora personal, más pequeña y liviana que la Pocketronic, que trabajaba con baterías y no requería de alimentación externa, toda una novedad para esos años.

Poco a poco fueron más y más las empresas de electrónica que se interesaron el desarrollo de conceptos y fabricación de calculadoras cada vez más ergonómicas, prácticas, funcionales y fáciles de usar. Fue así como pronto fue posible encontrar decenas de modelos en el mercado de marcas tan reconocidas como Hewlett-Packard, Busicom, Sony y más.

El impacto que tuvo la oferta contra la demanda y la competencia, obligó a los desarrolladores a implementar cada vez más funciones y bajar los precios de sus productos para poder mantenerse a flote, y así llegamos a las calculadoras que pueden funcionar con paneles solares integrados, modelos con pantallas LCD y capaces de realizar operaciones realmente complejas, mostrar gráficos, crear hojas de cálculo, entre muchísimas funciones más.

 

 

La calculadora hoy en día

Aunque se siguen produciendo y vendiendo calculadoras de todo tipo por parte de cientos de fabricantes, los ordenadores, las tabletas y teléfonos de gama baja, media y alta, ofrecen sistemas operativos con calculadoras digitales integrados en ellos. Sin embargo, suelen ser emuladores básicos para realizar operaciones rápidas.

Pero, así como existen modelos sencillos para sumar, multiplicar, restar, dividir y calcular porcentajes, también tienes a disposición calculadoras gráficas y científicas con gran potencial y que emplean componentes de alta capacidad, para que sea posible trabajar con todo tipo de operaciones de cálculos aritméticos.

La utilidad de la calculadora como herramienta de apoyo la ha convertido en un objeto infaltable en muchas aulas de clase y oficinas de trabajo, dado que ayudan a agilizar los cálculos de las operaciones y así, agilizar también todo el proceso para el cual se está calculando.

Además, es necesario mencionar que, muchos de los métodos empleados para modernizar la calculadora, también fueron utilizados en el desarrollo de ordenadores, por lo que esa idea que nació de un par de jóvenes entusiastas en los años 60, podría ser considerada como uno de los pilares del ordenador moderno.

 

El uso de las calculadoras en España

Por último, consideramos interesante mencionar que, en España y otros países de Europa, existen leyes de educación que regulan el uso de esta herramienta en la formación educativa de su población civil, dado que consideran que no es una prioridad ni permite desarrollar adecuadamente la habilidad matemática en sus estudiantes.

Pero, por otra parte, organizaciones internacionales han afirmado y aconsejado que se permita el uso de la calculadora en la enseñanza y en el desempeño profesional, gracias a que, de igual manera, el usuario debe tener conocimiento acerca de lo que está haciendo, tanto en el equipo como en el manejo de la información de la ecuación, para poder obtener el resultado correcto.

 

¡Aprovecha mejor tu calculadora con los nuevos video tutoriales de Casio!

 

Así como lo lees, Casio ha unido fuerzas con el gigante de alojamiento de videos Youtube, para ofrecer a los usuarios de sus calculadoras video tutoriales con los que podrán aprender a manejarlas mejor y a realizar diferentes operaciones complejas. Aquí te daremos a conocer todos los detalles de esta novedosa y llamativa forma de enseñanza.

 

Casio se une a Youtube con video tutoriales

Youtube es una plataforma de alojamiento y reproducción de contenido multimedia en streaming. Es la más grande de la actualidad y tiene un aproximado de más de 1.800 millones de usuarios activos, por lo que el contenido que se sube a la plataforma, puede llegar a prácticamente cualquier rincón del mundo y se estima que se siguen subiendo videos a la plataforma a un ritmo aproximado de 100 horas de contenido por minuto, lo que es en términos de contenido, gigantesco.

Hoy en día Youtube cuenta con cientos de miles de canales oficiales que son propiedad de empresas de telecomunicaciones, gubernamentales, militares, comerciales, famosos y mucho más, además de contar también con canales personales de gente común. Son usualmente utilizados para compartir contenido de interés para el público, ya sea en el área de la publicidad, entretenimiento o información.

Y es por ello que fue en Youtube donde Casio decidió emprender la iniciativa de crear un canal dedicado a ofrecer video tutoriales para los usuarios de sus productos, especialmente los que utilizan modelos de la línea ClassWizz, una que podría tener entre sus productos a la mejor calculadora científica del momento. Además, también se ofrece soporte y guías para el modelo de calculadora gráfica fx – CG50, diseñada para trabajos de ingeniería, arquitectura y tecnología.

 

 

Línea ClassWizz de Casio

La línea ClassWizz de Casio ofrece calculadoras científicas de muy buena calidad y con funciones útiles tanto para estudiantes como para profesionales. Los modelos que componen esta línea son fx-991LA X, fx-570LA X, fx-991EX y fx-570EX y difieren en algunas características.

Lo más destacable de esta línea de calculadoras científicas es que están equipadas con una pantalla LCD de alta resolución, con la que podrás visualizar las ecuaciones y anotaciones con más facilidad. Asimismo, la pantalla tiene retroiluminación, permitiendo que puedas hacer uso de la calculadora en ambientes con poca luz sin inconvenientes.

La pantalla tiene una resolución de 192 x 63 puntos y puede mostrar un menú de cuatro líneas sin abreviaciones, para que te sea sencillo manejar las funciones del equipo. Además, en la serie Plus de ClassWizz podrás disfrutar de un emulador de hojas de cálculo, que podrán tener un máximo de 5 columnas, 45 filas y hasta 170 elementos de datos.

La memoria de esta línea puede procesar hasta 160 elementos de datos estadísticos para satisfacer los requerimientos de ecuaciones y operaciones complejas. Además, también ofrece sistema de cálculo de matrices de 4 x 4.

Respecto al diseño de la línea ClassWizz, nos encontramos con calculadoras de diseño sobrio, robusto, elegante y cómodo de usar. Todas ofrecen una carcasa resistente y texturizada que, además de añadir durabilidad, también las hace atractivas y agradables al tacto.

En algunos modelos de la línea podrías incluso disfrutar de botones hechos de metal, los cuales ofrecerán una larga vida útil para que puedas hacer uso de tu calculadora durante mucho tiempo. Y además, todas incluyen una tapa deslizante que te permitirá mantenerla protegida de las caídas o golpes accidentales.

 

Calculadora gráfica Casio fx – CG50

El modelo fx – CG50 es una calculadora gráfica de alta capacidad que trabaja en conjunto con una pantalla Natural V.P.A.M. capaz de mostrar más de 65.000 colores que permitirán identificar fácilmente las gráficas. Tiene una resolución de 216 x 384 p y sistema de retroiluminación.

Para realizar sus cálculos, este dispositivo emplea una memoria RAM de 61 kB con una memoria Flash-ROM de 16 MB. Puede representar gráficamente números de funciones rectangulares, paramétricas y polares, así como también gráficas básicas y en 3D, inecuaciones, zoom, entre muchas otras cosas más.

Además de esto, la fx – CG50 puede procesar ecuaciones de matemáticas elementales, estadísticas, cálculo diferencial e integral, programación, finanzas, entre otros y todo en un dispositivo que pesa apenas 230 gramos.

En cuanto a su tamaño, tiene unas dimensiones de 1,8 x 8,9 x 18,8 centímetros, una construcción con carcasa robusta y acabado texturizado junto a botones tanto de plástico rígido como metalizados para que puedas utilizarla diariamente sin que presente desgaste.

 

 

¿Qué ofrecen los video tutoriales de Casio?

Pues, en su canal llamado simplemente “Calculadoras CASIO”, la empresa tiene, hasta el día de hoy, un total de 32 videos, donde tres cuentan la historia de la compañía y el resto se enfoca en la línea de calculadoras científicas ClassWizz y la calculadora gráfica fx – CG50.

Los videos duran pocos minutos y son narrados por una voz femenina en español que, haciendo uso de un emulador, te mostrará cuáles son los pasos necesarios para realizar determinadas ecuaciones en tu calculadora, ya sea de la línea ClassWizz o la fx – CG50.

El canal cuenta actualmente con 536 suscriptores, pero sus videos superan ya los cientos de miles de visitas y con evaluaciones positivas por parte de los consumidores, lo que indica que los pasos y el método expresado en el video han tenido un impacto positivo para quienes manejan estos equipos y no los conocen a fondo todavía.

 

¡Sácale partido a tu calculadora!

Si tienes alguna de estas calculadoras y te sientes un poco perdido al momento de trabajar con tantos botones y funciones disponibles, echar un vistazo a estos tutoriales en video te ayudará a sacarle el máximo partido. No te tomará más que un par de minutos, e incluso puedes verlos fuera de casa en tu teléfono móvil o tableta. Asimismo, te aconsejamos tener tu calculadora en mano, para que vayas probando todas las funciones según las vayas viendo, esto te permitirá manejarla con más fluidez y rapidez al momento de realizar distintas operaciones, ya sea para fines académicos o laborales.

 

Calculadoras y el sistema educativo español

 

Las calculadoras científicas son herramientas que ofrecen agilidad, fluidez y facilidad para resolver ecuaciones de aritmética, no obstante, algunos consideran que permitir su uso dentro de las aulas de clase, puede afectar negativamente el manejo de las operaciones para los alumnos. Otros opinan diferente y en este artículo podremos ver ambas partes y qué defiende cada una.

 

La calculadora científica y sus ventajas

Los proveedores de las que podrían ser las mejores calculadoras científicas del 2020 son muchos, dado que esta herramienta puede ser desarrollada a diferentes niveles según la necesidad del usuario.

Los orígenes de la calculadora se remontan hace varios siglos atrás con la aparición del ábaco chino, pero se ha recorrido un gran camino y hoy en día las calculadoras estándar permiten realizar operaciones básicas como la suma, resta, división, multiplicación y porcentajes. Normalmente, presentan un teclado numérico y otras teclas básicas para realizar las operaciones, tales como el punto o la coma para decimales.

En el caso de las calculadoras científicas, estas, además de ofrecer las funciones básicas, tienen un circuito que trabaja con un sistema de mayor capacidad, siendo estas capaces de realizar cálculos aritméticos, funciones trigonométricas, estadísticas, ecuaciones algebraicas y mucho más. Incluso, existen modelos equipados con pantallas LCD, que pueden mostrar gráficas y son muy útiles en ámbitos educativos y laborales de ingeniería, ciencias, etc.

La rapidez con la que una calculadora científica realizar una operación hoy en día es prácticamente instantánea, por lo que ayudan a resolver las ecuaciones con mayor rapidez.

 

¿Por qué la calculadora científica es considerada un problema para algunos?

Existen opiniones encontradas entre expertos y la misma sociedad civil, dado que una parte de ellos considera que el uso de una calculadora científica en las pruebas evaluativas le aporta una ventaja extra al estudiante, por lo que no desarrolla correctamente sus habilidades deductivas para trabajar con las ecuaciones.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que la calculadora no tiene capacidad para “pensar”, sino simplemente para resolver una ecuación que se introduzca en ella. Por ende, tanto el estudiante como el ingeniero deben ser capaces de identificar el orden de la operación, cómo se debe introducir en la calculadora científica y qué ecuaciones utilizar para poder obtener el resultado correcto.

Incluso, existen organizaciones que tienen como exigencia dentro del currículum instruir al postulante en el manejo completo de estos dispositivos.

 

 

En España…

Mientras tanto en España, la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas o FESPM por sus siglas en español, han emitido su opinión expresando que la calculadora científica debería ser permitida sin problemas en las aulas de clases de todo el país, dado que ocupan poco espacio, agilizan las pruebas y no consumen tantos recursos energéticos como un ordenador portátil o una tableta.

Un detalle por considerar es que la FESPM no tiene autoridad total sobre las universidades en España, razón por la que cada una tiene sus propios reglamentos y reservaciones respecto al uso de esta herramienta.

Como sabrás, en España, el acceso a una universidad de prestigio se da mediante la presentación de una prueba en la que se evalúan diferentes aspectos del rendimiento académico del interesado en entrar, y estos incluyen su habilidad para realizar operaciones matemáticas, pero en la actualidad, solamente se permite utilizar la calculadora científica en universidades de Canarias, Baleares, Cataluña y Castilla La Mancha, muy a pesar de las recomendaciones del FESPM.

 

En la Ley española…

Un dato interesante en toda esta situación es que en el Preámbulo de las Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales del Real Decreto 05/2014 de 26 de diciembre se exige que los estudiantes que hayan culminado sus estudios de secundaria y bachillerato, sepan manejar una calculadora científica con habilidad.

Como fue mencionado, la calculadora no es capaz de descifrar qué ecuación se quiere resolver, por lo que, de igual manera, el estudiante debe conocer en qué orden y de qué manera debe trabajar el ejercicio, para poder usar la calculadora adecuadamente.

 

 

En otros países europeos…

El Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes o Informe PISA por sus siglas en inglés es un programa que se desarrolla en muchos países del mundo, para evaluar el impacto de la educación y el rendimiento académico de los alumnos en áreas como la matemática, la lectura y la ciencia.

La finalidad de este Informe Pisa es el de analizar los métodos de enseñanza en las diferentes escuelas y universidades, para determinar cuál es más eficiente y así poder recomendar a otras instituciones y así mejorar el desempeño de sus alumnos al momento de realizar operaciones complejas.

Noruega, Finlandia, Dinamarca, Portugal, Francia, Italia y Suecia son países que, en sus aulas de clases y en las pruebas académicas, permiten el uso de calculadoras científicas y esto es debido a que, las pruebas no varían con los años, siguen siendo las mismas operaciones, pero lo que se evalúa realmente es la capacidad del alumno de interpretar las ecuaciones, para poder resolverlas adecuadamente haciendo uso de la calculadora científica.

Y además, el Informe PISA indica que en estos países, el rendimiento académico es eficiente y satisfactorio, aún con el uso del equipo en clases.

 

Nuestra opinión personal…

Hoy en día se considera una pérdida de tiempo tratar de detener los avances de la ciencia y la tecnología y las calculadoras científicas existen desde hace ya varios años. Su uso ha permitido agilizar la solución de problemas matemáticos de todo tipo y también se ha arraigado en las aulas de clases. Son pocas las escuelas o universidades que no permiten el uso de las calculadoras, al menos para presentar pruebas evaluativas.

Pero, considerando todo lo analizado y el posicionamiento de expertos en la materia, creemos que la calculadora científica es una herramienta útil y facilitadora, sí, pero debe saberse utilizar, así como también tener un conocimiento acerca de lo que se está viendo en la pantalla o en la hoja de un examen, porque la introducción de un solo punto, coma, paréntesis o la ubicación equivocada de un símbolo en particular, puede cambiar el resultado por completo.

 

Un viaje a través de los avances en la educación escolar

 

Los avances tecnológicos han revolucionado la manera en que los niños y jóvenes reciben su educación. Las pizarras, tizas y borradores han ido quedando atrás poco a poco y han sido reemplazados por dispositivos que, hace algunos años, podrían haber sido impensables, pero han aumentado la efectividad y calidad de la educación. En este artículo nos pasearemos por los cambios más importantes que se han dado a lo largo de la educación escolar en España y el mundo.

 

Las primeras herramientas para estudiar

En el año de 1650 se solía utilizar una tabla fabricada en madera donde se imprimían letras y números. Eran utilizadas por los pequeños para aprender a leer y sumar, dado que algunas tablillas también tenían frases sencillas en ella. Esta herramienta era muy útil para familiarizarse con los caracteres y fue muy popular y utilizada en toda Europa. También, en España la tablilla era muy empleada, pero con formato de silabario.

No sería sino hasta el año de 1870 cuando llega la llamada “Linterna mágica”, la cual sería la predecesora del cinematógrafo. Funcionaba básicamente como un proyector equipado con un juego de lentes y un soporte de carril que se encargaba de cambiar las imágenes que, en ese entonces, eran dibujadas sobre una placa de vidrio. Dado que en ese momento no existía la electricidad, se empleaba una lámpara de aceite para poder proyectar las imágenes.

Para 1890, en Escocia, un profesor tomó una de las pizarrillas individuales que se utilizaban para estudiar y decidió colgarla. Al notar su practicidad, creó la primera pizarra con borde de madera y pintada de color verde oscuro o negro y empleó tiza para escribir sobre ella junto con un borrador, dando así la bienvenida a una de las herramientas de estudio más utilizadas y conocidas del mundo.

 

 

La era de la electrónica

Corría el año de 1920, cuando se comenzaron a emitir lecciones de cursos a distancia a través de emisiones de radio, por lo que los alumnos podían escuchar las clases sin necesidad de estar presentes en el aula. Este detalle abrió las puertas de la educación a distancia, siendo muy práctica y atractiva para el intercambio cultural y la mejora de relaciones entre países con intereses similares.

Para la década de 1930, se desarrollan dos herramientas muy útiles para la escuela y la universidad: el proyector de transparencias y el bolígrafo. Con el primero, se podían colocar películas sobre una pantalla y la lámpara, junto con un juego de lentes, es capaz de maximizar el tamaño de la imagen y proyectarla sobre una superficie como la pared, el pizarrón o una pantalla especial. El según revolucionó toda una época, dado que no se necesitaba “sacarle punta” al bolígrafo, ya que éste trabaja con una bolita giratoria en su punta encargada de distribuir y secar la tinta al mismo tiempo.

 

La era del ordenador

A partir de 1980, los avances en tecnología fueron incluso más notorios y cambiantes, siendo uno de los más importantes el lanzamiento al mercado del ordenador personal por parte de IBM después del éxito de Apple con su modelo Apple II.  Sin embargo, no sería hasta los 90´s cuando el ordenador portátil vio la luz en el mercado junto con el lanzamiento del sistema operativo de Microsoft: Windows 95.

Otro dispositivo que apareció para revolucionar y mejorar la educación fue la calculadora en el año de 1985. Casio es una empresa japonesa, creadora de algunas de las mejores calculadoras científicas del 2020, pero cuando quiso introducir su producto en las aulas, algunas personas objetaron contra ello debido a que consideraban que podría afectar la destreza de los estudiantes para realizar operaciones de aritmética.

 

World Wide Web para uso doméstico

El Internet existía ya desde hace algunos años, pero era una tecnología empleada en organizaciones científicas y de ingeniería, y fue en 1996 cuando el consumidor doméstico pudo comenzar a disfrutar de las ventajas de tener internet en casa. No obstante, su uso era un poco complejo, debido a que no existían buscadores.

El buscador de Google no sería desarrollado sino hasta 1998, cuando su algoritmo sencillo y uso intuitivo permitiría buscar información en internet con un solo clic. Además, como ya sabrás, el impacto del internet en la vida cotidiana hoy es prácticamente imposible de evitar.

A finales de los años 90 se crean las primeras pizarras digitales e interactivas, mediante las que los maestros y profesores pueden utilizar diferentes herramientas para dar sus clases. Esto ayuda a disminuir el tedio del estudiante, así como también hacer que la clase sea mucho más interactiva e invite a todos a participar.

 

 

Internet en la palma de tu mano

Como podrás haber imaginado, llegaríamos al punto de los dispositivos móviles que, además de permitirte comunicarte, también son útiles para estudiar e investigar. Los teléfonos móviles, tabletas u ordenadores son herramientas con las que podrías acceder a internet para buscar cualquier información o realizar todo tipo de operaciones.

Hoy existen escuelas en varias partes del mundo que le exigen al estudiante contar con una tableta electrónica, ya sea para compartir archivos, enviar tareas, recibir notificaciones de clases, etc.

 

¿Qué nos traerá el futuro?

Actualmente se tiene al alcance tecnología de punta, tales como las gafas de realidad virtual con las que puedes “transportarte” mentalmente a cualquier entorno dependiendo del videojuego o disco interactivo que hayas colocado en tu ordenador o consola.

También debe hacerse mención de las cámaras equipadas con sensores para que puedas sentirte mucho más inmerso en la experiencia y así disfrutarla a plenitud. Además, jugar videojuegos con unas gafas de este tipo mejoraría tu experiencia en varios aspectos.

