Mantén el estado de disco duro SSD bajo control

Última actualización: 05.07.20

 

No podemos dejar de reconocer que los discos duros SSD son una auténtica revolución en el mercado informático. Son mucho más rápidos que los discos convencionales, son extremadamente silenciosos, reducen el consumo de energía en cualquier equipo y además tienen un funcionamiento más sencillo que los modelos de siempre, al prescindir de las piezas mecánicas de los discos convencionales.

Sin embargo, esto no quiere decir que sean discos indestructibles. De hecho, estas unidades requieren de un control más exhaustivo en lo que a su estado de salud se refiere, especialmente en caso de que se utilicen de forma intensiva. Por suerte, el fallo de los diferentes sectores del disco duro SSD es algo que ya está previsto, hasta el punto de que todos los discos incluyen una parte de sectores de almacenamiento de reserva, con los que ir supliendo aquellos sectores que se vayan deteriorando con el paso del tiempo.

Aun así, mantener un adecuado control del estado del disco duro SSD sigue siendo clave. Una tarea en la que disponemos de una buena cantidad de aplicaciones con las que lograr buenos resultados. Vamos a ver algunas de las mejores aplicaciones para revisar tu disco duro SSD, ver su estado de salud y evitar un fallo catastrófico del mismo, que pueda acabar por fulminar nuestros datos… o nuestra cartera.

 

CrystalDisk Info

Es posible que el nombre de CrystalDisk te resulte familiar si sueles hacer pruebas de benchmark de dispositivos. Y es que la aplicación que presentamos pertenece al mismo desarrollador de este programa para verificar las capacidades y rendimientos de tu disco duro convencional. En este caso, CrystalDisk Info nos permite valorar de forma eficiente el estado de cualquier disco duro SSD que tengamos instalado en nuestro equipo.

Para ello, el programa ejecuta una serie de pruebas sobre el disco duro a fin de verificar su salud, mostrando los resultados directamente en pantalla. Entre estos datos tenemos los más básicos, como el número de serie, las características soportadas o la letra de la unidad, junto a otros datos que son los que seguramente nos interesen, los del resultado de su análisis.

Entre los parámetros que utiliza el programa para determinar el estado de salud del disco se tienen en cuenta los tiempos de arranque, los sectores reasignados, los sectores no corregibles o la tasa de errores de escritura y lectura. Todos estos parámetros se acompañan de otros más fáciles de medir, como el número de horas que lleva el disco encendido o cuantos encendidos ha ejecutado. Con todos estos datos, así como con el histórico que el programa va almacenando, la aplicación nos indica si el estado de salud del disco duro es bueno o no tanto, de cara a plantear su reemplazo antes de un fallo catastrófico.

 

 

HWiNFO

HWiNFO es otra opción interesante para conocer el estado de un disco duro SSD y estimar el resto de su vida útil. En concreto, hablamos de una aplicación que tiene la capacidad de leer el SMART de cualquier disco duro SSD, accediendo así a los datos básicos de temperatura, estado, lectura y escritura del mismo, a fin de valorar su estado de salud y su necesidad, o no, de reemplazo.

Esta aplicación tiene el inconveniente de que los datos accesibles son aquellos que el fabricante haya decidido dejar abiertos, tal como pasa con otras muchas de estas aplicaciones. Así que dependiendo de lo transparente que sea la función del disco duro que hayamos comprado vamos a poder acceder a más o menos datos. Lo que si nos ofrece el disco es una indicación de si el disco duro falla o bien si está cercano al fin de su vida útil, indicado además el porcentaje de esa vida útil que le queda, si es que su fin empieza a acercarse. Una opción interesante y portable aunque no es demasiado amable en lo que a la interfaz y presentación de resultados se refiere.

 

SSDLife Pro

Es posible que la aplicación que hemos comentado sea demasiado compleja para ti, o simplemente prefieras una forma más sencilla de evaluar tu disco duro SSD. Si este es tu caso, SSDLife Pro es una buena alternativa. Este producto tiene un funcionamiento bastante más sencillo y carece de todos los datos técnicos que hemos indicado anteriormente, que es posible que no sean de tu intereses si eres un usuario de tipo básico.

En este caso, la interfaz del programa es extremadamente sencilla y fácil de usar. En ella encontraremos una pestaña por cada disco duro SSD que tengamos instalado en el equipo. Al ejecutar el análisis, el programa revisa las horas de uso del mismo, los datos escritos y el número de encendidos, procediendo a evaluar su salud y conveniencia o no de cambiarlo. Un parámetro en el que se considera, principalmente, la reserva de sectores de recambio pero también otros elementos. Una vez ejecutado el test, se nos indica si el disco duro está en un buen estado o no, así como la estimación del tiempo de vida que le queda al dispositivo. Una aplicación gratuita e incluso en versión portable, para que sea aún más fácil usarla.

 

 

Aplicaciones del fabricante

Además de las aplicaciones que hemos comentado hasta ahora, prácticamente todos los fabricantes de discos duros del mercado tienen sus propias aplicaciones para el control de la salud y la gestión de sus discos duros. Estas aplicaciones tienen la ventaja adicional de que no solo nos dicen cómo de bien, o de mal, está nuestro disco duro SSD, sino que también nos pueden servir para realizar tareas de mantenimiento, actualizar drivers y acceder a otras funciones que, en condiciones normales, no están disponibles en el resto de apps del mercado.

Por tanto, es altamente recomendable que tengamos dichas aplicaciones instaladas en nuestro disco duro SSD, siendo el proceso tan fácil como acceder a la web del fabricante, ver la suite o el programa que corresponda al modelo de disco duro SSD que hayamos comprado, descargar el software e instalarlo en nuestro PC.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments