Evolución de las áreas de trabajo y los nuevos retos por afrontar

Última actualización: 15.07.20

 

Cada vez más las personas se preocupan por tener un buen estado de salud y esto se extiende a los espacios de trabajo, especialmente las oficinas, donde se están implementando una serie de iniciativas para aportar más comodidad a los empleados al estar muchas horas en una mesa de escritorio.

 

El pasado 28 de abril se celebró el día de la salud y seguridad en el trabajo, una fecha que sirve para reflexionar un poco acerca de cómo ha cambiado la percepción de la oficina, cuáles son los retos que aún debe asumir para ofrecer el mayor confort al empleado y porqué esto es necesario, no solo para beneficiar a la empresa, sino también al empleado como individuo. Lo primero que conviene destacar es que aunque estamos en la era tecnológica y existen muchos recursos para hacer más agradable nuestro espacio de trabajo, aún muchas oficinas no han implementado estas iniciativas o simplemente no se han dado cuenta de la importancia que tienen.

Según las investigaciones desarrolladas por la marca Fellowes, aproximadamente un 60% de las empresas españolas aún no han realizado la adaptación adecuada del espacio de trabajo. La razón sobre ello es desconocida, pero lo que sí sabemos son los motivos por lo que esto debería llevarse a cabo.

 

¿Por qué se deben adaptar los espacios de trabajo?

La respuesta sobre la necesidad de contar con espacios de trabajo idóneos para una experiencia laboral más cómoda se resume a dos elementos: salud y seguridad. El objetivo es que sea posible evitar los problemas de salud comunes, derivados de pasar toda una jornada laboral sentado frente a un ordenador. 

Asimismo, en cuanto a la seguridad, tenemos que este problema puede generar algunos accidentes laborales que van desde una caída hasta una contractura muscular, por no contar con el mobiliario adecuado para trabajar. En este sentido, se identifican diversas regiones corporales que deberán ser soportadas adecuadamente, a fin de ofrecer la mayor ergonomía posible.

En este caso, el análisis aplica para aquellos empleos de oficina, donde el usuario debe pasar horas sentado frente a una mesa. Así, las partes más propensas a sufrir lesiones y, por ende, las que más deben ser cuidadas son las cervicales, la cabeza, los brazos, los hombros, las muñecas, los codos, las piernas, la espalda y los pies. Sumado a ello, se identifican algunos problemas causados por malas posturas de estas extremidades, como dificultad en la circulación sanguínea, dolores de cabeza y problemas de visión.

 

 

Breve evolución de la oficina en las últimas décadas

Como puede observarse, casi todo el cuerpo necesita de algún tipo de atención o soporte especial para aportar comodidad mientras se trabaja. Esto nos lleva a analizar también cómo ha sido la evolución de la oficina durante las últimas décadas. Lo primero a destacar es que si el problema es preocupante actualmente, antes fue mucho peor. Para comenzar, las oficinas de hace varios años estaban compuestas por una cantidad de elementos grandes y pesados que dificultaban aún más la movilidad de los espacios.

Por mencionar algunos objetos, debemos hablar del CPU del ordenador, el monitor, la máquina de fax, la impresora, la grapadora, etc. Las primeras sillas de oficina eran de una rigidez muy alta y con el paso de las décadas fueron haciéndose más blandas y ergonómicas.

En aquellos años, era inimaginable pensar en algo para apoyar los brazos, muñecas y mucho menos los piés, pero con el desarrollo tecnológico ocurrido durante estas dos primeras décadas del nuevo milenio, el uso del papel se redujo considerablemente, así como las grandes máquinas fueron minimizando su tamaño y surgieron equipos como los móviles y los ordenadores portátiles o de formato ergonómico, que agruparon muchas funciones en un mismo dispositivo.

Asimismo, las sillas y las mesas cambiaron su estructura y hoy en día podemos encontrar una incontable cantidad de opciones disponibles en el mercado, con diseños hechos especialmente para que el cuerpo quede soportado de la forma más cómoda posible. Así han cambiado los espacios de trabajo en oficina en los últimos años.

 

 

Sit-Stand: las estaciones de trabajo como solución

No obstante, la oferta de recursos de oficina no implica necesariamente la adquisición de los mismos por parte de las empresas. Sin embargo, existen actualmente soluciones prácticas que muchas empresas pueden analizar, entendiendo principalmente que la ejecución del trabajo debe alternarse entre un tiempo de pie y otro sentado, a fin de aportar mayor dinamismo a la jornada diaria.

Así, encontramos a las Sit-Stand o también conocidas como estaciones de trabajo. Como su nombre lo indica, se trata de un conjunto de elementos diseñados para prevenir diversos problemas comunes del trabajo en oficina, con un alto nivel de flexibilidad y adaptación al usuario y al espacio alrededor. Las estaciones de trabajo se componen de piezas y soportes especiales para contrarrestar efectos negativos en cada una de las regiones del cuerpo que mencionamos algunos párrafos atrás. 

Una Sit-Stand posee, además de una mesa y una silla, diversos complementos para lograr ergonomía, como el reposapiés, brazos para regular la altura del monitor, reposamuñecas, así como un sistema para proteger la zona lumbar. Puede que otros modelos agreguen o resten algunos de estos elementos, pero el prototipo general cuenta con estas características.

No puede decirse que las estaciones de trabajo como las conocemos actualmente son un invento definitivo, pues se espera que siga sufriendo transformaciones, tal como ocurre con el mundo tecnológico y las prácticas de trabajo. Sin embargo, hasta el momento son de las mejores iniciativas que una empresa puede llevar a cabo, para brindar comodidad a sus empleados y combatir el sedentarismo. 

Si tienes una empresa o trabajas desde casa, una de las prácticas que puedes llevar a cabo, además de tener una buena silla y mesa de trabajo, es la adquisición de alguno de los mejores reposapiés del 2020, porque esto mejoraría la circulación sanguínea y evitaría la aparición de las dolencias comunes de la espalda y las piernas. Además, lo puede ofrecer por un coste asequible en la mayoría de los casos.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments