Las 5 Mejores Impresoras de Etiquetas de 2019

Última actualización: 19.11.19

 

Impresora de etiquetas – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

Las impresoras de etiquetas son dispositivos de gran utilidad en nuestro negocio o lugar de trabajo, ya que nos permiten imprimir códigos de barra, etiquetas o tarjetas de visita, de manera rápida y práctica. Antes de elegir un modelo en particular, debes tener muy claros algunos aspectos, como lo son las dimensiones del equipo, ya que estas deben ser adecuadas a los espacios y el tamaño del ordenador, así como la conectividad con el mismo y el ritmo de impresión, que deberá ser suficiente al volumen de trabajo. Luego de revisar los modelos más vendidos y las valoraciones de los usuarios en la web, hemos escogido dos modelos considerados entre los mejores del mercado actual. En primer lugar presentamos el Brother QL-570, una impresora de etiquetas y códigos de barra con conectividad USB, de tamaño compacto y con una velocidad de hasta 68 etiquetas por minuto. En segundo lugar destacamos el Brother QL700, con tecnología térmica directa, capaz de imprimir hasta 93 etiquetas por minuto.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo Bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Guía de compra – ¿Cuál es la mejor impresora de etiquetas del mercado?

 

Los dispositivos periféricos, sin lugar a dudas, facilitan todas las tareas de ofimática que se realizan en casa o en el trabajo y las impresoras de etiquetas son uno de estos importantes equipos. En todo negocio, comercio o empresa, siempre es necesario rotular archivos, documentos, portafolios, discos compactos con información, colocar precios a productos, entre otros, lo cual se realiza fácilmente con una máquina de imprimir etiquetas.

Estos equipos tienen muchas ventajas, una de las más importantes es que no consumen cartuchos de tinta ni tóner porque emplean el sistema térmico de impresión, usándose únicamente las bobinas de papel para imprimir. Actualmente hay variedad de modelos y marcas disponibles.

Para ayudarte a elegir correctamente, te presentamos esta guía para comprar la mejor impresora de etiquetas, con la que tendrás la información necesaria para adquirir una impresora buena y económica que se adapte a tus necesidades.

Capacidad

En el mercado actual podrás conseguir una gran variedad de modelos y marcas especializadas en la comercialización de este tipo de equipos. Al realizar una ligera comparativa de impresoras de etiquetas, notarás que el factor capacidad es determinante en las características de la misma.

Para comercios y empresas medianas, es necesario un equipo que pueda imprimir muchas etiquetas a la vez. Entre los modelos más populares encontrarás impresoras que tienen la potencia de realizar de 60 a 90 etiquetas por minuto, con un ancho máximo determinado por el equipo que no sobrepasa los 10 cm. Para mayores dimensiones y más capacidades, debes adquirir impresoras más profesionales o de tipo industrial. La mayoría de estos equipos incluyen la opción de precortado para que sea más fácil desprender la etiqueta.

 

Software

Si tu búsqueda de impresoras está determinada por saber cuánto cuesta, te recomendamos revisar que el funcionamiento de la misma sea igual de bueno que su precio, porque de nada te sirve una impresora súper barata pero que sea difícil de usar, que no tenga buena calidad de impresión o que las etiquetas no se puedan editar. Para evitar esa situación, te sugerimos revisar que el modelo escogido incluya un software para que puedas editar y diseñar tus propias etiquetas a partir de modelos prediseñados que tenga incorporados.

Asimismo, debería tener la opción de incluir logotipos e imágenes para personalizar los rótulos con el eslogan de tu empresa para mayor profesionalismo. La importancia de un software especializado está supeditada a la posibilidad de imprimir códigos de barra de tus productos y que puedas incluirlos en tu base de datos de forma rápida, sencilla e intuitiva, sin necesidad de conocimientos y experiencia previa, algo que sea fácil de hacer para cualquiera de los empleados ubicados en ese departamento.

 

Conectividad

Hoy en día es importante la sincronización de tus dispositivos electrónicos con el resto de los equipos. Las impresoras de etiquetas más modernas incluyen conexión Wi-Fi para que puedas imprimir de forma inalámbrica tus rótulos desde cualquiera de tus dispositivos móviles. Sin embargo, también encontrarás las que sólo tienen conexión USB para instalarse al ordenador, donde tendrás el software especializado y desde allí mandar a imprimir todas las etiquetas diseñadas.

Por su parte, están los modelos caseros que son más analógicos y son independientes de los ordenadores porque utilizan baterías alcalinas, para un uso portátil, además de un regulador de corriente para conectarse directamente a una toma eléctrica; es por ello que no tienen las modernas interfaces de conexión. De estos equipos hablaremos en el próximo apartado.

Uso casero

Las etiquetadoras “caseras” son muy distintas a las impresoras para uso comercial, empresarial e industrial. Estos equipos, además de económicos, son pequeños, portátiles y fáciles de usar. Incluyen una pantalla con un máximo de caracteres, donde podrás introducir dígitos alfabéticos o numéricos para luego extraer la etiqueta.

Este tipo de etiquetadoras tienen mucho tiempo en el mercado y aunque han tratado de modernizarse, su principio de funcionamiento sigue siendo muy básico. Hay modelos que se pueden tomar con una mano y que parecen los antiguos teléfonos móviles. Otros han apostado por un tamaño más grande innovado con teclados Qwerty para facilidad de los usuarios. En fin, debes evaluar qué tipo de impresoras necesitas antes de realizar una inversión.

 

Precios

Definitivamente, el costo de tu impresora de etiquetas dependerá del tipo de equipo que necesites. Si es para usar en casa, rotular las pertenencias escolares de tus hijos, personalizar tu libro de scrapbook y etiquetar tus cajas de manualidades, te irá bien invertir muy poco dinero por una impresora de etiquetas tradicional.

Pero, si por el contrario necesitas la impresora para tu oficina, realizar etiquetas de CD o DVD para tus presentaciones ejecutivas, rotular productos con sus descripciones etc., te conviene invertir dinero en una impresora de etiquetas profesional con la que obtendrás un rotulado con excelente resolución, diferentes tipos de letra, incluir imágenes, logotipos y más. Al saber estos detalles puedes seleccionar cuál es la mejor impresora de etiquetas del mercado.

 

Las 5 Mejores Impresoras de Etiquetas – Opiniones 2019

 

Comprar la mejor impresora de etiquetas no es tan sencillo como parece, este es un dispositivo de gran utilidad para comercios y empresas, pero también para uso doméstico por ello te presentamos un resumen de los productos con mejor reputación entre nuestros usuarios con el fin de ayudarte a realizar una compra inteligente al conocer sus características y ventajas.

 

1. Brother QL570 Impresora de etiquetas

Ventaja principal:

Esta impresora es perfecta para aquellos usuarios que necesitan una alta velocidad de impresión, ya que es capaz de elaborar hasta 68 etiquetas por minuto, con una alta producción y un notable rendimiento.

 

Desventaja principal:

Aunque el software incluido resulta práctico, algunos usuarios comentan que el mismo puede resultar algo lento a la hora de funcionar, precisando además de cierto aprendizaje para explotar su rendimiento.

 

Veredicto: 9.8/10

Está impresora tiene una alta capacidad de producción e incluye una aplicación que hace más fácil diseñar tus etiquetas.

Comprar en Amazon - Precio (€199,99)

 

 

Caracteristícas Principales Explicadas

 

Capacidad de salida

Pensada para los usuarios con mayor demanda de impresión, este producto cuenta con una capacidad de salida de hasta 68 etiquetas por minuto, de modo que no tengas que preocuparte por si el equipo no es capaz de seguir tu ritmo. Esta capacidad de salida se obtiene incluso con etiquetas de gran tamaño, en concreto de 62 milímetros, de modo que en función de estas medidas es posible ajustar el rendimiento.

Para que estas etiquetas además sean sencillas de utilizar, el producto incorpora un sistema de corte automático, de modo que las etiquetas quedan ajustadas al tamaño que decidas sin tener que cortarlas, haciendo las mismas mucho más fáciles de utilizar. Unas etiquetas que puedes imprimir usando etiquetas precortadas, cintas adhesivas de papel o plástico así como cintas no adhesivas. Tú decides lo que necesitas.

Calidad de impresión

Dado que Brother es uno de los fabricantes tradicionales de estos productos, no resulta extraña la calidad que es capaz de ofrecer. En concreto, el producto llega a los 300 x 600 puntos por pulgada, en los que además puedes imprimir tanto logotipos como imágenes, sin olvidarnos de los códigos de barras. Unos códigos que gracias a la calidad de su impresión se leen de forma sencilla.

Para que puedas alcanzar está calidad de impresión el producto se acompaña de un diseñador de imágenes, compatible con casi cualquier sistema operativo. Este diseñador  te permite tomar el control de tus etiquetas, de modo que no tendrás que preocuparte por los formatos, el encaje de las etiquetas y los demás elementos propios del proceso de diseño.

 

Conectividad y dimensiones

Para que puedas usar este modelo sin preocupaciones, el producto dispone de conectividad USB, que te permite conectarlo directamente a cualquier equipo. Una impresora que además no precisa instalación más allá de la instalación del diseñador de etiquetas, para optimizar los resultados del producto. Esto reduce las molestias y el tiempo dedicado a la instalación para que solo te preocupes de lo importante.

En cuanto a las dimensiones del equipo, es un modelo compacto que apenas ocupa espacio en tu mesa de trabajo. En concreto, las medidas del producto son de 13,3 centímetros de ancho por 24 centímetros de fondo y unos 14,3 centímetros de altura, que además hacen más fácil acceder a las etiquetas por su diseño de salida superior. En cuanto al peso del producto este es de solo 1,2 kilos así que también es fácil transportarlo en caso de que sea necesario.

 

Comprar en Amazon - Precio (€199,99)

 

 

 

2. Brother QL700 Impresora de etiquetas

 

Siguiendo con la lista de las mejores impresoras de etiquetas del 2019, debemos mencionar el modelo QL700 de la reconocida marca Brother, la cual destaca por su gran velocidad, capaz de imprimir 93 etiquetas por minuto para agilizar tus tareas ahorrándote el principal activo que tienes, tu tiempo.

Al igual que el modelo anterior, este equipo imprime con una excelente resolución de 300 x 600 ppp en un ancho máximo de etiqueta de 6,2 cm que podrás personalizar con logotipo e imágenes y el texto que desees.

Además proporciona el corte automático de la cinta para facilitarte aún más el trabajo. Lo bueno de estas impresoras profesionales es que imprimen con tecnología térmica por lo que no tendrás que preocuparte por la compra de consumibles de repuesto.

Este equipo tiene un diseño compacto, ligero y además de funcional, ocupa poco espacio gracias a sus dimensiones de 20 x 15 x 50 cm y pesa 500 gr.

 

Pros

Resolución: Su resolución es de 300 x 600 ppp, que te darán una impresión de muy alta calidad, con la nitidez y claridad que deseas encontrar en estos equipos.

Capacidad: Su capacidad de impresión es de 93 etiquetas por minuto. Es decir un poco más rápida que la anterior.

Ancho: Para que determines si es el modelo adecuado para tu empresa o tu negocio, debes saber que este modelo imprime a un ancho máximo de 6.2 cm.

Tecnología: Dispone de la tecnología térmica que te ayudará a ahorrar en cartuchos y tintas. Además, cuenta con el corte automático de la cinta.

 

Contras

Drivers: Según la opinión de uno de sus clientes, esta impresora no es compatible con Windows 10 y debes descargar los drivers correspondientes.

Comprar en Amazon - Precio (€63,64)

 

 

 

3. Dymo LetraTag LT-100H Impresora de etiquetas

 

Al conocer las características de los productos que te recomendamos en esta lista, podrás escoger cuál es la mejor impresora de etiquetas para cumplir tus requerimientos.

Para usos menos exigentes como rotular cajas, colocar precio a los productos, etiquetar cosas del colegio, entre otros, la impresora DYMO cumple cabalmente estas funciones.

Se trata de un equipo portátil, con un diseño dinámico que cabe en la palma de la mano, tiene una interfaz de uso sencilla, una pantalla de dos líneas con 13 caracteres de capacidad que permite la visualización previa de la etiqueta para editarla antes de imprimirla.

Además de imprimir en etiquetas de colores puedes ajustar el estilo de la letra, colocar subrayado, negritas y cambiar el tamaño del texto mediante las teclas de navegación que permiten un acceso rápido a todas las funciones.

Este equipo emplea 4 baterías AA, y tiene la función de apagado automático para contribuir al ahorro de las mismas, sin embargo también puedes usarlo con el conector de CA directamente.

 

Pros

Pantalla: Cuenta con una pantalla LCD de dos líneas en la que podrás visualizar y editar la etiqueta que deseas imprimir.

Batería: Para su funcionamiento requiere de 4 baterías AA, que le ofrecen un buen rendimiento y una amplia autonomía.

Apagado automático: Incorpora la función de apagado automático, que te servirá para prolongar la vida útil de las baterías y así contribuir con su ahorro.

Diseño: Su diseño es realmente compacto y ligero, para que lo puedas llevar con facilidad a donde quiera que lo necesites.

 

Contras

Cinta: De acuerdo a lo que señala uno de sus clientes, la cinta dura poco y sus recambios son bastante costosos.

Comprar en Amazon - Precio (€31,45)

 

 

 

4. Dymo Impresora de etiquetas LCD 9 etiqueta

 

Del reconocido fabricante DYMO, el modelo S0758380 destaca por sus altas prestaciones al más bajo costo, por lo que merece el título de mejor impresora de etiquetas de relación calidad precio.

Es una etiquetadora eficiente y de las más baratas disponibles en el mercado, se diferencia del modelo anterior en el teclado qwerty. Emplea cuatro baterías AA pero también puede usarse conectada a la corriente, tiene una memoria para almacenar 9 etiquetas, y una pantalla LCD de 13 caracteres.

Con la función de apagado automático podrás economizar baterías cuando la usas de forma inalámbrica. Es fácil de manejar gracias a su ergonómico diseño, apenas pesa 480 g y mide 22,9 cm por 22 cm y por su tamaño es mucho más sencillo escribir las etiquetas.

Con esta impresora puedes modificar 5 tamaños de letras más 8 tipos de recuadros que se puede imprimir en dos líneas. Con los botones de navegación podrás acceder de forma rápida y sencilla a todas las funciones del equipo.

 

Pros

Pantalla: Dispone de una pantalla LCD que te permite visualizar con claridad lo que vas a imprimir y lo que vas editando a través del teclado.

Memoria: Posee una memoria que te da la posibilidad de guardar hasta 9 etiquetas que posiblemente utilizarás con frecuencia.

Batería: Amerita de cuatro baterías AA, que le darán la potencia necesaria a la hora de iniciar su funcionamiento.

Diseño: Posee un diseño ergonómico, ligero y muy práctico, para que puedas imprimir las etiquetas que darán una gran apariencia a tu negocio.

 

Contras

Pilas: No incluye las pilas que se necesitan para su funcionamiento. Tendrás que hacer un gasto adicional para adquirirlas.

Comprar en Amazon - Precio (€31,45)

 

 

 

5. Dymo Omega Ruban Impresora de etiquetas de 9 mm

 

Para finalizar nuestra lista de recomendaciones, presentamos un miembro más de la familia Dymo, una clásica etiquetadora que emplea tecnología de impresión térmica directa de forma analógica, no necesita pilas ni conexiones eléctricas para funcionar, es totalmente portátil y muy fácil de usar para cualquier miembro de la familia.

Por su estilo vintage es ideal para hacer scrapbook, etiquetar documentos, carpetas y fotografías, así como las pertenencias escolares de los niños u organizar tu alacena de utensilios y papelería.

Emplea cinta de 9mm, cuyo desprendimiento del reverso es más fácil con la función de corte de cinta que ha sido mejorada con respecto a modelos anteriores.

Esta impresora etiquetas color es una de las más baratas porque no debes gastar altas sumas de dinero en baterías desechables que contaminan el ambiente y su diseño ergonómico permite una sujeción firme pero suave gracias al mango con la exclusiva tecnología Soft-GripSM.

 

Pros

Impresión: Para su funcionamiento incorpora la impresión térmica que no requiere de baterías ni conexiones a la corriente eléctrica.

Empuñadora: Su mango es muy suave y su empuñadora de goma, para que puedas manipularla sin complicaciones.

Función de corte: Incorpora una función de corte mejorada, que te ayudará a finalizar la tarea de una manera más sencilla y en menor tiempo.

Cinta: Incluye una cinta de 9mm que será útil para utilizar la máquina desde el momento que ésta llega a tus manos.

 

Contras

Durabilidad: Los usuarios expresan que esta máquina no brinda una gran durabilidad, pues para algunos de ellos ha dejado de funcionar en muy poco tiempo.

Comprar en Amazon - Precio (€12,09)

 

 

 

Brother QL570 Impresora de etiquetas

 

La Brother QL-570 es calificada por nuestros clientes como la mejor impresora de etiquetas porque tiene la capacidad de imprimir hasta 68 etiquetas por minuto con un ancho máximo de 6,2 cm y una excelente resolución que permite visualizar con nitidez los datos con fuentes pequeñas.

Este modelo emplea el sistema de impresión térmica por lo que no debes preocuparte por el recambio de cartuchos ni tóner.

Además incluye un software de fácil instalación y uso intuitivo con resultados profesionales, P-Touch Editor 5, para que personalices tus etiquetas, agregarle logotipos e imágenes, imprimir códigos de barra y conectar a base de datos de forma sencilla y muy rápida.

Las utilidades de esta impresora son tan amplias y diversas que son ideales para organizar la logística en almacenes, tareas de hotelería como insignias, organización de documentos, tarjetas de identificación, entre otros, así como cumplir con diversas tareas en tu oficina para mejorar la identificación de archivos y mucho más.

 

Pros

Resolución: Ofrece una resolución de 300 x 600 dpi, que te permitirá visualizar con claridad todo lo que imprimas en tus etiquetas.

Capacidad: En cuanto a su capacidad, podemos mencionar que puede imprimir a una gran velocidad, con el fin de lograr hasta 68 etiquetas por minuto.

Ancho: El ancho máximo de etiqueta que permite esta impresora es de 62 mm, que podrás verificar si se ajusta a lo que necesitas.

Editor: Incorpora un editor que te ayudará a personalizar las etiquetas y añadirles información adicional que consideres importante.

 

Contras

Software: Los usuarios indican que la resolución y la calidad del producto son muy buenas, pero su software merece algunas mejoras.

Comprar en Amazon - Precio (€199,99)

 

 

 

Cómo utilizar una impresora de etiquetas

 

Estos dispositivos facilitan a los usuarios la impresión de códigos de barra, etiquetas, tarjetas, entre otros, de manera rápida, con una alta calidad de resolución y sin tener que acudir a un intermediario que preste el servicio de impresión.

Resulta una inversión bastante alta para empresas pequeñas o para usuarios que buscan reducir costes de producción. Estas impresoras son compactas y para que comprendas más cómo utilizarlas y sacar mejor provecho de ellas aquí te dejamos una serie de recomendaciones a tener en cuenta.

 

 

Abre la tapa para acceder al módulo interno

Para poder usar la impresora de etiquetas es necesario abrir la tapa que te da acceso a la parte interna del artefacto para la colocación de los consumibles -material flexible que estampa sobre las etiquetas en blanco-. Debes ubicar los seguros que mantienen la tapa ajustada al dispositivo para poder abrirla.

 

Inserta el cilindro del consumible

En el módulo donde va el rollo del consumible solo debe insertarse el cilindro empujando desde uno de sus extremos hasta el otro, en uno de los ejes que está a la vista. Es preciso tener mucho cuidado en dos aspectos: el primero es tener precaución de no dañar el consumible, pues la calidad de impresión no será la misma y puede averiar el producto, y el segundo, asegurarte que enganche correctamente.

 

Tubo vacío para restos del consumible

En el otro eje debes insertar un tubo vacío para que el material del consumible pase sobre este y deje los restos del material usado. Es importante que el usuario verifique que la muesca haya quedado ajustada al cilindro para evitar que este se suelte durante la impresión.

 

Ajusta el papel del consumible sobre los ejes y espera la señal

Una vez ajustado el consumible, se estira el material para que quede fijado correctamente, se cierra la tapa y se activa la impresora. Se espera que el dispositivo indique que ha sido calibrado acertadamente.

 

Colocación del cilindro de las etiquetas

Para la colocación de las etiquetas en blanco, debes ubicar el cilindro en los ejes ajustables, de acuerdo a las medidas que más se ajusten a tus necesidades. La impresora cuenta con unas guías que se encargarán de que la ruta de las etiquetas no se desvíe de su curso.

 

Fija el cilindro de las etiquetas

Una vez que se ajustaron las etiquetas, procede a fijar el extremo del papel del cilindro en el rodillo que empuja el material. Cierra la tapa del equipo y espera que automáticamente la impresora a través de sus sensores calibre el papel de las etiquetas y puedas comenzar a imprimir. Varias impresoras de etiquetas cuentan con un cortador automático que hará mucho más fácil la manipulación de estas.

