Ikea se lanza al mercado de las sillas ergonómicas personalizadas

Última actualización: 13.11.19

 

Vivimos tiempos en los que la ergonomía personalizada, afortunadamente, está de moda. Algo necesario para que los elementos en los que trabajamos, como las sillas, nos den la mayor comodidad posible. 

 

El auge de la ergonomía es una buena noticia para todo tipo de usuarios: empleados, gamers, profesionales liberales y, en general, todas aquellas personas que por cualquier circunstancia se ven obligadas a pasar una larga jornada diaria sentado sobre una silla. Algo que, pese a lo que pueda parecer, no es algo tan inocuo ni tan seguro como se deja ver.

La prueba la tenemos en la insistencia con la que los diferentes organismos dedicados a la protección de la salud laboral lanzan campañas destinadas a concienciar a los trabajadores y a toda la sociedad sobre la necesidad de mantener una postura correcta a la hora de sentarse y de pasar  nuestro día a día sobre la silla. Un problema para el que estos mismos organismos también dan algunas soluciones, como el uso de sillas ergonómicas.

Sin embargo, no todos los cuerpos son iguales y no todas las personas tienen las mismas características, así que hay ocasiones en que el uso de una silla idéntica para varios usuarios puede no ser lo más adecuado. Por eso, cada vez son más los fabricantes que se lanzan al mercado de las sillas personalizadas. Productos que se ajustan cada vez más a las preferencias de los usuarios, hasta niveles insospechados. Algo en lo que IKEA se ha colocado, una vez más, a la vanguardia del mercado.

 

La silla Ubik

La última novedad de IKEA en este mercado se llama Ubik y, a primera vista, no es más que una silla ergonómica convencional. Visualmente, se compone de unas patas de tipo taburete y un asiento en color blanco, fabricado en plástico, al menos a simple vista. No obstante, la firma ya ha indicado que la silla también tendrá respaldo en un futuro.

Sin embargo, la silla tiene mucho más de lo que muestra, a poco que rascamos un poco en la manera en la que este modelo se fabrica y se desarrolla. La prueba la tenemos en que para llevarte esta silla primero tendrás que pasar por un completo análisis corporal. En concreto, el procedimiento se inicia con un escaneo en 3D de todo tu cuerpo, de pies a cabeza, a fin de obtener una imagen precisa de tus características corporales, tus dimensiones y tu peso. 

Con estos datos, el socio de IKEA se encargará de crear las piezas necesarias para que el asiento y el respaldo se ajusten adecuadamente a cada centímetro de tu cuerpo, ofreciéndote las mejores sensaciones, en lo que a ergonomía y comodidad de uso se refiere. Un proceso para el que se tarda un par de semanas aproximadamente. Mientras tanto, podrás utilizar el asiento básico que IKEA te entrega, para que puedas empezar a trabajar con la silla.

 

 

Socios de primer nivel

Para crear esta moderna silla, íntegramente personalizada a las características del usuario, IKEA no está sola, sino que ha firmado un acuerdo de colaboración con la firma de Area Academy, dedicada a los eSports, así como la empresa de impresión 3D Unyq, que es la responsable última de desarrollar y fabricar las piezas personalizadas conforme a las necesidades específicas de cada usuario.

Un proceso en el que esta compañía de impresión utiliza toda su tecnología para elaborar piezas altamente personalizadas y resistentes, tal como corresponde a la comodidad que merece un modelo de este tipo. Lo mejor de todo es que la pieza plástica impresa no es rígida, sino que tiene unas características más bien similares a las de un cojín, para dar una adecuada comodidad al usuario una vez que se sienta.

Por cierto, aunque estamos hablando de una silla ergonómica enfocada inicialmente para los gamers, lo cierto es que el producto es apto para todo tipo de usuarios que deseen tener una silla personalizada, tales como profesionales liberales, estudiantes y otros muchos perfiles de usuario.

 

Disponibilidad y precio

Si ya te estás frotando las manos, pensando en una silla ergonómica totalmente personalizada conforme a tus necesidades, lamentamos darte la mala noticia de que este producto no está disponible en el mercado por ahora. De hecho, aunque la presentación de esta silla fue realiza en 2018, la última fecha de lanzamiento que está manejando IKEA para este producto apunta al año 2020 aproximadamente.

 Respecto de su precio, tampoco es algo que por ahora se haya filtrado, aunque el coste probablemente dependa del éxito que pueda tener el producto, dado que sabiendo cómo funciona IKEA, cuanto mayor sea la demanda, más ajustado será el coste del producto. Aún así, tendremos que esperar algo de tiempo para tener más datos al respecto.

 

 

Y mientras tanto, ¿qué?

Como puede que el año 2020 te quede algo lejos en lo que a buscar la mejor silla ergonómica se refiere, vamos a asomarnos al mercado para saber que podemos encontrar en este segmento de productos personalizados. Un aspecto en el que, por desgracia, no vamos a tener mucho donde elegir más allá de las opciones ya habituales.

La prueba la tenemos en cualquier catálogo de material de oficina al que recurramos, en el que encontraremos diferentes sillas ergonómicas con más o menos elementos personalizables, pero casi siempre dentro de unos planteamientos genéricos. Es decir, la silla tiene algunos ajustes pero limitados a lo que el fabricante haya establecido.

Entre estos elementos tenemos los habituales, tales como la altura del respaldo o el de la inclinación. En los modelos más avanzados, se añaden otros elementos tales como la altura de los reposabrazos, de los reposacabezas, si están instalados, o incluso el ajuste del respaldo de la silla. Como última opción de personalización, algunos modelos incorporan un cojín lumbar, que también puede colocarse en la zona del cuello. Opciones interesantes pero que aún están muy lejos de todo lo que IKEA nos ofrecerá en un futuro… siempre que este prototipo llegue a buen puerto.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...