Los auriculares, el aislante de nuestra sociedad

Última actualización: 05.07.20

 

Aunque no existen cifras claras de ventas ni tampoco de usuarios en lo que a los auriculares se refiere, sí es cierto que basta subir a cualquier medio de transporte, pasar por delante de una facultad o simplemente sentarnos en un banco a ver pasar la gente para comprobar la gran cantidad de usuarios que tienen estos productos actualmente.

Algo razonable, considerando el auge de productos dotados con la capacidad de reproducción de sonido como son los móviles actuales o los reproductores de MP3, por citar algunos. Sin embargo, también es cierto que estos auriculares suponen una especie de aislamiento del entorno que nos rodea, en un fenómeno que cada vez está más presente entre nosotros.

Y es que el mejor hecho de llevar puestos uno de estos auriculares, especialmente en los modelos inalámbricos, genera un aislamiento de la persona respecto de su entorno más que considerable, al tiempo que lanza un mensaje a quienes nos rodean: no quiero saber nada de nadie… Un fenómeno que empezó a percibirse por los expertos con la llegada de los primeros iPods.

Sin embargo, en aquellos tiempos no se percibía como algo negativo, sino como algo que servía para desconectar y tener un poco de espacio personal. Un efecto que, hoy día, se mantiene, pero que debido al mal uso de estos dispositivos se ha visto pervertido.

 

El abuso nunca es bueno

Y es que en los últimos años nos encontramos con una tendencia en la que los auriculares se han convertido en productos que cada vez nos aíslan más físicamente de los demás. La prueba la tenemos en los modernos auriculares inalámbricos que, con la pretensión inicial de eliminar el ruido del entorno, se han convertido en un elemento con que podemos encerrarnos literalmente en nuestro mundo y lanzar ese mensaje de aislamiento a las personas que nos rodean.

 

 

Pero a este problema hay que sumarle también el hecho del mal uso que a veces les damos a estos dispositivos. Algo que no solo tiene que ver con el uso abusivo del producto, sino con su presencia en lo que a afrontar nuestras relaciones sociales se refiere. Y es que no es extraño ver gente que entra a un comercio y ni siquiera se quita los auriculares para dirigirse al dependiente. O incluso esa persona que no corta su conversación ni para comprar el pan y que muestra el grado al cual algunas personas pueden llegar en lo que al aislamiento del resto de personas que nos rodea se refiere.

 

La culpa no es de los auriculares

De todos modos, es importante tener en cuenta que este problema no es culpa de los auriculares, igual que un cuchillo no es una herramienta peligrosa a menos que se utilice de forma incorrecta. Sí es cierto que el grado de aislamiento y el diseño actual de estos productos contribuyen a ese aislamiento, pero esto depende también del uso que hagamos de esos dispositivos.

Y es que si utilizamos estos auriculares a todas horas, incluso dentro de casa y mientras “hablamos” con nuestra familia, es evidente que el problema lo tenemos nosotros. Algo que deberíamos limitar, en la medida de lo posible, para mantener un entorno familiar más saludable. Algo parecido deberíamos hacer cuando acudamos a algún establecimiento o con aquellas personas a las que vayamos a tratar de algún negocio o bien nuestros compañeros de trabajo. Elementos que son de un simple respeto básico hacia las personas que nos rodean.

 

Los efectos positivos

Llegados a este punto, quizá pienses que los psicólogos solo tienen pensamientos negativos de estos productos. Pero según sus propias declaraciones, esto no es del todo cierto. Y es que pese a señalar claramente sus efectos negativos, muchos de ellos también destacan  algunos aspectos positivos generados por los auriculares, aunque siempre partiendo de la premisa de un uso responsable.

 

 

Uno de ellos ya lo hemos comentado y, sin duda, es el principal beneficio de este producto. Y es que ese aislamiento que conseguimos puede servirnos para descansar la mente, para centrarnos en nuestros pensamientos o simplemente para pedir un tiempo muerto. El hecho de que sea un elemento visual para los demás ya les puede hacer suponer que no tenemos ganas de hablar mucho con los demás.

De hecho, si tenemos en cuenta que vivimos en un mundo altamente social precisamente por culpa de las buenas tecnologías, este aislamiento puede ayudarnos a contar con un espacio cerrado y que será muy útil para reflexionar, para tener un momento tranquilo o simplemente para disfrutar del placer de no tener nada que hacer ni qué pensar.

 

Cuestión de seguridad

Hemos hablado hasta ahora de las implicaciones sociales que tienen estos productos, pero hay otro aspecto esencial que también debemos tener en cuenta: la seguridad. Y es que el nivel de aislamiento que generan algunos auriculares es tan elevado que puede suponer un problema para nuestra propia seguridad a la hora de ir por la calle.

Pongámonos en situación. Vamos andando por la calle con nuestros auriculares inalámbricos puestos, escuchando nuestra música o nuestro programa favorito y en un momento dado paramos la reproducción. Es altamente probable que en este momento no escuchemos absolutamente nada de lo que nos rodea.

En teoría, el objetivo de unos buenos auriculares es justamente este, aislarnos del ruido exterior. Pero esto puede ser un problema si estamos en una gran ciudad rodeados de coches y rodeados de otros riesgos que convenga escuchar. Por eso, es clave que el uso de estos productos sea adecuado y que no se utilicen en aquellas situaciones en las que sea preciso mantener una vigilancia activa de nuestro entorno.

Este aspecto es aún más importante cuando conducimos cualquier vehículo, como puede ser una bicicleta, una moto o un patinete eléctrico. En estos casos, incluso es la propia legislación la que nos prohíbe el uso de este tipo de auriculares, por el riesgo que esto implica para nuestra integridad física y la de los que nos rodean. Así que, además de mantener a raya ese aislamiento social que hemos comentado antes, también es clave mantenernos seguros a la hora de usar estos dispositivos.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments