¿Por qué un TPV es una mejor inversión que una caja registradora?

Última actualización: 13.11.19

 

Hoy día, los avances tecnológicos han abierto una gran brecha entre el TPV y la caja registradora, tanto en sus funciones como en sus características. Algo que nos lleva a pensar cuándo nos conviene usar un producto y no otro. Conociendo mejor cada producto todo será mucho más fácil.

 

Pongámonos en situación… estás montando un nuevo negocio minorista y, dentro de las muchas cosas que tienes que buscar quizá se encuentre la mejor caja registradora que tu presupuesto te permita. Sin embargo, alguien te ha dicho que mejor que una caja registradora te conviene comprar un TPV, por todas las ventajas que te ofrece. ¿Las dudas te acosan y no lo acabas de tener claro? Pues con este artículo tendrás claro por qué en casi todos los casos es mejor disponer de un TPV que de una caja registradora.

 

Las diferencias

Aunque muchas personas tienden a confundir ambos dispositivos, la principal diferencia entre un TPV y una caja registradora es que el primer equipo funciona tomando como base un ordenador convencional, mientras que el segundo emplea un sistema y planteamiento propio del fabricante, lo que limita las funciones del equipo. Por tanto, con un TPV no solo disponemos de una caja registradora sino también de un PC completo para gestionar por completo nuestro negocio. Y hacer también todo lo que hacemos con un ordenador normal.

Por si fuera poco, el TPV nos permite acceder a más datos de nuestras ventas y operaciones, dado que permite discriminar entre clientes, crear facturas o incluso elaborar los registros y documentos contables que nos ayuden a gestionar nuestro día a día. Algo que nos ahorrará tiempo en nuestra gestión diaria, que al final se convertirá en dinero.

 

 

Qué nos aporta de más un TPV

La principal ventaja que nos aporta un TPV respecto de una caja registradora tiene que ver con la flexibilidad a la hora de trabajar. Al funcionar con un sistema abierto, un TPV nos permite personalizar por completo cada aspecto de su funcionamiento, lo que permite disponer de fotos de los productos, de pantallas táctiles con las que prescindir del ratón y con una mayor variedad de accesorios frente a la registradora. Así pues, con un TPV podemos usar cajones de efectivo y pistolas lectoras pero también podemos conectarle un datáfono, impresoras de tickets y otros muchos periféricos adicionales.

Otra ventaja del TPV frente a la caja registradora de siempre tiene que ver con la información de nuestro proceso comercial. Obtener informes en una caja registradora suele ser difícil, por las limitaciones de salida del dispositivo. Sin embargo, en el TPV es posible saber cuántas unidades de cada producto se han vendido, los datos necesarios para hacer arqueos de caja, el gasto por cada cliente que nos ha visitado y otros muchos datos.

Esa es otra ventaja de los TPVs frente a las cajas registradoras. Si quieres desarrollar tus políticas de marketing de forma eficiente, el TPV te ofrece todos los datos que necesitas, dado que incluso podrás contar con fichas personalizadas de clientes y mantener bajo control cada una de sus compras y operaciones. También vas a poder controlar tu logística, con el módulo correspondiente, de modo que conozcas en tiempo real el estado de tu almacén y puedas pedir aquellos productos que necesites. Los modelos más avanzados incluso permiten crear reglas de pedidos, de modo que si se rompe el stock de seguridad que hayamos establecido se genera un pedido automáticamente. Una función que tampoco vamos a encontrar en las registradoras.

Como aspecto final, tal como hemos mencionado antes, el TPV es un PC especialmente diseñado para este tipo de uso. Sin embargo, este PC puede seguir usándose para todo lo que lo necesites. Así que si quieres usarlo para publicar tus ofertas en redes sociales o gestionar tu correo corporativo, como ejemplos, vas a poder hacerlo sin problemas.

 

Los precios, a la par

Hubo un tiempo en que muchos usuarios que se planteaban comprar un TPV huían al conocer el coste de uno de estos dispositivos. Sin embargo, en la actualidad nos encontramos un mercado en el que el coste de un TPV y una caja registradora no son ya tan amplias como eran antaño. Especialmente si tenemos en cuenta todas las funciones avanzadas que este dispositivo añade a nuestra gestión.

Como referencia, una registradora de las más básicas del mercado tiene un precio de unos 150 a 200 euros, mientras que un TPV sencillo ronda los 250 euros. Si ya avanzamos algo más, los TPVs táctiles se acercan a unos 400 o 500 euros, mientras que las cajas más amplias llegan a los 300 euros, sin que su funcionalidad se acerque aún a la del citado TPV. Por tanto, las diferencias de precios son más estrechas hoy día.

 

 

Entonces, ¿no debería usar una caja registradora?

Llegados a este punto es posible que te imagines la respuesta a esa pregunta. No obstante, si hay algunos casos en los que el uso de la caja registradora si es más interesante que el de un TPV. No obstante, estos casos están vinculados por completo al tipo de negocio que manejemos y su complejidad, que son los elementos principales que nos van a dar la clave a la hora de tomar una decisión.

En general, apostar por una caja registradora será recomendable cuando nuestro negocio sea sencillo y no emplee demasiadas referencias de productos o servicios. Si no tenemos que manejar un portafolio amplio no hay problema en hacerlo directamente una registradora convencional. Casos como el de una peluquería de caballeros o una frutería sin muchas referencias podrían ser un par de ejemplos.

También es recomendable este tipo de usos cuando no necesitemos funciones de análisis avanzadas de nuestra actividad. Algo que, por otra parte, deberíamos tener disponible en casi cualquier negocio pero que es cierto que no es imprescindible en aquellos más básicos que hemos comentado. En estos casos no se hace necesario disponer de bases de datos con clientes y comportamientos de compra, frecuencia de uso y cuáles son los productos o servicios más comprados.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 3.50 de 5)
Loading...