La guerra de los Jacks para los auriculares sigue viva

Última actualización: 05.07.20

 

El Jack de los auriculares es uno de los elementos que nunca falta en cualquier dispositivo de sonido, incluyendo los smartphones. Ni siquiera el auge de la conectividad Bluetooth en los móviles, los reproductores MP3 y todo tipo de dispositivos ha logrado acabar con este conector… al menos hasta ahora. Y es que en los últimos tiempos son varios los fabricantes de productos electrónicos que plantean eliminar este tipo de conexiones de sus dispositivos. Una guerra al conector que en su momento arrancó Apple y que ahora plantea seguir Samsung, siendo probable que se produzca un efecto cascada, tal como ha pasado con otros avances de estos fabricantes punteros.

 

Un poco de historia

Pero para entender esta decisión, se hace necesario coger la máquina del tiempo y viajar hasta el año 1964. Este fue el año en que se creó este conector, pensado ya para simplificar el proceso de conexión de todo tipo de dispositivos de audio. Y es que esta clavija tan simple resolvía el problema de conectar equipos que, hasta ahora, requerían de hilos de cobre y otro tipo de conexiones más complejas. Sin embargo, este producto tendría su mayor auge con la llegada de las radios portátiles, como la Sony EFM-117 en 1979 y la popularización del Walkman unos años más tarde.

A partir de este momento, la presencia de este tipo de tomas para auriculares en todo tipo de equipos relacionados con la imagen y el sonido ha sido casi imprescindible. Estas conexiones están presentes en reproductores MP3, radios portátiles, equipos de música, tarjetas de sonido para ordenador, portátiles o incluso en los modernos Smart TV. También está presente en los móviles, aunque como estamos viendo, su final en este tipo de dispositivos puede estar cerca.

 

 

Por qué desaparece este conector

El principal motivo para esta desaparición tiene un nombre muy concreto: Bluetooth. Esta conectividad, que va por su versión 5.0, no solo nos permite prescindir de los cables a la hora de conectar nuestros mejores auriculares, sino que también genera una alta calidad de sonido. Además, tiene la ventaja adicional de que es bidireccional, tal como ocurre con las conexiones Jack de 3.5 mm tradicionales, de modo que con un dispositivo Bluetooth podemos hablar por teléfono, responder llamadas y obtener mejores opciones de control que con los modelos cableados convencionales.

Así que este sería el principal motivo por el que los fabricantes eliminen estas conexiones de sus dispositivos, que realmente hoy día no son tan necesarias como lo venían siendo hasta ahora por existir ya alternativas probadas para reemplazar las mismas.

De todos modos, en el caso de los fabricantes de teléfonos móviles y smartphones hay un motivo adicional. Y es que la tendencia general es hacer estos modelos cada vez más planos y más compactos. Un planteamiento que puede chocar con el diseño de este tipo de conectores, que requieren de bastante espacio para ser instalados en la circuitería de estos dispositivos.

Tanto como los 3 o casi 4 milímetros de grosor que precisa el conector, tanto para su propia instalación como para la parte de carcasa y el resto de elementos necesarios para su montaje. Así que la eliminación de este conector permitiría afinar aún más este grosor y estos terminales. Todo ello sin olvidar que el espacio que deja libre el no contar con este conector también facilita replantear la estructura de esas placas y poder ampliar el espacio de la batería, reducir el peso o hacer equipos más eficientes.

 

Situación actual y futura

Así las cosas, la primera en lanzarse al ruedo de eliminar los conectores Jack de sus dispositivos fue Apple, allá por el año 2106. En este caso, este cambio suponía además eliminar de sus terminales lo único que tenía en común con el resto del mercado, pues el conector Lightning incluido ya marcaba la diferencia frente a los conectores micro USB de otros dispositivos. Sin embargo, en el caso de Apple se sumaba un aspecto más a las mejoras que hemos comentado en el apartado anterior. Y es que la situación del puerto interfería en los nuevos sistemas de fotografía de los Apple 7, así que con su eliminación la compañía resolvía el problema.

 

 

La segunda gran compañía que da el paso adelante y procederá a eliminar este tipo de conexiones de sus dispositivos es Samsung, quien prevé empezar a ejecutar este plan en sus diseños lanzados a partir de 2020. En este caso, no hay un planteamiento o una necesidad específica, tal como pasaba con los modelos Apple, al menos que se sepa. Aunque la ganancia de espacio y el extra de clase que parece añadir este aspecto a los modelos de gama alta ya es suficiente.

En cuanto al resto de fabricantes del mercado, no hay una tendencia especialmente declarada al respecto, ni tampoco parece que estén corriendo para eliminar esos conectores. De todos modos, ciertos medios digitales apuntan a que quizá los móviles de gama baja y media mantengan los conectores, por cuestiones de coste, mientras que los modelos de gama alta sí se sumen a este nuevo estándar. De todos modos, veremos qué ocurre a medida que pasa el tiempo.

 

Alternativas cableadas

Por suerte, para quienes prefieran mantener unos auriculares cableados tradicionales, sigue habiendo alternativas. Y es que dentro de esas tendencias que estábamos comentando sí hay una que apunta a mantener el DAC o conversor de señal digital a analógica, que es lo que necesitan los auriculares cableados para funcionar. De hecho, cada vez son más los auriculares cableados que funcionan con conectores tipo C, de modo que la eliminación del puerto Jack no sería más que un cambio de formato.

Como alternativa, también son varios los fabricantes que ya cuentan con conectores, de modo que los puertos incluidos en los terminales puedan convertirse en esta conexión Jack. Una solución un poco aparatosa, pero que puede ser adecuada para quienes quieran seguir usando esos auriculares tradicionales en los que tanto dinero se gastaron.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments