Tu viejo tóner puede convertirse en pavimento para carreteras

Última actualización: 26.02.20

 

La fiebre del reciclaje y las novedades en este segmento son algo que no deja de sorprendernos. Una buena noticia en un contexto como el actual, en el que la demanda de recursos que volcamos sobre nuestro entorno y todo el planeta parece no conocer límites, alimentada en parte por un deseo de consumo irrefrenable.

Por suerte, dentro de los procesos relacionados con la reducción, reutilización y reciclaje de nuestros residuos cada vez son más las opciones tecnológicas que tenemos a nuestra disposición. Entre las novedades que hemos querido destacar se encuentra el proyecto TonerPave, con el que se utilizan viejos tóneres de impresora para el asfaltado de calles y carreteras.

 

En qué consiste

Técnicamente, la aplicación de TonerPave es sencilla. Hablamos de una mezcla diseñada con una combinación de una tonelada de asfalto convencional a la que se le añade el resto de  polvo de impresión de 100 de estos viejos tóneres de impresora, debidamente integrados en la mezcla. Por tanto, los tóneres forman parte de la masa de asfalto, tal como ocurre con el resto de elementos que encontramos en la misma.

En concreto, el proceso comienza con la extracción de los residuos de polvo de toner, formado especialmente de plásticos, pero que consta también de ceras, minerales y los propios elementos pigmentantes que sirven para la impresión. Unos ingredientes que se integran directamente en la mezcla y generan un asfalto más o menos normal en lo que a su procesado se refiere. Por tanto, este material puede utilizarse de la misma forma que el asfalto convencional, sin necesidad de recurrir a maquinaria concreta ni para su aplicación ni para su rematado.

 

 

Qué ventajas tiene

Frente al asfalto convencional, la mezcla de ingredientes adicionales que incluye este compuesto aporta algunas ventajas a este TonerPave. Entre estas ventajas tenemos la de contar con un material que demuestra una mayor rigidez en el pavimento frente a la mezcla convencional. Por tanto, el material soporta mejor el uso convencional, con un desgaste de la superficie de rodadura más ajustado y reducido que esa mezcla de siempre. Algo que se traduce en mayor seguridad para los conductores y también un menor coste por tonelada final de producto, al reducir la dependencia del petróleo y de otros ingredientes de alto coste ecológico.

En paralelo, esta tecnología resulta ser en torno a un 40% más barata que la elaboración de asfalto convencional. Así que basta con añadir un poco de este polvo de tóner a un asfalto de siempre para reducir de forma considerable su coste, tanto en su instalación como su mantenimiento futuro, por esa durabilidad mejorada que hemos comentado.

 

Los resultados

A día de hoy, esta compañía ha utilizado en torno a 1.600 toneladas de este polvo residual para integrarlo dentro de sus asfaltos. Un material que procede de más de 22.000 toneladas de toners, botellas y otros soportes de tinta que los australianos han ido reciclando desde que la llegada del nuevo siglo, fecha en la que TonerPave empezó con sus operaciones.

En términos ecológicos, cada tonelada de MTP utilizada en el proceso de elaboración de asfalto permite reemplazar en torno a 600 kilos de compuestos bituminosos y otros 400 kilos de polvos especialmente finos y contaminantes en el proceso de elaboración de este asfalto. Algo que se traduce en que el uso de una tonelada de este polvo permite evitar el lanzamiento de 270 kilos de gases invernadero a la atmósfera. Una cifra que, multiplicada por las 1.600 toneladas de este polvo que han sido usadas hasta ahora, se traduce en más de 430 toneladas de CO2 que no ha sido necesario verter al medio ambiente.

 

 

El resto de elementos

Como hemos comentado, la base de este proceso de reciclaje es el resto de tóner de tinta presente en los tóneres viejos o descartados, así como otros restos de tinta similares. Sin embargo, el proceso de reciclaje no para aquí, puesto que los tóneres y sus elementos también pasan por un proceso similar.

En concreto, en el proceso de búsqueda de ese polvo de tóner también se procede a extraer del producto tanto los metales como los demás plásticos que pueda tener, tanto en la carcasa como en el interior del tóner. Estos materiales también se reciclan, cada uno conforme a su naturaleza, de modo que no se desaproveche nada en el proceso. En total, son más de 20.000 toneladas de materiales las que han podido recuperarse, conforme a los datos que hemos comentado anteriormente.

 

El problema

El principal problema que encuentra esta empresa, compartido por otras grandes compañías con ideas geniales para reciclar todo tipo de residuos, es la falta de colaboración ciudadana y empresarial. Algo que se percibe al ver las cifras que la compañía ha reciclado desde 2001, en torno a 22.000 toneladas, frente al consumo de este tipo de productos por parte del país. Algo complicado de determinar, dado que no existen cifras claras respecto de cuántas unidades o toneladas de este tipo de productos se usan al año, pero que seguramente sean muchas las que la empresa ha reciclado hasta ahora.

Un problema que tiene que ver, principalmente, con la falta de compromiso social de muchas empresas, que aunque incluyen el reciclaje dentro de su responsabilidad social corporativa, no lo hacen con todos los productos o realmente no cumplen con estos planteamientos. Algo parecido a lo que ocurre a los usuarios de a pie, aunque en este caso el volumen de tóner que este segmento gasta es bastante más reducido del que se usa en el sector empresarial.

A este problema se suma uno más, aunque en este caso el planeta lo agradece. Hablamos de los propios programas de reciclaje de tóneres y otros elementos similares que los propios fabricantes tienen, de modo que estos recogen a domicilio o sin coste los diferentes cartuchos, tóneres y demás elementos de impresión que ya hayan sido utilizados. Algunos se rellenan, verifican y vuelven al mercado, mientras que otros se reciclan de forma adecuada. En ambos casos, al menos son residuos que no acaban en un vertedero, como ocurre con los que se tiran a la basura de siempre.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...