Facebook controla hasta los movimientos de tu ratón

Última actualización: 05.04.20

 

No cabe duda de que vivimos tiempos complejos, en los que las compañías tecnologías aprovechan las tecnologías del big data y las opciones que tienen a su disposición para recoger todo tipo de datos de nuestro comportamiento en la red. Cuando entramos a una página web, es fácil para quienes gestionan la misma saber qué estamos leyendo, qué enlaces nos gustan más y qué funciones del sitio web estamos empleando en cada momento.

Esta información, que muchas veces se recoge en nombre de la “calidad del servicio”, sirve frecuentemente para que las empresas que gestionan estos sitios web efectivamente mejoren sus páginas web y el diseño de las mismas. Pero también es frecuente que estos datos sean empleados para fines publicitarios o para otros usos en los que las empresas saquen un beneficio, más allá de esa mejora de servicio que hemos comentado antes.

Lo mejor de todo es que la tecnología actual no cesa en lo que a avances se refiere, de modo que las empresas que mueven las páginas webs con mayor tráfico no dejan de buscar formas de obtener la máxima cantidad de datos sobre los usuarios y su comportamiento a la hora de visitar un sitio web concreto. Pero si hay una compañía que está haciendo todo lo posible para saber más sobre el comportamiento de sus usuarios es Facebook. Un procedimiento para el que la compañía tampoco tiene problemas en bordear la legalidad… o directamente hacer caso omiso de ella.

 

El ratón como marcador de comportamiento

Tal como hemos comentado al principio, entre las armas a las que Facebook ha echado el ojo para saber más sobre nosotros se encuentra el ratón. Algo que no sabríamos de no ser porque el Senado estadounidense haya exigido a la compañía explicar realmente qué es lo que está pasando con su página web, en lo que a registrar comportamientos de los usuarios se refiere.

 

 

En este documento, de 228 páginas, la compañía que dirige Mark Zuckerberg menciona en varias ocasiones al ratón como elemento para controlar el comportamiento del usuario. Un elemento que la compañía reconoce controlar, aunque únicamente de cara a ver si el movimiento del ratón corresponde a un usuario humano o bien a un robot. Una preocupación que resulta un poco absurda, dado que los patrones de comportamiento, en lo que a clicks se refiere, ya resultan bastante clarificadores del comportamiento del usuario en el sitio web.

Lo que Facebook no reconoce, pero que todo el mercado apunta a que seguramente sí haga, es estudiar los comportamientos del usuario en función de las pulsaciones y desplazamientos que realiza con el ratón. En concreto, la tecnología de seguimiento que la red tiene implantada en la página permite saber cuáles son los movimientos del ratón que realizamos en una página específica, al tiempo que sabe también dónde dejamos el ratón parado en cada momento. Un punto que, en este tipo de páginas, suele ser la zona de la página en la que estamos fijando la vista en cada momento.

 

Qué puede hacer Facebook con esta información

En este punto, quizá no tengamos claro qué es lo que puede hacer Facebook con esta información y para qué puede resultar provechosa. Pero como vamos a ver en este apartado, son muchas las funciones y mejoras que la empresa puede obtener con un estudio avanzado de nuestro comportamiento. Como hemos dicho, es frecuente que dejemos el ratón en una posición determinada cuando estamos leyendo un contenido, lo que sería síntoma de que ese contenido despierte nuestro interés.

Este parámetro ya es más que suficiente para que Facebook tenga una idea de por dónde andan nuestros ojos a la hora de usar su página, lo que le servirá para optimizar el proceso de colocación de contenidos o bien para saber qué contenidos llaman más la atención. Algo parecido pasa con los recorridos que realiza el ratón por la pantalla, que son otra muestra del comportamiento que tenemos durante el uso del sitio.

Si pasamos de largo por ciertos elementos, que Facebook sabe perfectamente cuáles son, la página puede organizarse en nuestras siguientes visitas de otro modo, bien para eliminar aquello que no nos interese o bien para cambiar su ubicación y diseño para hacerlo más atractivo. Un proceso de “espionaje” en el que la personalización de contenido en favor de los intereses del sitio de Zuckerberg llega a extremos impensables.

 

 

El ratón es solo una herramienta más

De todos modos, el ratón no es más que una de las muchas herramientas que usa Facebook para espiarnos. Actualmente, la cantidad de opciones que usan para obtener información sobre nosotros resulta preocupante, a la par que abusiva para los usuarios.

Entre estos datos, que la empresa reconoce utilizar, se encuentran los datos de la batería, el hardware y el software con el que accedemos al equipo. Datos que la empresa utiliza para identificar al usuario, lo que facilita casar el resto de datos que la empresa vaya obteniendo del comportamiento y el resto de funciones más complejas que utilicemos.

Entre estas funciones adicionales tenemos elementos como la dirección IP, el número de teléfono y la velocidad de conexión. Datos que se acompañan con otros como los dispositivos a los que nos conectamos mediante Bluetooth o los que están en la misma red. Elementos más que suficientes para situarnos físicamente en una ubicación concreta, lo que ayuda a que la empresa pueda saber dónde estamos y ofrecernos, por ejemplo, anuncios personalizados relacionados con el lugar en el que físicamente nos encontramos. Todo ello sin olvidar toda la tecnológica de reconocimiento de las fotografías que subimos o hacemos, que junto con el GPS también optimizan esta localización del usuario.

El mayor problema que tenemos en este punto es que no hay forma de escapar de este rastreo intensivo. Bueno sí, realmente existe una solución, aunque algo drástica: eliminar nuestra cuenta de Facebook. Es la única alternativa, dado que desde el momento en que empezamos a usar la aplicación debemos saber que nuestra privacidad queda en manos de lo que Facebook quiera hacer con nuestros datos.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de