La lucha de los fabricantes de impresoras contra los cartuchos compatibles ha llegado demasiado lejos

Última actualización: 23.07.19

 

Si buscamos en Google cuáles son los productos más caros del mundo de uso cotidiano, entre el caviar, ciertos vinos y champagnes, el azafrán, las trufas o las nueces de Macadamia, se encuentra también la tinta de impresora. Un producto cuyo coste puede ascender sin mucha preocupación hasta los 2.000 o 3.000 euros por litro, dependiendo del tipo de tinta y de fabricante que estemos analizando.

Dado que este precio es prohibitivo para casi cualquier persona, los usuarios que mayor necesidad tienen de recurrir a este tipo de impresionen suelen apostar por los cartuchos compatibles. Es decir, productos  que son los propios del fabricante pero que tienen el diseño y las características necesarias para ser utilizados de forma segura con un cierto tipo de modelos de impresora (puedes encontrar algunos aquí). El problema llega al hablar de esa forma segura. Algo que no afecta del lado de la tinta, dado que la tinta compatible suele tener una calidad similar, cuando no superior, que la de los productos convencionales que encontramos en el mercado.

Donde suelen llegar los problemas es a la hora de conseguir que la impresora trabaje con los cartuchos. No por la existencia de incompatibilidad manifiesta, dado que los cartuchos compatibles se prueban previamente a su lanzamiento, sino porque el fabricante se encarga de decirle a nuestra impresora que no reconozca este tipo de cartuchos.

 

El caso Epson

Aunque es una práctica habitual en todos los fabricantes del mercado, fue el llamado caso Epson el que puso sobre aviso a los usuarios, por lo descarado del procedimiento empleado por la empresa para cerrar la puerta a esos cartuchos compatibles.

Todo comenzó a finales de 2016, cuando Epson lanzó un mensaje urgente a sus usuarios informándoles de la existencia de una actualización de seguridad para el firmware de su impresora que debían instalar sin más demora. Tras ejecutar dicha actualización de seguridad, aquellos usuarios que utilizaban cartuchos genéricos o compatibles veían con sorpresa como la impresora ahora no permitía el uso de dichos cartuchos, “forzando” a los usuarios a volver a los cartuchos originales de la marca. Un planteamiento poco ético por parte de la empresa que le sirvió para ganarse todo tipo de improperios por parte de sus usuarios, así como una demanda ante el estado de Texas por la alteración maliciosa del software de estos dispositivos.

 

 

HP también se suma a la fiesta

Más o menos por estas fechas, HP cometió la misma tropelía con sus usuarios, con motivo del lanzamiento de su nuevo sistema de envío de tinta a domicilio conocido como Instant Ink. A fin de asegurar un mayor mercado y una alternativa razonable a los precios más accesible de los cartuchos compatibles, la compañía lanzó a sus usuarios una actualización de seguridad, al objeto de “mejorar el funcionamiento de sus dispositivos”.

De nuevo, la trampa estaba servida. Una vez actualizado el dispositivo, la impresora se volvía incapaz de entender los cartuchos que no fueran originales de la marca. Un nuevo caso en la que los fabricantes utilizaban de forma fraudulenta la seguridad como medida para cerrar la puerta de manera ilegal a los cartuchos de otros fabricantes. Por suerte, la respuesta de los usuarios ante este nuevo abuso fue tan elevada que HP tuvo que dar marcha atrás en su actualización, pedir disculpas y mantener abierto el sistema a los cartuchos compatibles.

En lo que no cesaría es en su voluntad de seguir tomándole el pelo al consumidor con el sistema Instant Ink, que actualmente la empresa vende en todas sus impresoras como regalo y que, a menos que el usuario recuerde pedir su desactivación, se le sigue cobrando en su cuenta corriente. Así que las malas artes de estas compañías siguen a la orden del día.

 

El problema de la seguridad

Llegando a este punto ya sabemos que el fabricante de nuestra impresora seguramente nos esté engañando con las actualizaciones de software y firmware del dispositivo. Algo que, además de la estafa que constituye a la confianza que tiene el consumidor en el fabricante supone un problema adicional: la seguridad.

Pensemos por un momento que queremos seguir usando cartuchos de impresión compatibles y nos olemos que una futura actualización del software de esa impresa puede impedirnos ese uso. ¿Qué es lo que vamos a hacer? Pues probablemente dejemos de recurrir a las actualizaciones automáticas y que incluso desconectemos nuestra impresora de la red, en lo que a recibir actualizaciones se refiere. Algo que soluciona el problema de que la impresora nos bloquee los cartuchos compatibles pero puede tener graves consecuencias.

 

 

Y es que tal como estarás imaginando, las actualizaciones de la impresora sirven para cerrar problemas de seguridad, amenazas para nuestra red y otros riesgos diversos que pueden darnos un disgusto. Si no instalamos este tipo de actualizaciones, porque no nos fiamos del fabricante del producto, lo más probable es que no hagamos estas actualizaciones y dejemos nuestra impresora vendida ante los riesgos. Algo de lo que la culpa la tiene el fabricante, por ir tomándole el pelo a los usuarios.

 

Qué solución queda

Como hemos comentado, el problema principal que tiene el usuario a la hora de apostar por una u otra marca tiene que ver con la mala fe de los fabricantes. Algo en lo que, en mayor o menor medida, todos tienen que callar. Así que echarles un vistazo a los comentarios al respecto de los usuarios y del uso de este tipo de cartuchos puede sernos de ayuda.

La alternativa puede ser la de recurrir al uso de kit de relleno. Estos kits tienen un precio competitivo y solo requieren de un poco de habilidad y un par de cambios en el cartucho para impedir su bloqueo. Una técnica para la que los fabricantes de estos líquidos nos entregan todos los accesorios necesarios para el rellenado, así como las instrucciones de cómo proceder con la carga y la configuración de la impresora, para que todo funcione como debe.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...