Por otro lado, el intercambio de datos junto con los sistemas de realidad aumentada, pueden ser muy útiles en un salón de clases, ya sea para evaluación o entretenimiento de los pequeños en los ratos libres.

Sea como sea, a través de los años se ha procurado no afectar negativamente la calidad de la educación, razón por la que la inversión de los colegios es tan importante.

 

Casio se disculpa por polémica calculadora rosada

 

Luego de que fuese colgada una imagen publicitaria a la página oficial de Facebook de la compañía Casio, donde se mostraba al público una nueva calculadora de color rosa se desataron numerosos comentarios en esta red social. Los lectores manifestaron su inconformidad con la campaña de promoción del dispositivo, debido a los tintes de género que podía implicar. Conoce los detalles a continuación.

 

Polémica en las redes

Después de que la imagen fuese subida a la página, miles de usuarios comenzaron a compartirla y a comentar que presentaba tonos sexistas.

Las polémicas por publicidad no faltan en el día a día, dado que hoy muchos usuarios y consumidores han mostrado sensibilidad a determinados temas y con el auge de las redes sociales, han encontrado la manera de hacer oír su voz y opinión cuando se topan con algo que consideran ofensivo.

 

La imagen fue subida con un anuncio que mencionaba:

“Queremos que las mujeres trabajadoras tengan una mejor experiencia al usar calculadoras que se adapten perfectamente a sus entornos de trabajo a través de un óptimo de usabilidad y diseños vanguardistas. Mujeres, Casio las seguirá apoyando a ustedes para que día a día brillen aún más en sus trabajos”

Esto ha provocado la ira y la indignación de muchos consumidores, debido a que opinan que, en esta época, la asignación de colores “delicados” como el rosa a un público exclusivamente femenino es sexista e incluso denigrante.

Asimismo, otras consideran una ofensa el hecho de que la compañía “piense” que, para que una mujer pueda usar una calculadora común, debe ser de color rosa o al menos eso expresaban algunos usuarios en las redes sociales.

 

Casio se disculpa públicamente

No obstante, poco después de haber subido la imagen, esta fue eliminada de la página de Facebook y Casio compartió un comunicado público donde se disculpaba por la falta de “sensibilidad hacia los temas de género”.

 

 

El comunicado dicta lo siguiente:

“Lamentamos profundamente haber ofendido a nuestro público en Facebook con una publicación en la página de Facebook Casio Calculators Global que incluía una imagen estereotipada de la mujer, usando calculadoras de color rosa en el trabajo.

De ninguna manera teníamos la intención de dar una imagen estereotipada de la mujer ni discriminarla, y pedimos sinceramente disculpas por nuestra falta de sensibilidad con relación a un tema de género. Hemos eliminado la publicación y otros contenidos relacionados.

Nosotrxs, en Casio, agradecemos y valoramos todos los comentarios y opiniones. Haremos todo lo posible por comunicarnos mejor en el futuro y demostrar plenamente nuestro compromiso con la igualdad de género”

 

Causas de la polémica

Como sabrás, la igualdad de género y otros temas de estereotipo que denigran a la mujer o la ponen por debajo del hombre, son muy discutidos hoy en día e incluso legislaciones completas han sido modificadas, para poder ofrecer a las féminas el mismo derecho que gozan los hombres.

No obstante, existen países en los que aún esto no se implementa o no se respeta como se debe. En España han ocurrido casos de violencia contra la mujer bastante escandalosos para el mundo entero, razón por la que, estos movimientos se han vuelto cada vez más radicales y tienen cero tolerancias a cualquier demostración de estereotipos, ya sea en el caso de las mujeres o los hombres.

El consejo que algunos expertos dan a las compañías como Casio y otras que han pasado por este tipo de incidencias, es que tengan muy en cuenta la sensibilidad de los usuarios y los mensajes subliminales o mal interpretados, que puedan expresar en sus publicaciones o comerciales.

No han sido pocas las marcas que han visto una baja de sus ingresos después de una polémica por falta de sensibilidad, misoginia, racismo y muchísimos temas más. Sin embargo, se espera que el comunicado expresado por Casio pueda ser suficiente para renovar la dignidad que algunos usuarios sienten que les fue burlada.

 

 

Consecuencias

Aunque Casio Computer Co., Ltd. es una compañía de gran prestigio y mucha reputación ganada a lo largo de los años y tienen en su catálogo la que podría ser la mejor calculadora científica del momento, hoy en día se debe pensar dos veces antes de diseñar cualquier tipo de publicidad, dado que el acceso general a la información, puede no siempre complacer a todo tipo de consumidores.

Algunas personas son más sensibles que otras respecto a este tipo de temas, pero, la verdad, es que la igualdad de género es un movimiento que ha tomado muchísima fuerza desde los últimos años y es apoyada ferozmente por millones de personas. Por ello, una empresa como Casio, no ha sido la primera en cometer un error y ofender a comunidades enteras. Ya le ha ocurrido a otras grandes de la industria, tales como H&M, Coca-Cola, Pepsi y muchísimas más.

Aunque Casio no ha reportado las consecuencias monetarias o de imagen que ha tenido su empresa después de la publicación, es probable que esta se vea un poco afectada al menos durante un tiempo, ya que los usuarios son muy firmes en sus posiciones, opiniones y comentarios.

Sin embargo, también se debe considerar que no siempre se puede complacer a todo el mundo, razón por la que, aunque aún no se presentan consecuencias graves, ya sea para la imagen o la venta de sus productos que incluyen herramientas útiles como relojes, calculadoras científicas, equipos de audio y más, Casio debería tratar de utilizar publicidad con base en temas neutrales evitando ofender a cualquier comunidad, movimiento o persona sin importar su género, estilo de vida, preferencia sexual, etc. Dado que, a la larga, esto podría traer consecuencias mucho más graves y afectar severamente la posición de la compañía dentro del mercado.

 

Otro caso polémico en tema de igualdad de género

Uno de los últimos casos fue el de la compañía Société Bic, mejor conocida como Bic, un fabricante de bolígrafos y mecheros de renombre mundial que lanzó una línea de bolígrafos rosas diseñados especialmente para mujeres donde incluso la famosa conductora de televisión y defensora de los derechos de igualdad de género y de la comunidad LGBT, Ellen DeGeneres, tildó de “ridícula” la campaña de la compañía en su programa.

 

La mejor calculadora científica

Calculadora científica – Opiniones, Análisis y Comparativa en 2020

 

La calculadora científica es otro de esos elementos que no debería faltar en cualquier escritorio. Da igual si eres contable, ingeniero, estadístico o físico, dado que estos productos tienen funciones y operaciones que ahorran tiempo a casi cualquier usuario. Pero, para aprovecharte de estas ventajas, es necesario saber cuál es la mejor calculadora científica que puede ayudarte en tu trabajo. Una búsqueda en la que tendrás que ver las funciones que necesitas y las que ofrece cada modelo. Dentro del mercado actual, encontramos opciones como la calculadora Casio FX-991SPX II, que cuenta con 576 funciones, pantalla LCD de alta resolución y trae íconos en el menú en lugar de las palabras abreviadas de las calculadoras antiguas. Por otro lado, la Hewlett-Packard NW276AA#B1S es capaz de procesar logaritmos, fracciones, raíces y potencias. Además, tiene una pantalla de dos líneas y es muy fácil de usar. Por esta razón, está recomendada para niños y jóvenes.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo Bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Las mejores calculadoras científicas del mercado

 

Cuando se trata de hacer cálculos complejos, la calculadora científica es la herramienta más adecuada. Un producto que se presenta con diferentes tipos de funciones más o menos especializadas dependiendo de lo que cada usuario necesite. Para que tengas una idea sobre qué modelos puedes encontrar actualmente, a continuación analizamos algunos de los mejores productos. De esta manera podrás tomar una decisión acorde con la etapa escolar en la que te encuentras.

 

Calculadora científica Casio

 

Casio FX-991SPX II

 

Este modelo tiene un moderno menú de íconos. Gracias a esto no tienes que adivinar el significado de los textos abreviados de los modelos antiguos. Además, ofrece una pantalla LCD con una resolución de 63 x 192 píxeles, para que puedas visualizar correctamente todos los datos. En este sentido, muestra de 4 a 6 líneas, de manera que las fórmulas son más parecidas a las de los libros de texto.

El precio de esta calculadora científica es proporcional a los beneficios que ofrece, ya que cuenta con un total de 576 funciones, entre las que se encuentran ecuaciones, inecuaciones, trigonometría, entre otras. Por otro lado, esta es la primera calculadora que incluye una hoja de cálculo y te permite ver los resultados en una tableta o teléfono inteligente, mediante el uso de códigos QR.

La calculadora científica Casio FX-991SPX II es capaz de resolver sistemas de ecuaciones de hasta 4 incógnitas y permite seleccionar entre los idiomas catalán, euskera, portugués y castellano.

La mejor calculadora científica del momento debería ofrecer beneficios tanto para el alumno como para el docente. En este sentido, vale la pena revisar con mayor detalle los pros y contras de este producto:

 

Pros

Funciones: Una de las mayores ventajas de este modelo es que que ofrece 576 funciones, entre básicas y científicas, incluyendo cálculo de raíces, trigonometría y logaritmos.

Pantalla: Gracias a la pantalla LCD de alta definición, esta calculadora permite visualizar de 4 a 6 líneas, por lo que la imagen es más parecida a la de un libro de texto.

Idiomas: Ofrece los idiomas más utilizados en territorio español, por lo que puedes usarla sin problemas si hablas vasco, portugués, catalán o castellano.

 

Contras

Instrucciones: Un usuario ha comentado que el manual de instrucciones no es lo suficientemente claro, por lo que recomienda apoyar el uso con vídeos explicativos que aparecen en internet.

Comprar en Amazon - Precio (€30,5)

 

 

 

Casio FX-5800P

 

Este modelo realiza las operaciones básicas de suma, resta, multiplicación y división, pero también incluye muchos cálculos científicos de alta complejidad, tales como fracción, trigonometría, análisis estadístico, constantes físicas, matriz, ecuaciones polinómicas, desviación estándar, variables, 24 niveles de paréntesis, diferencial, integral, entre otras.

Tiene una pantalla LCD de matriz de puntos, que permite visualizar los datos como en un libro de texto. En este caso, son 4 líneas de 16 caracteres cada una, permitiendo hasta 10 dígitos y 2 exponentes. Asimismo, cuenta con 128 fórmulas almacenadas, que sirven para facilitar los cálculos y ahorrar tiempo.

Es una calculadora científica Casio que tiene unas medidas de 16,3 cm de alto y 8,15 cm de ancho, mientras que pesa solo 150 g, por lo que puedes llevarla contigo a todas partes sin mayores inconvenientes. Funciona con una pila AAA y cuenta con un diseño clásico muy fácil de usar.

Si todavía no sabes qué calculadora científica comprar, este modelo puede ser una buena opción, ya que permite realizar prácticamente todo tipo de cálculos. Sin embargo, no está de más revisar sus pros y contras antes de realizar la compra:

 

Pros

Completa: Este es uno de los modelos más completos de esta lista, con 664 funciones, entre las básicas y las científicas. Por esta razón, es apto para le escuela y la universidad.

Compacta: Mide 1,51 cm x 8,15 cm x 16,3 cm y pesa solamente 150 g, de tal manera que resulta práctico para llevarlo en la mochila todos los días.

Memoria: Tiene una memoria que permite ver las últimas operaciones realizadas, aunque hayan pasado algunos días desde la última vez que lo encendiste.

 

Contras

Tapa: Algunos usuarios opinan que la tapa es un poco frágil en comparación con las antiguas calculadoras de la misma marca.

Comprar en Amazon - Precio (€59)

 

 

 

Calculadora científica HP

 

Hewlett-Packard NW276AA#B1S

 

A la hora de buscar la mejor calculadora científica del momento, los modelos de HP son otro clásico que conviene evaluar. En este caso, hablamos del modelo Hewlett-Packard NW276AA#B1S, alimentado por energía solar y que ofrece un total de 240 funciones diferentes. Entre estas funciones encontramos algunas destinadas a cálculos algebraicos, de trigonometría, probabilidad o estadística, por citar algunas.

Tiene unas funciones de fácil acceso mediante su pantalla LCD de doble línea y la amplia disposición del teclado, donde no falta el cursor con el que deslizarnos entre las fórmulas e introducir cambios de forma eficiente. Esta calculadora científica HP tiene además un diseño muy resistente, contando con una tapa protectora y unas patas muy adecuadas para que la misma no se mueva a la hora de utilizarla, por lo que es muy adecuada para llevarla contigo a donde quieras, incluso fuera de tu despacho.

Descubramos algunas funciones más de este modelo, situado en el segmento de las calculadoras baratas actualmente a la venta:

 

Pros

Función cursor: Siguiendo la línea de los modelos más actuales, esta calculadora cuenta con un cursor con el que desplazarte en los cálculos y ahorrar tiempo a la hora de corregir errores.

Diseño portátil y resistente: Gracias a la alta resistencia del diseño, así como a las pequeñas patas incluidas, es una calculadora muy útil que puedes llevar a cualquier parte a la hora de hacer cálculos.

Alimentación solar: La alimentación solar te da un extra de tranquilidad a la hora de utilizar el dispositivo en casi cualquier circunstancia.

 

Contras

Diseño de pantalla: La pantalla LCD mantiene el sistema de doble línea, con una línea superior más pequeña que la inferior, lo que en parte dificulta la visión de los resultados.

Dureza del teclado: Las teclas del producto son algo duras, así que tendrás que cogerles el punto exacto para no tener problemas a la hora de introducir datos.

Comprar en Amazon - Precio (€8,99)

 

 

 

Calculadora científica no programable

 

Helect H-1002

 

Aunque es una calculadora científica no programable, se trata de un producto interesante, dado que ofrece una agradable funcionalidad pese a no ser un modelo de las marcas de siempre. Un puesto merecido, dado que este producto incorpora todas las funciones habituales de este tipo de calculadoras, tales como cálculos estadísticos, conversión de grados a radianes o escritura de fracciones. Una amplia gama de funciones accesibles mediante el teclado incluido, donde no falta el cursor de navegación que incluyen los dispositivos de hoy.

Tampoco falta la pantalla de doble línea con un buen tamaño en ambas, para que todo sea más fácil de ver el resultado o las funciones que emplees. Y dado que por su precio el modelo se sitúa entre las opciones más baratas que hemos visto, este producto bien podría ser la mejor calculadora científica de relación calidad precio de las que hemos analizado.

Pese a no ser un modelo de un fabricante conocido, esta calculadora se ha ganado un espacio en el mercado gracias a funciones como las que vamos a ver a continuación.

 

Pros

Doble Pantalla: La doble pantalla LCD tiene un diseño adecuado en cada una de sus líneas, haciendo más fácil ver tanto las funciones como los resultados.

Funcionalidad: La calculadora incluye todas las funciones habituales de este tipo de modelos, siendo adecuada para la mayor parte de usuarios que requieran de cálculos básicos.

Diseño compacto: El diseño compacto y ergonómico de este modelo te hace mucho más fácil el proceso de utilizar la calculadora y también llevarla a donde quieras.

 

Contras

Ecuaciones: El producto no es capaz de realizar cálculos sobre ecuaciones de 2º o 3er grado, por lo que si necesitas esta función deberás optar por otro modelo.

Manual: El manual de instrucciones solo se presenta en inglés, aunque dado que es un producto que sigue la línea habitual, esto tampoco es un problema serio.

Comprar en Amazon - Precio (€8,68)

 

 

 

Calculadora científica para fracciones

 

Casio FX-82ES PLUS

 

Se trata de una calculadora científica para fracciones capaz de realizar hasta 252 funciones, por lo que podrás utilizarla como apoyo durante las distintas etapas escolares. Entre las funciones incluidas se encuentran el cálculo automático de fracciones, factorización de números primos, conversiones, cálculo de porcentajes, funciones hiperbólicas, funciones trigonométricas, exponentes, entre otras.

Cuenta con una pantalla lógica natural de entrada algebraica VPAM, que muestra las expresiones matemáticas como aparecen en los libros de texto. De esta manera, facilita su lectura y comprensión. Además, dispone de 8 líneas que brindan la posibilidad de escribir 21 caracteres en pantalla.

Por otro lado, esta calculadora de bolsillo tiene unas dimensiones de 89,5 x 20,6 x 188,5 mm y un peso de 100 g, por lo que resulta conveniente para llevar durante los días de clases. Asimismo, cuenta con desconexión automática y funciona mediante el uso de una pila AAA alcalina.

Para lograr un buen desempeño escolar en el área de matemáticas, debes contar con las herramientas adecuadas, como la calculadora científica Casio FX-82ES PLUS, por lo que es necesario revisar sus características más resaltantes antes de tomar una decisión:

 

Pros

Funciones: Incluye 252 funciones, como cálculo automático de fracciones, factorización de números primos, entre otras.

Pila: Su sistema de alimentación es mediante 1 pila alcalina AAA.

Dimensiones: Es una calculadora de bolsillo, por lo que sus dimensiones son de solamente 89,5 x 20,6 x 188,5 mm.

Pantalla: Tiene una pantalla natural VPAM de matriz de punto, con 8 líneas y 21 caracteres.

 

Contras

Instrucciones: Esta calculadora no incluye manual de instrucciones en español o en inglés, por lo que algunos usuarios sienten incomodidad al tener que descargarlo a través de internet.

Comprar en Amazon - Precio (€34,22)

 

 

 

Otros productos

 

Casio FX-82MS

 

En nuestra búsqueda de la mejor calculadora científica no podía faltar un modelo tradicional de Casio. Hablamos de la calculadora científica Casio FX-82MS, que es una evolución de la histórica calculadora FX-82. Un modelo que cuenta con algunas mejoras, como un teclado de mayor tamaño y donde encontramos un cursor que hace más fácil corregir errores o cambiar parámetros en una fórmula sin tener que cambiarla entera.

Este modelo incluye también la habitual pantalla LCD de dos líneas, así como un total de 240 funciones para hacer casi de todo. Funciones donde no faltan un generador de números aleatorios, un amplio menú para estadísticas o una amplia cantidad de funciones para convertir unidades y medidas entre si. Por tanto, vas a tener en un solo dispositivo casi todo lo que necesitas para realizar todo tipo de cálculos sin complicaciones.

Veamos algún detalle más sobre este modelo, que es la evolución de un clásico procedente de la mejor marca de calculadoras científicas que han existido.

 

Pros

Evolución: Este producto es la actualización del tradicional modelo FX 82, incluyendo mejoras en la navegación y el proceso de introducción de datos.

Funciones: Esta calculadora dispone de hasta 240 funciones, contando además con un menú específico para cálculos de tipo estadístico.

Teclado: El teclado ha crecido en tamaño y comodidad, de modo que ahora es más fácil introducir datos sin caer en los habituales errores de digitación.

 

Contras

Cambio de pila: El proceso de cambio de pila requiere del desmontaje de la tapa trasera por completo, lo que dificulta en parte el mismo.

Programable: La calculadora no es programable, de modo que si necesitas un modelo con esta función tendrás que optar por otra calculadora.

Comprar en Amazon - Precio (€15,95)

 

 

 

Canon F-715SG

 

En nuestra selección de las mejores calculadoras científicas del 2020 tampoco puede faltar un modelo de Canon. Otro fabricante habitual que se ha ganado un espacio propio con modelos como la calculadora Canon F-715SG.

Un producto de calidad que incorpora diversas mejoras como el sistema de pantalla de dos líneas de igual tamaño, que mejoran la visión de las fórmulas y los resultados. Este producto cuenta con un total de 250 líneas y soporta un cálculo interno de hasta 16 dígitos, así que puedes hacer todo tipo de cálculos sin complicaciones. Unos cálculos aún más sencillos de ejecutar gracias a su cursor móvil, que ayuda a corregir esos pequeños errores que a veces se cuelan.

Si no sabes qué calculadora científica comprar, te dejamos algunos datos más sobre este modelo por si pudiera resultarte interesante.

 

Pros

Pantalla LCD: La pantalla LCD de dos líneas tiene un diseño más grande de lo habitual, de modo que ambas líneas son claramente visibles.

Función solar: La función solar añade un extra de calidad al producto, de modo que casi te podrás olvidar de ir cambiando pilas.

Materiales reciclados: Este producto cuenta en su fabricación con una parte de materiales reciclados, así que con su compra cuidarás del medio ambiente.

 

Contras

Profundidad de funciones: El modelo es adecuado para un uso general, pero puede quedarse corto en caso de que lo necesites para cálculos de ingeniería, física o mayor calado.

Tapa: Dado que la tapa se queda suelta una vez abierta la calculadora, es relativamente fácil que los más pequeños de la casa la acaben perdiendo.

Comprar en Amazon - Precio (€9,2)

 

 

 

Casio FX-85SPXII-BU-S-EH

 

A diferencia de los modelos convencionales, la calculadora científica Casio FX-85SPXII-BU-S-EH es un modelo avanzado que amplía las funciones del dispositivo. En concreto, este modelo incrementa a 274 las funciones incluidas, entre las que destacan las tablas de funciones, las regresiones estadísticas y otras opciones avanzadas.

También se incluye la función “libro de texto” con la que introducir las fórmulas tal como se ven impresas, reduciendo así la posibilidad de errores. Estas funciones también se traducen en una pantalla más amplia de lo habitual, que tiene desde cuatro a seis líneas dependiendo de lo que necesites en cada momento, donde es más fácil verlo todo más claro. Un producto con alimentación solar, con un bonito diseño en color azul y que se remata con la habitual tapa de transporte, para que no se deteriore.

Pensada para quienes precisen un extra de cálculo, conozcamos algunas de las novedades que nos ofrece esta calculadora científica.

 

Pros

Funcionalidad avanzada: Este producto se sitúa un paso adelante a la hora de realizar cálculos complejos como tablas de funciones, estadísticas con cálculo de regresiones y otras opciones avanzadas.

Idiomas: La calculadora puede configurarse en varios idiomas tales como español, catalán, portugués o euskera, según prefieras.

Función libro de texto: Esta función permite al usuario introducir directamente las funciones tal como aparecen en el libro, minimizando el riesgo de errores durante el proceso.

 

Contras

Aprendizaje de uso: Dada la amplia variedad de funciones que incluye, el proceso de uso y su aprendizaje es algo más complejo de lo que resulta con otros modelos.

Teclado: Pese al avance en sus funciones, el teclado y su diseño se ha quedado algo desfasado, lo que en parte hace algo más complejo el proceso de introducción de datos.

Comprar en Amazon - Precio (€18,99)

 

 

 

Guía para comprar calculadoras científicas

 

La realización de cálculos en nuestro trabajo es algo que requiere de herramientas de calidad, dado que un error puede tener graves consecuencias. Y en lo que al cálculo se refiere, la calculadora científica se convierte en la mejor herramienta para ello. Para que sepas qué modelo te conviene, te dejamos nuestra guía para comprar la mejor calculadora científica, donde enumeramos los aspectos más importantes que debemos valorar a la hora de adquirir uno de estos productos para tu oficina.

Guía de compra

 

Capacidad de cálculo

Aunque a primera vista todas las calculadoras científicas parecen iguales, lo cierto es que en su interior no lo son. Por eso, a la hora de enfrentarnos a una comparativa de calculadoras científicas, es importante tener claro qué capacidad de cálculo vamos a necesitar y qué nos ofrece cada uno de estos modelos. Algo que conviene ajustar a nuestras necesidades, a fin de hacer más sencillo el uso de esa calculadora.

En esta capacidad podemos empezar hablando de las calculadoras científicas básicas o de instituto, por decirlo así. Estas calculadoras de gama económica incluyen una buena cantidad de funciones que, generalmente, cubren las necesidades de la mayor parte de usuarios. Sin embargo, para cálculos más complejos, como los de ingeniería, pueden quedarse cortas. Por eso, siempre conviene ver el número y tipo de funciones que incluye cada producto.

Algo que nos traslada a los modelos más completos, que van ampliando la cantidad de funciones matemáticas que pueden ejecutar. No obstante, esa mejora también incrementa cuánto cuesta el producto. De todos modos, son funciones que si tienes previsto utilizar seguramente te merezca la pena invertir en ellas. No queremos cerrar este apartado sin mencionar las calculadoras científicas económicas o estadísticas, que están a medio camino entre las básicas y las de ingeniería, siendo las más adecuadas para este tipo de usos.

 

Pantalla de la calculadora

Cuando de encontrar una calculadora científica buena y económica se trata, también es necesario echarle un vistazo a la pantalla del producto. Un aspecto en el que los diferentes modelos han evolucionado hasta el punto de convertirse en uno de los apartados que marca la diferencia, visualmente hablando, entre los diferentes modelos existentes.

En las calculadoras científicas más sencillas contamos con la habitual pantalla de 1 o 2 líneas que es ya conocida por toda. Estas últimas calculadoras tienen una segunda línea, algo más pequeña, donde se ven los comandos, mientras que en la inferior tenemos resultados. En el caso de las de una línea, la verdad es que ya apenas merecen la pena puesto que hacen complicado tanto el proceso de uso como la visualización de datos y resultados.

Pero si necesitamos potencia y más capacidad de visualización, es el momento de pasar a las calculadoras científicas con pantalla grande. Estas pantallas tienen tamaño suficiente como para ver con claridad todo lo que estamos haciendo, trabajar directamente con tablas e incluso reproducir en pantalla todo tipo de funciones matemáticas. Una utilidad adicional que podemos encontrar tanto en negro como a todo color, siendo estos últimos los más avanzados de gama, aunque también los de mayor precio.

Teclado e introducción de datos

Para cerrar el proceso de uso de una calculadora científica, nos toca hablar del teclado y el proceso de introducción de datos. Dos cuestiones que, a veces, se dejan de lado, pero que son fundamentales para que no acabemos histéricos por no ser capaces de hacer que la calculadora funcione como queremos.

Para evitarlo, es necesario que el teclado tenga un buen tamaño en cuanto a las teclas y una adecuada variedad respecto de las mismas. Obviamente, esta variedad y formato dependen también del tipo de calculadora de la que hablamos, pero cuanto más avanzada sea la funcionalidad que ofrece, más extenso debería ser el teclado. Como muestra, en los modelos de más alto nivel contamos con teclados alfabéticos, combinados con el numérico, o bien con teclas de navegación que nos permiten movernos cómodamente por los datos y las funciones que vamos insertando, siendo muy útil para hacer correcciones o introducir datos adicionales.

En esta introducción de datos también ayudan funciones como las estadísticas, que permiten crear tablas para realizar esos cálculos de forma más sencilla. Unas tablas que se crean visualmente en los modelos más avanzados o “a la ciega” en los convencionales. Y por último, no olvides que algunas calculadoras pueden conectarse a un PC, lo que simplifica aún más el proceso de carga de datos o funciones cuando lo necesites.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo resetear una calculadora científica?

Aunque es muy extraño que una calculadora científica se quede colgada, sí es posible que queramos reiniciarla por completo y empezar de cero a realizar esas operaciones. Un proceso para el que muchos productos incluyen un menú de reseteo, accesible a través de la tecla Shift y la tecla Mode, permitiendo elegir qué queremos borrar. Este proceso es el habitual en los modelos de Casio, aunque también se aplica a otros fabricantes. Otra opción, algo más complicada, es extraer la pila del interior, esperar unos segundos y proceder a colocarla de nuevo.

 

Q2: ¿Cómo poner una calculadora científica en grados?

Para modificar el modo de cálculo de una calculadora a grados, radianes o sistema decimal, emplearemos el mismo proceso. En general, todas las calculadoras cuentan con un botón marcado como MODE, con el que podemos alternar estas diferentes medidas. Una vez pulsado, en algunos modelos deberemos seleccionar el modo que necesitemos utilizar según las opciones que se nos muestran en pantalla o bien realizar nuevas pulsaciones para ir modificando el sistema de medida elegido. En este caso, a cada pulsación veremos cómo esa medida en pantalla cambia.

 

Q3: ¿Cómo poner letras en la calculadora científica?

El proceso de escritura de letras en la calculadora depende del modelo que estemos utilizando. Algunos incluyen un teclado alfabético convencional, de modo que el proceso es extremadamente sencillo. Si tu calculadora no incluye este sistema, generalmente las letras se encuentran como elementos adicionales en las teclas de función del producto, siendo necesario pulsar la tecla SHIFT y posteriormente RCL para usar esa letra o variable. De todos modos, el proceso de uso de estas letras varía entre modelos, así que si tienes dudas nunca está de más echarle un vistazo al manual concreto de la calculadora que estés usando.

 

Q4: ¿Qué es mejor, una calculadora científica o financiera?

Pues la respuesta depende de aquello que tengamos que hacer. En general, las funciones de una calculadora financiera suelen estar incluidas en una científica pero no al revés, de modo que si necesitamos funciones científicas, esta debería ser nuestra opción. Y aunque es cierto que las funciones de la financiera están incluidas en la científica, siempre será más cómodo acceder a ellas sin muchas complicaciones si tienes un producto específico para este tipo de uso. Todo es cuestión de especialización.

 

Q5: ¿Por qué mi calculadora científica no enciende?

Cuando una calculadora científica no enciende, la causa principal del problema seguramente sea la pila. Así que, para empezar, deberemos abrir el espacio donde se encuentra esa pila y verificar que la misma esté correctamente colocada y que haga un contacto correcto. En caso necesario, limpia los conectores de cualquier resto de sulfatación u óxido que pudieran tener. Si esto no resuelve el problema, será momento de cambiar las pilas por otras nuevas, a fin de suministrar la cantidad de energía necesaria al producto.

 

 

 

Cómo utilizar una calculadora científica

 

Este dispositivo nos resulta familiar porque muchos lo hemos usado en la escuela, el instituto o la universidad. Sin embargo, algunas personas pueden sentirse intimidadas ante ciertos modelos muy modernos. Por esta razón, hemos preparado este breve artículo con algunas ideas básicas sobre cómo utilizar una calculadora científica, con el objetivo de sacar el mayor provecho a este aparato.

 

 

Identifica las funciones más utilizadas

Aunque el objetivo sea el mismo, no todas las calculadoras son iguales, por lo tanto, si has comprado una nueva, lo primero es revisar dónde están los botones con los símbolos básicos, de suma, resta, multiplicación y división.

Pero también es bueno que identifiques las funciones de Y elevado a la X, potenciación, raíz cuadrada, elevar a la potencia, seno, coseno, tangente, etc. Todo dependerá de los cálculos que realices normalmente según la asignatura que estés estudiando.

Otros botones importantes son los paréntesis, ya que permiten organizar las operaciones matemáticas en la pantalla. Por otro lado, si tienes dudas sobre algún símbolo, siempre podrás verificar en internet para que estés seguro de estar haciendo el cálculo correcto.

 

Comienza a usar la tecla Shift o 2ND

Las funciones secundarias suelen causar un poco de confusión cuando no estamos familiarizados con la calculadora científica. Por esta razón, es necesario identificar la tecla Shift o 2ND, que te permitirá cambiar de función en los casos en que un mismo botón te sirva para hacer dos operaciones diferentes.

Al presionar esta tecla, le estás indicando a la calculadora que realice la función secundaria del botón que presiones inmediatamente después. Esta es simplemente una manera que encontraron los creadores de estos dispositivos para ahorrar espacio, ya que de otra forma estaríamos ante una calculadora muy grande y con infinidad de botones.

 

Cierra los paréntesis correctamente

Un error frecuente al utilizar una calculadora científica es que no colocamos los paréntesis de manera correcta, por lo que el resultado deseado no aparece en la pantalla.

Es necesario ser muy detallista en este sentido, para abrir y cerrar los paréntesis con precisión, ya que un solo paréntesis que coloques de forma incorrecta puede variar completamente la ecuación. Pasa mucho que abrimos los paréntesis y no los cerramos, por lo que obtenemos resultados incorrectos.

En los casos en que tengas muchos paréntesis en una sola operación, es clave que cuentes todos los que has abierto y, en ese sentido, el número de paréntesis cerrados debe coincidir. En otras palabras, si has abierto 3 paréntesis, deberías cerrar los tres.

 

 

Utiliza el botón Clear

Este botón es de gran importancia, ya que permite limpiar la pantalla, para comenzar, de esta forma, una nueva operación completamente desde cero. También es una forma rápida para salir del menú, si has estado buscando funciones.

Algunas calculadoras tienen un botón directamente identificado con la palabra Clear, pero otras funcionan con la combinación Shift + QUIT. En este caso, dependerá del modelo que hayas elegido.

 

Revisa el manual de instrucciones y practica las funciones

Este es un paso fundamental si quieres que la tarea de aprendizaje sea más sencilla. Revisar las instrucciones te permitirá ir directo a tu objetivo sin perder el tiempo en un proceso de ensayo y error.

Si encuentras el manual de usuario muy complicado o poco explicativo, entonces será mejor que acudas a tutoriales en internet. Eso sí, debes asegurarte de que se trate del modelo exacto que tienes, ya que los fabricantes producen muchas calculadoras diferentes entre sí.

 

 

 

-->