LG se sitúa a la vanguardia del mercado de monitores grandes

Última actualización: 02.07.20

 

Si le echamos un vistazo actual al mercado de monitores veremos como el nuevo estándar, en lo que a medidas se refiere, está a medio camino entre los de 24 y 27 pulgadas, aunque los primeros tienen algo más de presencia en el mercado. Unas medidas que quedan lejos de las 17 o 19 pulgadas que tenían los monitores de tubo tradicionales, ofreciendo más espacio a la hora de trabajar, jugar y organizar mejor nuestra vida diaria.

Sin embargo, tal como pasa con los televisores LED, los monitores de ordenador también han crecido de forma considerable hasta medidas que dejan muy atrás a estos modelos. De hecho, cualquier televisor LED que tengamos puede convertirse en un monitor con solo conectar el cable correspondiente. Sin embargo, para sacarle el máximo partido al dispositivo siempre es mejor apostar por un modelo especializado, como el monitor LED de 43 pulgadas LG 43UD79-B, que analizamos a continuación.

 

Más que un monitor, cuatro

El monitor de ordenador LG 43UD79-B es uno de los modelo más grandes que podemos encontrar en el mercado actual, contando con una diagonal de 108 centímetros, equivalentes a 43 pulgadas en el habitual formato 16:9 de estas pantallas. Algo que se traduce en una enorme zona de visión, en la que es fácil contar con un amplio espacio de trabajo. Tanto como para que el mismo tenga la medida equivalente a la de cuatro monitores de 21,5 pulgadas debidamente organizados.

Esta pantalla también destaca por su alta calidad de imagen, capaz de llegar a un nivel de resolución 4K o de 3840 x 2160, de modo que tampoco tendremos problemas para verlo todo claro a la hora de trabajar con el equipo. Algo a lo que ayudan otros parámetro de la imagen, como un contraste 10.000 a 1 o una profundidad de color de 10 bits, en línea con lo que podemos encontrar en un televisor 4K de estas características.

 

 

Mucho espacio y bien aprovechado

Para que te sea más fácil aprovechar el amplio espacio que te ofrece este monitor, el dispositivo incorpora de serie una eficiente aplicación interna con la que podemos distribuir el espacio como más nos convenga. Esta aplicación nos permite distribuir la pantalla de forma única, una sola pantalla, o bien partir la misma tanto por la mitad, para contar con dos pantallas, o hacerlo a lo ancho y a lo alto, en cuyo caso obtenemos las cuatro pantallas que hemos mencionado antes.

Esta función va de la mano con una conectividad amplían, en la que disponemos de cuatro puertos HDMI, dos de tipo 1.4 y otros dos de tipo 2.0, con una mayor calidad y potencia. Esto nos permite visualizar hasta cuatro fuentes diferentes en pantalla, en cada uno de los cuatro monitores en los que podemos dividir la pantalla.

No obstante, en caso de que quieras dividir la pantalla desde una única fuente, como pasa con tu ordenador, es conveniente usar alguna de las aplicaciones existentes a tal efecto. Es cierto que desde Windows podemos dividir la pantalla en dos mitades, o más bien distribuir dos aplicaciones a media pantalla cada una en modo vertical solo con elegir cada una de ellas y pulsar la tecla de Windows y la flecha izquierda o derecha, según queramos ubicarlas. Pero para distribuir el monitor en 4 ya es más complejo, así que mejor recurrir a programas View Split o Aquasnap, por citar un par de ejemplos.

 

Conectividad

Aunque ya hemos mencionado la existencia de los cuatro puertos HDMI, la conectividad del dispositivo no se queda solo aquí. El dispositivo cuenta también con el moderno puerto DisplayPort, así que no te costará trabajo sacarle el máximo partido a esta tecnología en lo que a reproducción de imagen se refiere. El dispositivo también cuenta con puerto USB-C, con el que cargar a toda velocidad cualquier dispositivo de forma cómoda.

Y aunque no forma parte estrictamente de lo que tiene que ver con la conectividad, el modelo incluye también un par de altavoces de 10 vatios de potencia cada uno con una calidad Clear Audio. Así que si quieres prescindir de los altavoces convencionales y usar los incluidos podrás hacerlo, con una calidad de salida similar a la que tendría un televisor 4K actual de alta gama. Por cierto, ya que hablamos de sonido, el monitor también cuenta con salida de auriculares, aunque situada en la parte trasera del producto. DE todos modos, todo el panel de conexiones queda en una zona que es relativamente fácil de acceder a poco que conozcamos y manejemos un poco el dispositivo.

 

 

Mando a distancia

Otra de las novedades que tiene este televisor de gran tamaño es que incluye mando a distancia. Algo esperable para un dispositivo que, seguramente, se acabe convirtiendo en un televisor con solo conectarle un Smart TV Box o un decodificador de televisión digital. Este mando a distancia es bastante sencillo de utilizar aunque al tiempo incluye todas las funciones necesarias para gestionar adecuadamente el espacio de forma remota.

Entre estas opciones tenemos la de ajustar el volumen de los altavoces incluido y también de ajustar el brillo, lo que viene bien para ver emisiones de televisión o cuando cambiamos de fuente. Para estos usos, el producto también incorpora un modo de imagen y un modo de juego, lo que personaliza la presentación en pantalla dependiendo del uso concreto que le estemos dando a la pantalla. Un pequeño extra que nos demuestra que este monitor tiene más elementos de televisor de los que podíamos pensar.

 

Disponibilidad y precio

Para quien ya esté pensando en hacerse con este espectacular monitor, la buena noticia es que para su tamaño no tiene un precio especialmente elevado. En concreto, el monitor LG 43UD79-B tiene un coste actual de unos 550 euros aproximadamente, siendo incluso más económico que otras opciones existentes en el mercado, cuyo coste ronda los 800 euros. De todos modos, conviene recordar que hablamos de un producto muy específico así que su compra debe ser meditada previamente para ver si es realmente lo que necesitamos.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments