Officiser: un reposapiés que permite ejercitarse en la oficina

Última actualización: 03.04.20

 

Una de las quejas comunes de las personas que trabajan muchas horas en la oficina es que este tiempo los deja exhaustos y pierden todo el interés en hacer actividad física al regresar a casa. Para intentar solucionar este problema los fabricantes han desarrollado el Officiser, un producto que funciona como reposapiés y permite ejercitarse en el lugar de trabajo.

 

Ante la falta de tiempo para hacer actividad física en un gimnasio o debido a los períodos que se pierden debido al tráfico de las grandes ciudades, muchas personas terminan siendo sedentarias, lo que a su vez genera una serie de problemas perjudiciales para la salud, que pueden llegar a afectar durante la vejez. Por otro lado, aunque el mercado laboral está cambiando cada vez y ya las personas no necesariamente deben ir a una oficina todos los días para hacer su trabajo, aún son muchos los empleados que pasan horas frente a un ordenador y, que por ello, ven afectada su calidad de vida y también la calidad en el ambiente laboral.

Existen estudios que registran que en los llamados países desarrollados, se estima que las personas llegan a pasar un total de 8 horas sentados, teniendo en cuenta que el plazo máximo recomendado es de 45 minutos seguidos. Como se observa, la relación entre el tiempo indicado por especialistas y el que las personas terminan pasando es bastante distante, representando un serio problema que necesita ser solucionado.

Por otro lado, más allá del tiempo como factor negativo, el problema real que las personas enfrentan tiene que ver con el bajo rango de actividad o movimiento durante este lapso. Este nivel de sedentarismo en la oficina termina perjudicando al empleado y en cierto modo también a la empresa. Las complicaciones más comunes asociadas a esta situación son los problemas cardiovasculares, dolores de cabeza, dificultad para la visión, dolencias en la región lumbar, los brazos y las muñecas.

 

Una solución: el Officiser

Con el objetivo de ofrecer una solución enmarcada en la ejecución de actividad deportiva y tras una serie de pruebas, ha surgido un producto llamado Keep Going On Officiser FR, que es presentado incluso como el mejor reposapiés, teniendo una función más allá del aporte de comodidad o del favorecimiento de una determinada postura.

La invención de este modelo fue hecha por Julee Kim, un coreano preocupado por la salud de los usuarios que trabajan en las oficinas, que se propuso aportar algún tipo de solución a todos los problemas de sedentarismo y sus consecuencias a corto, mediano y largo plazo. En este sentido, esta iniciativa intenta también evitar que el hecho de no tener tiempo para hacer actividad física en un gimnasio o incluso en casa, sea una excusa de los usuarios al momento de ejercitarse.

 

 

Estructura del Officiser

Para intentar cumplir un objetivo tan ambicioso, Kim tuvo que idear un producto con una estructura que fuera lo suficientemente revolucionaria para ofrecer el funcionamiento prometido. El resultado es un equipo que una vez instalado es capaz de emular una serie de movimientos de las disciplinas deportivas más comunes. Todo esto, con una apariencia bastante simple que puede considerarse como minimalista.

Lo primero que visualmente destaca en este reposapiés es su aspecto plano a simple vista, estando conformado por un par de bases en color plata, con complementos de goma para aportar estabilidad a la estructura, una vez que sea colocada en el lugar que elijas. A diferencia de los modelos de reposapiés regulares, este equipo cuenta con bases separadas para cada pie, siendo este el grande secreto de su éxito para la ejecución del movimiento y la obtención de comodidad cuando se encuentra en modo estático.

Las bases para los pies se unen a la estructura principal mediante una especie de resorte, que junto con otras piezas conforman un soporte robusto, que incluso puede girar en 360 grados, favoreciendo así el movimiento.

El modelo tiene un diseño bastante compacto y en total llega a pesar 1.3 kg, de modo que resulta fácil de llevar de un lugar a otro. Del mismo modo, la estructura es muy resistente, pues está fabricada en aluminio como material principal, siendo entonces capaz de soportar un total hasta de 40 kg.

En este reposapiés, el movimiento se genera de diversas formas, permitiendo simular una caminata cotidiana, pero también podría reproducir la rotación al hacer una carrera, sobre una bicicleta, una patineta y una tabla de surf. Ciertamente, para algunos casos es necesario colocar sobre la estructura un accesorio llamado Transboard, que es justamente una especie de tabla sobre la que se colocan los dos pies.

 

 

Adaptación tecnológica

Más allá de las propiedades de ergonomía y de facilidad para la ejecución de movimientos, un aspecto de gran importancia por el que el desarrollador de este modelo se preocupó, fue porque contara con adaptación tecnológica. Para ello, en la estructura interna del Officiser, es posible colocar el sensor principal del medidor de pasos o dispositivos similares y sincronizarse de esta forma con la respectiva aplicación móvil. De esta manera, será posible contar con el registro de la actividad física durante la jornada en la oficina, para que así puedas hacer los ajustes y mejoras correspondientes.

Según la información suministrada por el fabricante, se estima que si se emplea este equipo durante unas ocho horas diarias, se obtendrían los mismos beneficios respecto a la realización de un recorrido de 24 kilómetros de caminata. Siendo así, son resultados bastante atractivos y sobre todo provechosos para quienes estén sometidos a un sedentarismo muy alto y deseen incorporarse a la práctica de ejercicios de manera progresiva.

 

Función de masajes y precio

Otra particularidad de este reposapiés es que tiene una función de masajes, materializada en una pieza de la estructura llamada massage pad, que puede quitarse o ponerse, de acuerdo a las preferencias del momento y que permite hacer una estimulación en la zona del pie. Este modelo fue sometido a un proyecto de financiamiento colectivo y el coste estimado del mismo es de 134 euros, pudiendo adquirirse de forma individual o mediante una oferta especial para las empresas. Sin duda, este diseño de Julee Kim es un gran intento por mejorar las condiciones laborales de los empleados en la actualidad.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de