Los bolígrafos de Pininfarina Segno y su apuesta al futuro

Última actualización: 23.08.19

 

Cualquier persona creería que los bolígrafos tienen los días contados en esta época de grandes avances tecnológicos, sin embargo, algunas empresas siguen apostando por su evolución y desarrollo. Tal es el caso de las compañías Napkin y Pininfarina, que se han unido para crear una serie de bolígrafos llamados Pininfarina Segno, que tienen diseños totalmente innovadores y funcionales. La premisa de estos bolígrafos es que no necesitan tinta, pero su historia, diseño y uso son más complejos que esto, por lo que hemos elaborado un artículo con los detalles más curiosos sobre estas herramientas de escritura.

 

Es importante resaltar que el diseño actual de los bolígrafos Pininfarina Segno tiene un acabado meticuloso, minimalista, elegante y con un aspecto atemporal, pero recientemente la empresa ofreció al mercado una serie de productos con un diseño más tradicional, especialmente fabricados para conmemorar los 500 años de la muerte de Leonardo Da Vinci. Entre estos accesorios resaltan principalmente los bolígrafos de la serie Cambiano.

Es un hecho que el diseño de esta serie de bolígrafos es tan simple como atractivo, sin embargo, las líneas utilizadas para crear su estructura tienen una particular apariencia rústica y antigua. Esto se debe a que la empresa ha basado gran parte de los diseños en un método anteriormente usado por el pintor, por lo que también es un homenaje.

 

El uso de la punta de plata y el legado de Leonardo Da Vinci

En el pasado, el genio renacentista solía colocar una punta de plata en sus plumas para trazar sobre un papel previamente tratado, de esta manera, el inventor no se veía en la necesidad de humedecer o recargar constantemente su pluma en la tinta. Además, este método le permitía mover con fluidez su pluma para crear obras más precisas.

Diversos artistas utilizaron posteriormente este método para hacer bocetos de sus proyectos, ya que el trazo creado otorgaba un aspecto brillante, suave y voluminoso, por lo que brindaba una luz delicada en el dibujo, además, era un trazo igual de permanente que el proporcionado por los bolígrafos actuales.

No obstante, el bolígrafo con punta de plata perdía funcionalidad si no era tratada previamente la hoja o pergamino. En este sentido, Da Vinci elaboraba una mezcla de huesos en polvo, goma arábiga, agua y otros pigmentos para proporcionar el color, después humedecía la superficie de trabajo con esta mezcla y dejaba actuar. Al tocar la punta de plata con la superficie del pergamino, automáticamente se producía el proceso de oxidación y marcaba permanentemente el pergamino. 

Este era el método que utilizaba el visionario pintor para crear las obras y proyectos que revolucionaron al mundo. Solo hay que pensar en las miles de páginas que incluían notas, dibujos y análisis, que de otra manera le hubieran tomado mucho tiempo realizar.

 

 

Las empresas Napkin y Pininfarina

En la actualidad, dos empresas italianas se han inspirado en este método para recrear la precisión, intensidad y fluidez con que Da Vinci logró la mayoría de sus obras más populares, hoy conocidas en todo el mundo.

Napkin es una empresa de papelería, especializada en mejorar los clásicos materiales y objetos de oficina. Por otro lado, Pininfarina es un gran compañía de impacto internacional, mayormente dedicada a elaborar diseños para la industria automotriz y ferroviaria.

Ambas tenían un gran interés creativo, presta vez han dirigido sus esfuerzos a mejorar la calidad de la escritura actual y sobre todo a innovar en el mercado, por lo que encontraron un punto medio en sus actividades para rediseñar un objeto tan básico, útil y altamente comercializado como lo es el bolígrafo. Así fue que nació la marca Pininfarina Segno, dedicada a la escritura y accesorios.

En el año 2015, esta empresa logró una revolución en el mercado al sacar el primer bolígrafo con la punta Ethergraf, una nueva tecnología que prometió adaptar el concepto de Leonardo da Vinci al mundo moderno. La principal característica de esta punta era que no necesitaba tinta para escribir, sino que podía durar toda la vida. Asimismo, no es necesario modificar las características del papel como lo hizo da Vinci, sino que puede ser usada sobre cualquier tipo de soporte.

 

La punta Ethergraf

Ethergraf es el nombre de la aleación de metal que conforma la punta de estos bolígrafos, pero el término es utilizado para referirse a los instrumentos de este tipo. El principio sobre el que trabaja este material es básicamente el mismo que el utilizado con la punta de plata, en el que se produce un proceso de oxidación durante la fricción entre la punta del bolígrafo y la hoja.

El metal utilizado para elaborar la punta brinda flexibilidad, resistencia, porosidad y posibilidad de ser moldeado a una cierta temperatura. Por esta razón, después de un proceso de microfusión y enfriado, la punta se moldea y pule delicadamente para ser colocada en el bolígrafo de tu preferencia, según los modelos de Pininfarina. Por otro lado, debes saber que el material en bruto cuenta con los colores dorado, tonos de amarillo, azul e incluso púrpura, pero una vez procesados brindan un tono plateado y gris.

Este proceso y el tipo de material le brindan una resistencia superior a la punta del bolígrafo, por lo que es a prueba de agua, no conduce la electricidad, no se desgasta y no mancha la ropa como los instrumentos de escritura tradicional. No en vano ha sido comercializado como el bolígrafo que puede durar toda una vida.

El trazo que logran los bolígrafos Ethergraf puede ser comparado con el de los lápices, es decir, que el color es parecido al grafito, al contrario de la tinta oscura que crean los bolígrafos tradicionales, de esta manera, el resultado es una marca precisa y ligera, descrita así por el fabricante, sin embargo, este instrumento no necesita ser afiliado y tampoco pierde eficacia con el tiempo de uso.

 

 

Los bolígrafos más destacados de Pininfarina Segno

Pininfarina Segno ofrece variados modelos, con igual calidad pero con múltiples diseños. Entre estos se encuentra el Tobacco de Forever, con la misma premisa de durabilidad con la punta Ethergraf, pero con un diseño que asemeja el tabaco cubano. 

Por otro lado, el Cambiano es considerado por muchos como el mejor bolígrafo de la marca y el más nuevo en el mercado, cuenta con un cuerpo de aluminio y madera nogal resistente y de gran atractivo. Además, tiene la innovadora punta Ethergraf, pesa 55 gramos y mide 16,5 cm. Por si fuera poco, puedes encontrarlo en varias ediciones y diferentes colores.

Otro de los más populares es el Aero, que ofrece un diseño futurista con líneas simples, elaborado con aluminio aeroespacial, lo que le brinda una ligereza de apenas 17 g. También, es necesario destacar que gracias a su punta Ethergraf ha sido utilizado efectivamente por astronautas en condiciones de gravedad cero.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...