 

 

Conexión del dispositivo al ordenador

Para conectar la impresora a tu ordenador solo debes conectar el cable de corriente eléctrica desde el dispositivo hasta el tomacorriente y después el cable USB que va desde el equipo, hasta el ordenador donde ya debe estar instalado el driver y el programa con el que normalmente vienen estos aparatos para la edición y montaje de los diseños de las etiquetas.

 

Página de prueba para comprobar instalación

Ahora puedes comprobar si la instalación ha sido exitosa. Para esto, debes ir al “Panel de control”, en “Propiedades de impresora”, y seleccionar la opción “Imprimir página de prueba”; una vez que hayas corroborado que todo está bien, la impresora de etiquetas estará lista para trabajar.

 

 

 

Las marcas más populares

 

Para las personas que piensan tener su propio local o negocio, es muy importante tener a la mano una impresora de etiqueta que te permita identificar tus productos y colocarles sus respectivos precios. Para que conozcas un poco más sobre las mejores marcas que ofrecen este tipo de producto, a continuación te mostramos el siguiente texto.

 

 

Dymo es una compañía oriunda de los Estados Unidos, siendo fundada en junio de 1958 por Rudolph Hurwich. La compañía se especializa en la fabricación y distribución de impresoras de etiquetas y cintas de impresión por transferencia térmica, además de otros accesorios como rotuladores de etiquetas, de CD y DVD, entre otros.

La empresa comenzó fabricando herramientas que utilizan cintas de grabación en relieve, la cual dio inicio a la fabricación de una serie de impresoras de etiquetas según las tecnologías de la época.

Para el año 2005, la empresa fue adquirida por Newell Brands, ampliando mucho más la gama de productos que hasta el día de hoy ofrecen, tales como productos para oficina, envasadoras, etiquetadoras portátiles, inclusive con conectividad desde y hacía el ordenador, entre otros, estando direccionado hacia las nuevas tecnologías.

Desde este punto de vista, la compañía planea expandirse en otras áreas de consumo, en donde exista la posibilidad de realizar el trabajo de manera más fácil, utilizando tecnologías avanzadas de comunicación y otras formas de compartimiento de la información.

 

 

La organización Brother Industries es una empresa fundada en Japón en el año 1908, la cual se dedica a la fabricación y comercialización de varios tipos de productos, tales como impresoras sencillas y multifuncionales, impresoras de etiquetas, máquinas de coser,  fotocopiadoras, aparatos de fax, entre otros productos afines con la impresión y el ordenador.

Para el año 1954, la organización establece su primera filial en el extranjero y una de las más importantes, la empresa Brother International Corporation, teniendo su sede principal en Bridgewater, NJ, Estados Unidos, siendo esta sede una compañía que fabrica y distribuye sus propios productos, tanto para el uso por el público en general como para otras compañías a través de acuerdos.

La organización Brother Industries dispone de una fuerza laboral global de 36.293 empleados, entre personal fijo y contratado, de los cuales 1200 pertenecen a la empresa Brother International Corporation.

La marca Brother es una de las más reconocidas a nivel mundial, ya que ha sido galardonada con varios premios y reconocimientos a lo largo de su trayectoria, gracias la calidad y fiabilidad de sus productos, lo cual está comprometida en seguir mejorando y evolucionando a medida que pasen los años.

 

 

Leitz es una corporación alemana fundada en el año 1896 por el visionario Louis Leitz, quien tuvo la idea de organizar la gran cantidad de papeles que tenía en su oficina, por lo que dio lugar a crear la carpeta archivadora Lever Arch, siendo utilizada hoy en día en prácticamente todas las oficinas en el mundo.

En el año 1998, la compañía pasó a ser propiedad de la empresa sueca Esselte, modificando el nombre de la compañía a Esselte Leitz GmbH & Co KG, que le permitió extender su línea de productos a otras fronteras.

Con esta adquisición, Esselte Leitz se direcciona a fabricar productos que pasan de lo tradicional a lo tecnológico, atendiendo las diferentes demandas de productos de oficina y hasta desarrollándose en el campo de la telefonía móvil y tablets, con el estilo que sólo Leitz puede brindar.

Hoy en día, la compañía Leitz se compromete en evolucionar y expandirse más allá para extender sus productos a nuevos mercados, con la calidad y responsabilidad que los caracteriza, como una de las compañías mejores posicionadas en el mercado de las impresoras de etiquetas a nivel mundial.

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...